Centroamérica

“Lo quieren tener recluido sin necesidad”, José Rubén Zamora cumple cuatro meses en prisión

José Zamora: Lo que querían hacer con el arresto de mi papá era humillarlo, castigarlo y que cerrara elPeriódico, obligado a reducirse en un 80%

Este martes 29 de noviembre, el periodista José Rubén Zamora, director y fundador del diario elPeriódico de Guatemala, cumple cuatro meses de arresto, tras ser acusado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) de ese país, por supuesto “lavado de dinero” y “tráfico de influencia”. 

El reconocido periodista, quien en 2021 recibió el premio Periodismo Rey de España como medio destacado de Iberoamérica, enfrentó una campaña de acoso de parte de la Presidencia de Alejandro Giammattei, a quien señalan de ejecutar una persecución política contra su periódico, que ha destapado abusos de poder y corrupción de su Gobierno.

José Zamora, hijo de José Rubén Zamora y también periodista, asegura que el caso de su padre no tiene fundamentos y es un mensaje de parte del Gobierno de Giammattei para intimidar y dejar claro que “cualquier persona que quiera investigar o denunciar o fiscalizar al Estado va a ser perseguida”. 

En entrevista con el programa Esta Semana, Zamora denuncia que el Gobierno ha intentado entorpecer la defensa de su papá y también habla de cómo ha sido afectado elPeriódico, el impacto en el gremio periodístico, el apoyo de la comunidad internacional y de la audiencia guatemalteca. 

¿Cuál es la situación de José Rubén Zamora, desde el punto de vista de este proceso judicial? ¿Existe alguna expectativa de que pueda recuperar su libertad? 

El caso va avanzando. La próxima audiencia está pautada para el 8 de diciembre. El Ministerio Público presentó su acusación formal. La verdad es que, al igual que al inicio, la acusación es muy muy floja, siguen siendo los mismos delitos que le están imputando, pero están muy muy flojos y nosotros nos sentimos muy tranquilos y seguros en que hemos logrado documentar que no tienen un caso y está todo documentado. Eso es en términos de si la justicia funciona como debe funcionar y si hay un juez imparcial.

Tenemos muy poca esperanza. Sabemos desde el inicio que esto es una persecución política, y sabemos que lo quieren tener ahí recluido sin necesidad. Incluso, si el caso fuera real, él cumple con todos los requisitos para tener arresto domiciliario, pero no se lo han querido dar. Estamos seguros que lo quieren mantener ahí.

Este juicio se da en un momento en que en Guatemala está viviendo un proceso de debilitamiento institucional de la justicia, de la Fiscalía, con una fuertísima influencia del Gobierno de de Giammattei, ¿Qué impacto ha tenido esto en el proceso? ¿Existen o no posibilidades de derecho a la defensa?

Dentro de todo lo que ha hecho el Estado, ha sido también hostigar a los abogados defensores en el caso. Ahora vamos por el cuarto abogado. Esas interrupciones han hecho que sea difícil tener una estrategia, y hacer todo lo que hay que hacer. Ese es un ataque directo al derecho de defensa. 

Eso en el contexto que mencionas, que es un ataque de esta Administración a todas las instituciones democráticas en el país, y así han perseguido a jueces, a fiscales activistas y a periodistas, a cualquiera que tenga alguna actividad relacionada a investigar o denunciar o procesar actos de corrupción. Ese es el mensaje claro del Estado que “cualquier persona que quiera investigar o denunciar o fiscalizar al Estado va a ser perseguida”. Así tenés casos de jueces, de fiscales, de más periodistas en el exilio y todos los que no están en el exilio, están presos o siendo procesados.

¿Qué impacto está teniendo este caso, el proceso contra José Rubén Zamora y elPeriódico, en el entorno de la prensa guatemalteca, en el derecho a ejercer y a practicar la libertad de prensa? Yo recuerdo cuando esto inició había mucho temor de que esto provocaría una ola de autocensura, ¿cómo ha reaccionado la prensa? 

Hay mucho miedo, mucho temor. La persecución contra periodistas ha seguido, constantemente sale a dar declaraciones el Ministerio Público y en esas declaraciones de alguna investigación mencionan el nombre de algún periodista, dicen que van a abrir un caso, los han citado a declarar por publicaciones que han hecho. Entonces sí, hay mucho temor y en algunos casos, hay más periodistas que han tenido que salir, porque no se pueden exponer a que los arresten por nada y quieren seguir haciendo su trabajo. 

