Nación

Abogada de la CPDH cruzó el río Bravo junto a su hijo para pedir asilo en EE. UU.

Carla Sequeira, de la CPDH, logró entrar a Estados Unidos para solicita refugio ante la persecución del régimen orteguista

La llegada de la defensora Carla Sequeira junto a su hijo de once años a territorio estadounidense, donde se entregó a las autoridades de migración de ese país, despertó la solidaridad entre personas y organizaciones que trabajan en la promoción de los derechos humanos, a la vez que puso de nuevo el foco sobre la alta migración de ciudadanos que abandonan Nicaragua, buscando seguridad -o empleos- fuera del país.

Sequeira es la cuarta integrante de la Comisión Nicaragüense de Derechos Humanos (CPDH) que se exilia en Estados Unidos, ante la persecución del régimen orteguista que le canceló la personería jurídica a esta organización y mantiene encarcelada a  la doctora María Oviedo, quien fue condenada por un juez orteguista, a ocho años de cárcel, por la supuesta “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y por “propagar noticias falsas”.

Al conocer la noticia sobre la defensora Sequeira, Braulio Abarca, defensor del Colectivo de Derechos Humanos ‘Nicaragua Nunca Más’ denunció la persecución contra los defensores, señalando la “violencia estructural” que sufren, lo que forzó a Sequeira, “a desplazarse hacia Estados Unidos… junto con su hijo menor de edad, tratando de cruzar el río Bravo para poder buscar, de una u otra manera, seguridad como defensora de derechos humanos”.

La abogada Yonarquis Martínez publicó en su cuenta de Twitter: “mi amiga y colega Carla Sequeira hoy se entregó a migración estadounidense a las ocho de la mañana con su niño. Fue una travesía muy difícil: va enferma. Solicito a las autoridades le den acogida, y asistan a esta defensora de derechos humanos”.

El presidente de la CPDH, Marcos Carmona, que tuvo que exiliarse en Estados Unidos después que el régimen cerrara la Comisión, también confirmó a 100% Noticias, que Sequeira ya estaba en ese país, y que se reintegrará al equipo de la CPDH en Miami cuando se recupere, después que se apruebe su solicitud de asilo.

Protejan a los defensores

Abarca, del Colectivo de Derechos Humanos ‘Nicaragua Nunca Más’, señaló cómo “la escalada de violencia y represión que ha entablado el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, en contra de defensores y defensoras de derechos humanos, ha generado no solo el cierre arbitrario de organizaciones defensoras de los derechos fundamentales de la población nicaragüense; sino también la confiscación arbitraria, ilegal, de sus bienes, así como el cierre de espacios democráticos.

Por ello, consideró “necesario hacer un llamamiento a la comunidad internacional”, para que comiencen a flexibilizar procesos migratorios, para las personas refugiadas y solicitantes de refugio, además de sensibilizar a las autoridades migratorias en temas de desplazamiento forzado.

Abarca definió que “es crucial y fundamental que la comunidad internacional sepa que en Nicaragua se continúan violentando los derechos humanos y prueba de ello, es el desplazamiento forzado de miles y miles de nicaragüenses”.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), más de 100 000 nicaragüenses han huido del país desde la crisis sociopolítica que estalló en 2018, con masivas protestas cívicas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend