Economía

Juez embarga a Walmart de Nicaragua por casi C$ 32.5 millones

Embargo es por un juicio iniciado en su contra por Inversiones Parque Industrial Nejapa S.A. (Ipinsa)

Las cuentas de la Corporación de Supermercados Unidos (CSU), propiedad de Walmart Centroamérica, fueron embargadas por casi 32.5 millones de córdobas, cumpliendo la orden del Juzgado Décimo Segundo Distrito Civil Oral, circunscripción Managua, por un juicio iniciado en su contra por Inversiones Parque Industrial Nejapa S.A. (Ipinsa).

El embargo fue efectuado la mañana del martes 24 de agosto, cuando el juez Quinto de Ejecución y Embargos del municipio de Managua, Cristian Olivas Vílchez, se personó en el despacho de la vicegerente de la sucursal BAC carretera a Masaya, Jenniffer del Carmen Pacheco Galo, para efectuar el embargo.

La orden judicial afecta a dos cuentas de la empresa comercial: una en moneda extranjera, de la cual se congelaron 736 189.52 dólares, para responder por el monto principal embargado de 25.9 millones de córdobas; más otra en moneda nacional, de la cual se embargaron unos 6 491 940.03 córdobas, para cubrir “los intereses que se generen durante el proceso de ejecución hasta su efectivo pago, y las costas de ejecución, que no podrán exceder el 25% de lo demandado”.

La suma de ambos montos da un total de 32 459 700.16 córdobas, para responder por el juicio iniciado por Ipinsa, representada por Miguel Talavera García, quien declaró a Noticias 12, que la CSU arrendaba bodegas propiedad de ese parque industrial, por períodos de una década -renovables- hasta que en 2018, la empresa comercial decidió no ir más allá.

“En el contrato estaba la obligación que debían entregar la bodega en el mismo estado que se encontraba, a excepción por los años de uso de los pisos”, pero “dejaron daños materiales cuantiosos a la bodega, lo que motivó que Ipinsa requiriera a Walmart para un juicio arbitral”, utilizando los servicios de la Cámara de Comercio, explicó el letrado.

Al concluir el proceso, el tribunal resolvió, el 3 de noviembre de 2019, que la CSU debía pagarle 588 000 dólares a Ipinsa, pero la empresa recurrió de nulidad ante la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), alegando que el tribunal arbitral no había sido debidamente conformado, siempre según el relato que Talavera hizo al noticiero televisivo.

“La Sala Civil desestimó completamente el alegato, y en sentencia #93, del 6 de abril de 2021, la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, desestimó el recurso de nulidad, y confirmó que la empresa debía pagar los 588 000 dólares”, concluyó.

Respuesta de Walmart

Al conocerse la noticia, la empresa admitió de forma indirecta, a través de una nota de prensa, haber sufrido el embargo de algunas de sus cuentas. “Walmart Centroamérica es una empresa absolutamente respetuosa de las leyes de los países en que operamos, así como de las decisiones que tomen al respecto las instancias judiciales”, indica el comunicado.

“En este sentido, no vamos a referirnos a este tema, por respeto al proceso judicial que está en curso. Tenemos plena confianza de que hemos actuado de forma ética y correcta, y al amparo del derecho que nos asiste de dirimir cualquier conflicto ante los tribunales de justicia”, prosigue la nota.

Walmart ingresó a los mercados de Centroamérica en 2005 y abrió su primera tienda en Nicaragua con ese nombre en 2015. Es una empresa que depende de su filial mexicana, después que esta se fusionó con Walmart Centroamérica a partir de 2009, operando un total de 861 tiendas en el conjunto de los cinco países del istmo.

Dado el tamaño de una empresa como Walmart Centroamérica, el monto congelado no le impide seguir operando de forma normal, como lo expresaron ellos mismos en su comunicado, en el que aseguran que “mientras se da una resolución definitiva, aclaramos que esta situación no afecta las obligaciones contractuales contraídas con nuestros proveedores, ni nuestro acostumbrado nivel de excelencia en el servicio al cliente”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Economía

Share via
Send this to a friend