Share via

Dos nicaragüenses más se ahogan en las aguas del Río Bravo

Migrantes

Al menos 20 migrantes nicaragüenses han fallecido en las aguas del Río Bravo desde marzo de 2022. Hay una niña desaparecida


La lista de nicaragüenses que han fallecido en un intento por cruzar a los Estados Unidos se elevó a 20 este jueves, 19 de mayo de 2022, cuando las autoridades mexicanas recuperaron el cuerpo de Kevin Blass, un joven de 26 años, quien la madrugada de este lunes fuearrastrado por la corriente del Río Bravo que divide México y EE. UU.

El joven era originario de Managua, se dedicaba al comercio en un mercado y era papá de un niño de dos años. Según describió su familia tomó la decisión de irse porque la situación económica del país no mejoraba y su tramo ya no le daba ganancias.

“Nos dijo que cruzarían a las dos de la madrugada de hoy lunes, que el rio se oía furioso, pero debía ser esa madrugada porque ya estaba en el tiempo y no podían esperar. Me dijo que cruzaría con un grupo de siete personas. Estaba asustado porque era el último paso, pero ya estaba ahí”, dijo una amiga al medio Despacho 505 .

Un día antes de que las autoridades mexicanas recuperaran su cuerpo, se identificó el cadáver de Irma Huete Iglesias, de 25 años, quien viajó rumbo a los Estados Unidos junto a su hija de Sofía, de 4 años, y también fue arrastrada por la corriente del río. La tragedia ocurrió la madrugada de este martes y hasta el momento la menor se encuentra desaparecida, pero los familiares guardan la esperanza de encontrarla con vida.

Huete era originaria de Quilalí, pero vivía en Ocotal, ambos municipios de Nueva Segovia. Se dedicaba a trabajar como empleada doméstica, pero desde hace un tiempo no conseguía trabajo así que decidió irse en busca de mejores oportunidades. Su esposo ya había migrado a EE. UU. y con su ayuda logró ahorrar para emprender el viaje.

Piden ayuda para repatriar el cuerpo

Según explicó la familia de Irma a través de un video divulgado en TVNorte Ocotal, ya lograron hacer una videollamada de reconocimiento del cuerpo con las autoridades de México y una oenegé que le está brindado asesoramiento. Sin embargo, piden a la población que los ayuden a repatriar para darle sepultura en su natal Quilalí.

“Estamos con un dolor como padre y como familia y creemos en la gente de buen corazón en que si la vamos a traer para darle el último adiós. En este momento yo no tengo palabras para expresarme, pero con este dolor les digo que he sentido una tragedia dura porque por primera vez me está sucediendo”, dijo el papá de la joven, Luis Alfonso Huete, quien es pastor evangelico y está visiblemente afectado.

Los familiares explican que no saben nada sobre el paradero de la niña. Y piden a la población enviar cualquier ayuda a las cuentas Bancentro 107258204 o Banpro 10021210132380.

El fallecimiento de ambos nicaragüenses fue publicado en la página de Facebook Texas Nicaraguan Community, que brinda apoyo humanitario a los connacionales que llegan a EE. UU. y en los últimos meses se han convertido en un puente para encontrar a las familias de los que no sobrevivieron a la travesía.

Esta semana también arribó a Nicaragua el cuerpo de Luis Jimenez Meneses y Louis Jimenez Urbina, padre e hijo, originarios de Granada que murieron ahogados en el Río Bravo el pasado 10 de abril. De ellos se conserva una última foto donde se les ve en su paso por México.

Incrementan las muertes de migrantes nicas

Un monitoreo de CONFIDENCIAL calcula que entre el 4 de marzo y el 19 de mayo de 2022 han fallecido al menos 20 nicaragüenses, de estos nueve murieron en un intento por cruzar las aguas del Río Bravo, principalmente por la zona de Piedras Negras. Entre los fallecidos hay una niña y un niño de cuatro años.

La cifra de connacionales que perecieron podría ser mayor, según un conteo realizado por la Alianza Nicaragüense Americana de Derechos Humanos (Nahra, por sus siglas en inglés), que ofrece acompañamiento jurídico y asistencia social a los migrantes nicaragüenses que buscan refugio en EE. U.U. Este grupo reporta 17 fallecidos en abril.

Entre los nicaragüenses fallecidos hay ocho que perecieron en accidentes de tránsito, dos en una estampida humana que se desató en un tráiler abandonado y esta semana también se registró la muerte de una joven de 18 años que murió por un infarto en Tapachula, México.

El 40% de los fallecidos era de Managua, pero también se reportan deceso de personas de Matagalpa, León, Granada, Estelí, Nueva Segovia, Nueva Guinea y Chinandega. Asimismo, un 40% de estos nicaragüenses tenían entre 21 y 30 años, dos niños y una mujer embarazada. De esto siete perecieron en marzo, siete en abril y seis en lo que va de mayo.

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Share via
Send this to a friend