Share via

SIFAIS, un espacio de transformación social para nicaragüenses en La Carpio

Migrantes

A través de programas educativos y de formación de habilidades empoderan a nicaragüenses que viven en la comunidad costarricense


En La Carpio, un populoso barrio de San José, en Costa Rica, viven más de cincuenta mil personas, en su mayoría nicaragüenses, en la comunidad migrante más grande de Centroamérica. Ahí funciona el Sistema Integral de Formación Artística para Inclusión Social, SIFAIS, donde convergen diversas iniciativas que han empoderado a las personas que viven en la comunidad. 

Gracias a donativos de organizaciones e individuos, desde el año 2011 SIFAIS cuenta con diversos programas educativos y de formación de habilidades artísticas, ambientales, deportivas, así como formación técnica, en idiomas y musicales que benefician a alrededor de 5000 personas y los cuales están dirigidos por voluntarios. 

María Magdalena Pérez es una de las beneficiarias. Es de nacionalidad nicaragüense y emigró a Costa Rica hace 21 años, ahora es una de las estudiantes de SIFAIS en el programa  “Entrecosturas”.  “Cuando vine a Costa Rica no había terminado el colegio, intenté entrar a estudiar, pero las condiciones económicas me impidieron seguir”, relata.

María Magdalena Pérez juntos a su profesora María López en clases de “Entrecosturas” mientras confeccionan bandanas o pañuelos para el cuello. Foto: Katherine Estrada Téllez.

Conoció sobre Sifais hace cinco años, a través de amistades que habían participado en cursos y decidió visitar el lugar para saber qué opciones tenía. “Quería estudiar algo, independizarme… Me metí a Costura. Me ha ayudado mucho a empoderarme, agarrar más confianza a la hora de trabajar y hacer las cosas”, describe.

El objetivo de SIFAIS es brindar herramientas que permitan a las personas de la comunidad conocer sus habilidades y, a su vez, valerse por sí mismas. “La misión es generar en la población el autoconocimiento de que ‘yo sí puedo, yo soy capaz’ y de que el estigma solo está en la cabeza. Aquí se auto conocen y se auto ven capaces”, comenta Magdalena López, directora de Operaciones en SIFAIS.

El corazón del funcionamiento de SIFAIS es el voluntario, quien dona su tiempo para trabajar con las comunidades beneficiadas por la fundación. “Todos pueden venir, ya sea a ser voluntarios o ser estudiantes. Por ejemplo, la clase de “Entrecosturas” nació porque una estudiante quiso ser voluntaria y generó todo esto”, indica López.

Un jardín infantil privado gratuito para niñez migrante 

En SIFAIS se encuentra un jardín infantil gratuito donde atienden a personas menores de edad entre los tres y seis años de edad e imparten lecciones basadas en el desarrollo de conocimientos y habilidades a través de la metodología de aprendizaje Montessori.

Inició sus operaciones en mayo de 2013 con el objetivo de otorgar herramientas a sus alumnos que les permitan no solo desarrollarse y desenvolverse mejor en la escuela, sino también en el ámbito social y familiar. “Yo he visto cómo muchos menores que han pasado por SIFAIS han sobresalido obtenido becas u oportunidades. Son muy capaces y son más conscientes”, indica López, quien está certificada bajo dicho método de aprendizaje.

Yolanda Terry Talavera junto a un grupo de alumnos del jardín infantil de SIFAIS. Foto: Cindy Regidor.

López, en conjunto con  tres colaboradoras voluntarias de la comunidad, atienden alrededor de 35 niños, a quienes también les garantizan alimentación los tres tiempos de comida. Una de las guías del jardín infantil es Yolanda Terry Talavera, una joven nicaragüense que habita en esta comunidad, quien se muestra contenta de aportar con su tiempo y experiencia. 

“Tengo seis años ya de estar trabajando con los niños y  me gusta mucho porque ellos también se entretienen. Acá trabajan la motora fina, comienzan a hacer  bloques, colorear y a ellos les gusta mucho venir y participar en todas las actividades”, dice Talavera.

Los menores asisten de lunes a viernes, pero los fines de semana también se imparten clases de violín, flauta, ballet, boxeo y deportes a las que pueden inscribirse. 

Judo Carpio

Todos los días de la semana en el edificio de SIFAIS llamado Cueva de Luz hay mucha actividad y tráfico de personas que asisten a los diversos programas para jóvenes y niños. Uno de ellos es “Judo Carpio”, una academia deportiva que enseña este arte marcial a niños y jóvenes de la comunidad.  

Pequeños practicando  judo con la entrenadora Fiorella Mora, quien es voluntaria en SIFAIS. Foto: Cindy Regidor.

También es impartida por profesores voluntarios que practican el arte, como Fiorella Mora, quien todos los martes y jueves, de nueve a once de la mañana, comparte sus habilidades con niños y niñas de entre siete y ocho años de edad. “A los niños les gusta venir… Me dicen que es el único espacio aquí dentro de Carpio que es bastante amplio y donde pueden practicar”, comenta.

Dentro de las clases también se imparten charlas sobre la disciplina y los valores que representa el judo. “Yo siempre lo he visto como una disciplina… les digo que esa disciplina les va a ayudar a ellos conforme van creciendo, no solo en el deporte, sino en un futuro, en la escuela, en el trabajo”. 

Para las personas mayores de ocho años están las clases que imparte el sensei Ramón González, creador de este espacio, quien, de lunes a viernes, se reúne con más de 20 jóvenes  en el horario de 5:00 p. m. a 7:00 p. m.

Un espacio de orientación migratoria 

En SIFAIS, gracias a la Organización Internacional para las Migracione (OIM) también se ha creado un espacio de orientación en temas de regularización migratoria para los extranjeros que viven en La Carpio.

Es el personal de la OIM que se encarga de esta oficina y de realizar charlas, campañas de concientización e información migratoria dentro de las instalaciones. López explica que este espacio ha sido de gran ayuda para los extranjeros en La Carpio cuando se les complica ir a las oficinas de Migración costarricense. “Muchos no saben qué papel necesitan o dónde pedirlo… Cuando la persona viene aquí, viene con confianza y sabiendo que sí va a recibir algo, inclusive sin pagar”, detalla.

Uno de los pilares de trabajo de SIFAIS es que nadie cobra y nadie paga por participar en las diferentes actividades educacionales y proyectos desarrollados dentro del mismo. “Gracias a la buena voluntad este gran proyecto sigue en curso”, concluye López. 

En SIFAIS la población de La Carpio ha encontrado un espacio para desarrollar, lejos de los estereotipos, su potencial y talento, y ha retribuido a través del voluntariado sus aprendizajes a través de diversos programas que son anunciados en su página web, su página de Facebook e Instragram o por medio de su Whatsapp a través del número + 506 6312 2349.

 


Tu apoyo es imprescindible

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Share via
Send this to a friend