Mundo

Gabriel Boric promete defender los derechos humanos “en todo lugar”

Presidente de Chile en su discurso de toma de posesión hizo una clara referencia crítica a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua

El nuevo presidente de Chile, Gabriel Boric, dijo este viernes que su Gobierno promoverá “siempre” y “en todo lugar” el respeto a los derechos humanos “sin importar el color del gobierno que los vulnere”.

En su primer discurso como mandatario en un balcón del palacio presidencial La Moneda, el exlíder estudiantil hizo así una clara referencia a los regímenes de Cuba, Venezuela y Nicaragua, a los que ha criticado en diversas ocasiones desde que inicio la carrera presidencial.

Boric, que con 36 años es el gobernante más joven de la historia chilena, pidió también a sus pares latinoamericanos promover la integración regional y prometió que desde Chile se harán “esfuerzos para que la voz del sur se vuelva a escuchar firme en un mundo cambiante”.

“Practicaremos la autonomía política en el ámbito internacional sin subordinarnos a ninguna potencia”, aseguró ante miles de simpatizantes, que en algún momento durante el discurso le interrumpieron al grito de “¡Boric, amigo, el pueblo está contigo!”.

Bregado en las luchas estudiantiles y crítico del modelo neoliberal instalado durante la dictadura militar, Boric dijo que es necesario “redistribuir” la riqueza en Chile, uno de los países más desiguales de la región y donde miles de personas salieron en masa a manifestarse en 2019 a favor de un modelo más justo. “Cuando la riqueza se concentra solo en unos pocos, la paz es muy difícil”, afirmó en un emotivo discurso.

Consciente de que no lo tendrá fácil para llevar a cabo su amplia agenda de reformas con un Parlamento muy fragmentado, el exdiputado por la austral Magallanes señaló que su gobierno “no se agota en sus adherentes” y que tratará de buscar acuerdos transversales.

“Tenemos que abrazarnos como sociedad, volver a querernos, volver a sonreír (…) que este sea el gobierno del pueblo y ustedes lo sientan como su gobierno (…) y para eso nos vamos a necesitar todos, gobierno y oposición, empresarios y movimientos sociales”, apuntó.

Boric, que en su discurso hizo alusiones al derrocado Salvador Allende, es el primer presidente que no forma parte de los dos bloques de centro que gobernaron el país desde el retorno a la democracia en 1990.

Liderará además el primer gabinete con más mujeres que hombres del continente y ha primetido que el la lucha feminista será un eje fundamental de su gobierno.

Boric, pidió a los chilenos trabajar juntos por “un nuevo Chile” en un histórico discurso con numerosos guiños al derrocado Salvador Allende (1970-1973) y recibido con “esperanza” entre sus partidarios y con escepticismo entre quienes no votaron por él.

“Quiero que sepan que no llegamos aquí solo para llenar cargos, para generar distancias inalcanzables, sino para entregarnos en cuerpo y alma al compromiso de hacer mejor nuestra patria”, proclamó desde un balcón del capitalino Palacio de La Moneda, sede de Gobierno.

Entre ovaciones y al son de “El pueblo unido jamás será vencido” y “Chile despertó”, miles de personas escucharon la intervención, un evento mucho más informal y cercano que la tradicional ceremonia de la mañana, en la que prestó juramento y recibió la banda presidencial de la mano de su antecesor, el derechista Sebastián Piñera.

Junto a las banderas afines a Boric, el público también ondeaba telas de otros colectivos minoritarios: de los indígenas mapuches -que representan el 7 % de la población-, el movimiento feminista o la comunidad de la diversidad sexual.

“El pueblo de Chile es protagónico en este proceso. No estaríamos aquí sin sus movilizaciones”, señaló Boric durante su intervención, cargada de gestos hacia el feminismo, el ecologismo, economía social o diversidad.

El mandatario, que a sus 36 años es el presidente más joven y votado de la historia de Chile, arribó a la sede de Gobierno junto a la primera dama, Irina Karamanos, y tras saludar al público y desfilar delante de la guardia de honor, ingresó al palacio para ofrecer sus primeras palabras.

Guiños a Salvador Allende

Una vez más, el presidente citó al socialista Salvador Allende, que en 1973 y en el mimos palacio desde donde Boric ofrecía su discurso, fue derrocado durante un bombardeo que marcó el inicio de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

“Adelante siempre, sabiendo que pronto se abrirán las grandes alamedas por donde pasará el hombre libre, para construir una sociedad mejor”, señaló más de medio siglo después de que Allende pronunciara las mismas palabras.

Este no fue el único gesto al expresidente socialista: antes de ingresar a La Moneda, Boric visitó y saludó la estatua que hay a las puertas del palacio, levantada en su honor, en un gesto de homenaje.

El mandatario también puso en relieve a otros líderes chilenos como Eduardo Frei Montalva (1964-1970), Patricio Aylwin (1990-1994) o Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018).


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Mundo

Share via
Send this to a friend