Al mismo tiempo, es impresionante ver cómo los periodistas, como gremio, están más unidos que nunca y siguen haciendo su trabajo, siguen fiscalizando y siguen publicando. Siento que de cierta forma ha hecho que todos los periodistas se unan y tengan una misión en común. Más allá de a veces competir entre medios, es esta cosa de colaboración sobre competencia, que me parece muy importante, especialmente en estos en estos tiempos. 

Además de tu padre, que es el director de elPeriódico, también está detenida la gerente financiera, Flora Silva. ¿Qué impacto tiene este encarcelamiento y este proceso en elPeriódico como empresa, como medio de comunicación?

Todo ha sido muy difícil. Es difícil para el equipo y es otra muestra clara de la persecución y hostigamiento directo hacia elPeriódico. Desde el principio, lo que querían hacer con el arresto de mi papá eran tres cosas: uno castigarlo, directamente castigarlo e intentar humillarlo, porque les parece alguien muy molesto e insoportable. Dos, que cerrara elPeriódico y tres, mandarle un mensaje a todos los periodistas del país.

Y creo que todo ese proceso ha sido muy claro. Desde el principio congelaron todas las cuentas de elPeriódico. Luego dijeron que las liberaron, pero hoy sigue siendo el día en que dos de las cuentas principales siguen congeladas sin razón. Flora sigue en prisión preventiva, le han negado sus peticiones de arresto domiciliario, que es otra persona que también cumple con todos los requisitos para irse a casa. Y luego, en términos financieros, elPeriódico está en una situación muy precaria porque no solo el hostigamiento también ha llegado a los anunciantes y los hostigan directamente, los hostigan en redes sociales y muchos anunciantes se han retirado. Es entendible, es mucha presión y cada día cuesta más sostener el medio como empresa.

¿Puede elPeriódico seguir operando como un medio impreso y también como un medio digital? ¿En qué momento de la crisis se encuentra el diario como empresa?

Es una situación muy difícil y en los últimos tres meses se tuvieron que tomar medidas extremas, que son lamentables y en general, ahora se hizo todo un plan. El medio se va a reducir más o menos en un 80%. Vamos a dejar de imprimir y ahora solo vamos a tener (la versión) digital. Lo que sí pueden estar seguros es que elPeriódico va a seguir publicando, va a seguir investigando, tiene un equipo de periodistas totalmente comprometidos con el periodismo y con la democracia y con el país. 

Lo que decía es lamentable, porque el equipo va a ser reducido y eso implica que muchas personas, lamentablemente, se van a quedar sin trabajo, gente que toda la vida ha hecho su trabajo con excelencia y que han estado comprometidos con la misión y que han sido parte de la historia en Guatemala, porque han investigado y publicado algunas de las historias e investigaciones más importantes de los últimos 26 años.

¿Cómo está reaccionando la audiencia guatemalteca? Te preguntaba antes por los periodistas, a nivel internacional hay mucha solidaridad, hay mucha información y conocimiento de este caso. De hecho, la propia Sociedad Interamericana de Prensa recientemente eligió a tu padre como directivo estando en la cárcel, pero la audiencia guatemalteca, ¿cómo reacciona ante esta crisis del medio de comunicación? No sé qué tan inminente es lo que ha señalado de que va a dejar de imprimir como medio impreso y solamente seguirá funcionando a nivel en plataforma digital.

El apoyo de la audiencia local, los ciudadanos guatemaltecos ha sido en general impresionante, al igual que el apoyo internacional ha sido abrumador, de forma positiva, ver el apoyo y la atención que todos le han puesto al caso y que le siguen poniendo el caso, el apoyo que se ha visto en términos de suscripciones. Incluso, a los anunciantes que se han quedado y están comprometidos con el medio siguen apoyando. Organizaciones internacionales que están apoyando y que tienen los ojos en Guatemala y eso como equipo en elPeriódico y como familia, nos sentimos sumamente agradecidos y no hay forma para expresar la gratitud por todas esas muestras de solidaridad y apoyo.

La audiencia, que está programada para este 8 de diciembre, se va a presentar una contra argumentación de parte de la defensa frente a la acusación que ha presentado la Fiscalía, ¿qué se puede esperar de este intercambio judicial?

La defensa va a presentar que verdaderamente no hay caso, que cada uno de los delitos que se presenta hay documentación para demostrarlo y la verdad es que deberían liberarlo. No hay caso y lo que es clarísimo es que el Estado ha tenido secuestrado a mi papá por casi cuatro meses.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Centroamérica

Share via
Send this to a friend