Share via

Guía | ¿Cómo enviar remesas a Nicaragua y administrarlas mejor?

Migrantes

¿Mandas remesas a Nicaragua? Lee estos consejos sobre cómo enviar y administrar las remesas para que tu sacrificio dé los frutos que soñaste


/ Cindy Regidor

El avance de la tecnología amplía las opciones para enviar remesas a Nicaragua, más allá de la clásica agencia de envío, transferencia de dinero, o los bancos. Diversas aplicaciones como RIA –tanto en Europa como en el continente americano–, Remitly, o la tarjeta virtual Mybambu, en Florida, son opciones que los remitentes de remesas aprovechan. En este artículo de Nicas Migrantes, de CONFIDENCIAL, te contamos los consejos para el envío de remesas a Nicaragua y cómo administrarlas mejor, según migrantes y especialistas.

Desde España, “Enrique” usa una aplicación llamada RIA para enviar dinero a Nicaragua, al costo de cinco euros por envío, que es lo mismo que le cuesta enviarla por Western Union. Asegura que sus hermanos prefieren retirar sus remesas en un banco, como Banpro o Lafise, porque –aunque ofrecen una tasa de cambio menor a la oficial– siempre mejor que la de Western Union.

“En Western Union me hacen muchas preguntas. Quieren saber a quién le estoy enviando dinero, y me ponen un límite de 1000 euros mensuales. Si quiero poner una remesa de 500 euros, y los receptores no tienen mis apellidos, no me dejan enviarla. Tengo que demostrar que quienes recibirán el dinero son mis hermanos, hermanas, mi padre o mi madre, para que me dejen mandar esa cantidad”, relata inconforme.

Otra queja de “Enrique” es que, cuando usaba los servicios de la agencia de envíos para mandar dinero a sus hermanos, ellos se presentaban a las oficinas de la empresa a retirarlo y, “sin importar la cantidad que les enviara, les entregaban solo una parte (60% a 70%) en dólares, y el resto en córdobas”.

Comparte que las opciones de envío por fuera de las aplicaciones digitales, le representan un alto costo, y más ahora que ha caído el valor del euro. “Tengo que depositar 58 euros para que mi familia reciba 50 dólares”, detalla.

“Donald” por su parte, cuenta con un abanico de opciones en Florida, gracias a la gran cantidad de migrantes latinoamericanos que conviven en las ciudades de esa península: desde agencias de envío como Western Union, Teledolar y Moneygram, que operan en tiendas de productos nicaragüenses desde donde ofrecen sus servicios, hasta aplicaciones como RIA y Remitly.

“Nunca he intentado enviar dinero de banco a banco, pero mi familia puede retirarlo en caja a través de Banpro, Lafise y BAC; recibir el depósito directo a su cuenta, retirarlos en un supermercado, o en un cajero automático”, relató.

Aunque tiene muchas opciones tradicionales, “Donald” prefiere enviar dinero a su familia usando alguna aplicación como RIA o Remitly, porque le sale más fácil: la transacción es inmediata, no tiene que transportarse hasta alguna lejana oficina, ni padecer el clima húmedo y caluroso de esa parte de Florida.

A modo de ejemplo detalla que un envío por medio de Remitly le cuesta 4.99 dólares, y el costo no varía con la cantidad enviada. En contraste, recuerda que “alguna vez envié dinero por medio de una agencia, y me costó ocho dólares, además que gasté 4.50 dólares en transporte, más el tiempo invertido”.

Agrega que “también hay una tarjeta virtual, que se llama Mybambu, que está asociada a una tarjeta física, recargable, de la marca Visa, para hacer los envíos a través de la App”.

La especialista nicaragüense en Finanzas Personales, Elaine Miranda, destaca la importancia de que tanto el migrante como su familia en Nicaragua se ‘bancaricen’, es decir que tengan cuentas en un banco, ya que puede ser una manera más práctica para enviar dinero.

Igualmente, agrega que –de esa manera– también se hacen el hábito de dejar algo de dinero en la cuenta en vez de gastarlo todo. Además, sostiene, es una manera de crear récord crediticio para solicitar un préstamo bancario. 

¿Con qué frecuencia es aconsejable enviar las remesas?

Quienes reciben las remesas en Nicaragua tienden a preferir envíos de menor cantidad, pero con mayor frecuencia, por lo general, semanales, afirma Miranda. Funcionan como “bocanadas de aire” constantes, compara. 

La especialista asegura que también “al inicio, es difícil enviar mensualmente porque el migrante está recién llegado y va ‘coyol quebrado, coyol comido’”. Sin embargo, aconseja que luego “es mejor ir pasando a envíos quincenales y luego mensuales, pues le sirve al migrante y a su familia para organizar mejor sus gastos”.

Presupuesto, indispensable para que la remesa sea útil

Un hábito clave para remitentes y receptores de remesas es organizar un presupuesto, asegura la nicaragüense que tiene alrededor de una década dedicada al acompañamiento profesional de las Finanzas Personales.

  • Como familia, asegura, es importante presupuestar de la manera más específica todos los gastos del hogar: la alimentación, educación, transporte, servicios, etc. A partir de ello, el migrante podrá saber cuánto dinero debe enviar indispensablemente para las necesidades básicas y cuánto es el monto ideal en el que también quepa el ahorro o una inversión, como, por ejemplo, adquirir una casa o terreno propio.
  • Si a quien envía la remesa se le complica su situación financiera, con el presupuesto organizado pueda hacer la distinción entre un monto mínimo obligatorio para las necesidades básicas y un monto mayor u “holgado” para las metas propuestas. Esa organización también ayudará a quien administra el dinero en el hogar que recibe la remesa.

Organizar un presupuesto también es necesario para el nicaragüense que vive y trabaja en el extranjero para enviar dinero a su familia en Nicaragua, sostiene.

  • “La persona que se va tiene que saber también cuánto necesita para vivir (en el país nuevo), cuánto tiene que pagar de alquiler, de comida, de transporte, cuánto tiene que mandar (de remesa) y cuánto tiene que ahorrar. El ahorro debe ser un rubro más porque es como un fondo de emergencia”, agrega.
  • Es crucial que exista un plan en conjunto (de quien se va y quien se queda) de cómo generar algún ingreso extra a partir de la remesa, para que no haya una dependencia total del migrante.

La especialista sostiene que la condición económica familiar mejora en la medida en que se administra mejor la remesa. Por ello, insiste en identificar formas para lograr apartar un excedente de la remesa para hacer una inversión, como, por ejemplo, un pequeño negocio.

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Share via
Send this to a friend