Mundo

Destituyen a presidente del BID por affaire con subordinada; hondureña asume presidencia interina

La remoción llega después de una investigación hecha tras una denuncia anónima sobre el romance del funcionario con una subordinada

Polémico fue su nombramiento y polémica ha sido su salida. La Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) apostó por la destitución de su presidente, Mauricio Claver-Carone, tras tener una relación amorosa con una subordinada.

El propio BID confirmó el cese oficial del estadounidense de origen cubano y anunció que será sustituido de forma interina por la vicepresidenta ejecutiva, la hondureña Reina Irene Mejía Chacón.

Anteriormente, una fuente del banco había revelado a Efe que todos los gobernadores de la Asamblea (compuesta por ministros de Economía, Hacienda o directivos de bancos centrales de los 48 países miembros del BID) que habían votado habían decidido que Claver-Carone debía abandonar la institución.

Desde el pasado viernes, los gobernadores han estado votando si querían que Claver-Carone dejara su cargo por haberse saltado las normas del banco, que prohíbe las relaciones íntimas entre superiores con personas que dependan directamente de ellos.

Una denuncia anónima

La remoción llega después de una investigación hecha tras una denuncia anónima, un caso que se destapó la pasada semana, cuando una agencia de investigación presentó un informe a los miembros del directorio ejecutivo de la institución y estos pidieron a la Asamblea de gobernadores su destitución.

El informe, que fue filtrado a algunos medios de comunicación, fue presentado posteriormente al propio Claver-Carone, quien sigue manteniendo su inocencia y asegurando que no hay pruebas que confirmen la relación.

En declaraciones a Efe tras conocerse el escándalo, el directivo criticó esta investigación y dijo que es “claramente información fabricada”.

Según la fuente del BID consultada por Efe, el documento demuestra claramente la relación personal del presidente con una trabajadora, que recibió cuantiosas subidas de salario durante los últimos años.

“Está claro que la relación está totalmente comprobada, aunque él diga que no”, apuntó dicha fuente, que citó algunos detalles que demuestran el affaire.

Entre ellos la existencia de un mantel de papel escrito y firmado por ambos, una declaración de amor que escribieron en un restaurante en Colombia durante un viaje de trabajo y que fue peritada caligráficamente por la firma de investigación.

Un nombramiento polémico

Claver-Carone (Miami, 1975) lleva en el cargo desde el 1 de octubre de 2020 y a él llegó rodeado de polémica, tras ser nombrado por el ahora expresidente de EE. UU. Donald Trump (2017-2021), por lo cercana que estuvo su designación de las elecciones estadounidenses (que Trump acabó perdiendo) y también por ser el primer líder de la institución que no procede de Latinoamérica.

Pese a que el voto para elegir al presidente del BID es presumiblemente secreto fueron públicos los apoyos de países como Colombia, Brasil, Bolivia o Uruguay y también las críticas de otros como Argentina, México o Chile.

Junto con la Unión Europea (UE), que cuenta con 13 países miembros, los detractores presionaron para posponer las elecciones del BID hasta marzo de 2021, con el fin de que tuvieran lugar después de los comicios estadounidenses de noviembre de 2020.

Sin embargo, Estados Unidos controla el 30% del poder de voto en la institución y tenía de su lado a numerosos países de la región. La votación tuvo lugar con Claver-Carone como único candidato, avalado por El Salvador, Guyana, Haití, Israel, Paraguay y EEUU.

Un personaje criticado

La trayectoria pública de Claver-Carone, doctor en Derecho en la Universidad Católica de América, arrancó también con la polémica por bandera.

Era conocido en Washington por su antiguo blog “Capitol Hill Cubans”, desde donde criticaba ferozmente la política de apertura a Cuba y apostaba contra el Gobierno venezolano, una actitud que le sirvió para conectar con el ala dura de los republicanos.

Director del Centro Cubano-estadounidense por la Democracia y otras instituciones afines, alzó siempre la voz en su defensa al embargo a Cuba y para calificar de “servilismo” la política hacia la isla del predecesor de Trump, el presidente demócrata Barack Obama (2009-2017).

El nombre de Mauricio Claver-Carone comenzó a hacerse más conocido en noviembre de 2016, cuando el entonces presidente electo, Donald Trump, lo nombró como parte de su equipo encargado de organizar la transición en el Departamento del Tesoro de la Administración de Obama.

Tras el nombramiento del republicano, ocupó varios cargos en su Gobierno, entre ellos el de asesor del Tesoro y del propio Trump. También es conocido por crear la campaña de máxima presión del Ejecutivo de Estados Unidos contra el régimen de Maduro en Venezuela.

Claver-Carone tenía que haber estado en el cargo hasta septiembre de 2025, pero ahora se abre un periodo de 45 días en el que los países podrán proponer candidatos para sustituir a un hombre que no ha logrado escapar de la controversia.

Entretanto, según el reglamento del banco, será la vicepresidenta ejecutiva, Mejía Chacón, quien ejercerá como presidenta de la institución, bajo la dirección del Directorio Ejecutivo hasta que se elija a un nuevo presidente.

El BID subrayó en su nota que seguirá “operando con normalidad, para cumplir con la misión de mejorar vidas en América Latina y el Caribe”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Mundo

Share via
Send this to a friend