Economía

EIU: “crecimiento económico en Nicaragua se desacelerará entre 2022 y 2026”

Unidad de Inteligencia, de ‘The Economist’. Control absoluto” le permitirá a Ortega y Murillo fortalecer “su régimen autoritario dinástico”

La Unidad de Inteligencia de la prestigiosa revista británica The Economist (EIU, por sus siglas en inglés) afirma en su informe de junio que el crecimiento económico de Nicaragua se “desacelera notablemente” este año y estima que el presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, ejercerán “su control absoluto sobre las instituciones estatales y las fuerzas de seguridad” lo que les “permitirá continuar fortaleciendo su régimen autoritario dinástico”.

“Habrá un riesgo de intervencionismo estatal ad hoc, principalmente en términos de aplicación de impuestos y regulaciones, destinado a socavar a los opositores al régimen”, señala el informe. 

Explica que la recuperación de 2021, calculada en un crecimiento del 10.3% del PIB, fue “impulsada en gran medida por condiciones externas extremadamente favorables, que ayudaron a la economía a recuperarse rápidamente a los niveles anteriores a la pandemia”. Sin embargo, EIU advierte que “se espera que el crecimiento se desacelere notablemente en 2022-2026, por “una moderación de la demanda externa, un clima de inversión deficiente, y un débil crecimiento del crédito”. 

La publicación estima un crecimiento del PIB de 2.1% para 2022; de 2.4% en 2023, y de 2.1% en 2024. Para los tres años siguientes estiman un crecimiento de 2.1%, 2.0% y 2.1%, respectivamente. 

“Los conflictos políticos recurrentes y la débil confianza en el Estado de derecho, someterán las perspectivas de crecimiento, a pesar de las oportunidades lucrativas en la minería, energía y manufactura. Por lo tanto, Nicaragua seguirá siendo uno de los países más pobres de América Central”, apunta el informe. 

Aunque la publicación prevé que Estados Unidos y sus aliados “mantendrán la presión sobre el régimen nicaragüense para que emprenda reformas a favor de la democracia” y se cree que “se abstendrán de imponer sanciones desestabilizadoras en toda la economía” admite que “existen riesgos para esta suposición”.

Esfuerzos por socavar la democracia y el rol de China

El informe insiste que la oposición pública a Ortega Murillo ha sido “sustancial”, como lo demostraron las protestas de 2018 y por ello “desde entonces el régimen no ha hecho más que aumentar sus esfuerzos para sofocar por la fuerza el sentimiento antigubernamental”. 

EIU menciona que aunque “la represión sistemática ha permitido que el régimen sandinista ejerza un control ininterrumpido sobre el proceso electoral, la victoria se ha producido a costa de una fuerte condena internacional y una nueva serie de sanciones diplomáticas y financieras por parte de Estados Unidos”.

“Para evitar la creciente presión de la comunidad internacional, el régimen de Ortega cortó los lazos oficiales con Taiwán en diciembre de 2021 y cambió el reconocimiento diplomático a China, asegurando una fuente alternativa de asistencia financiera como aislamiento de la presión estadounidense”, dice el texto. 

Recuerda que, en enero de este año, Nicaragua firmó un Memorando de Entendimiento para formar parte de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China. “Esto promete importantes flujos de inversión, cuya perspectiva también se utilizará para presionar a la comunidad empresarial local para que intensifique su inversión nacional, y su apoyo político al Gobierno de Nicaragua”, sostiene el informe.

Según EIU, “la medida en que el régimen pueda aprovechar el apoyo chino para su beneficio político, dependerá del volumen de asistencia financiera que China esté dispuesta a proporcionar, cómo respondan los empresarios nacionales, y cómo reaccione Estados Unidos al cambio en la alineación internacional de Nicaragua”. 

En el caso de la relación con Estados Unidos, pronostica que “finalmente no buscará la exclusión de Nicaragua” del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (DR-Cafta, por sus siglas en inglés), porque “no solo sería complicado desde una perspectiva legal, sino que también impondría severas dificultades económicas a los nicaragüenses comunes y podría tener efectos colaterales negativos significativos para la región centroamericana en general”.

Prioridad será “consolidación fiscal”

Según EIU, “la prioridad a corto plazo del Gobierno de Ortega será la consolidación fiscal, particularmente porque enfrenta una carga de amortización relativamente pesada en el período de pronóstico”.

“Aunque el financiamiento chino (tanto dentro como fuera del presupuesto) brindará un respiro, no obviará la necesidad de medidas de ajuste del cinturón por completo”, pronostica el informe.

Advierte que el “principal riesgo” para sus previsiones “se centra en la generosidad de la asistencia financiera china” porque “si esto resulta decepcionante, la política fiscal será más contractiva de lo que actualmente proyectamos”.

Dificultad para elecciones

Incluso si las presiones políticas y económicas sobre el Gobierno de Ortega y Murillo “aumentaran considerablemente”, EIU insiste que “no esperaría que los líderes de Nicaragua fueran disuadidos de su curso actual o fácilmente desalojados del poder”.

“Aunque el Gobierno puede dejar entrever la posibilidad de restaurar selectivamente los derechos legales de ciertos candidatos o partidos de la oposición en el período previo a estas elecciones, posiblemente como una concesión a la comunidad empresarial”, siguen siendo “muy escépticos sobre las perspectivas de una votación verdaderamente competitiva mientras Ortega permanezca en el poder”, advierte el informe.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend