Nación

Cancelación de personerías jurídicas obedece a “represalias” del Gobierno

Cierre de asociaciones médicas afecta la formación continua de médicos independientes en Nicaragua

Miembros de algunas de las 15 asociaciones médicas a las que diputados sandinistas les cancelaron su personería jurídica el pasado 28 de julio, rechazaron los argumentos expuestos en un informe del Ministerio de Gobernación (Migob) contra sus organizaciones. Los integrantes sostienen que “cumplieron” con sus obligaciones legales y estatutarias, pese a las “trabas” impuestas por el mismo Migob durante los últimos tres años.

Un médico -miembro de una de estas 15 asociaciones afectadas- afirmó a CONFIDENCIAL, bajo la condición de proteger su identidad para evitar mayores represalias, que la organización a la que pertenece “siempre cumplió” con sus obligaciones ante el Estado: llevaron sus balances financieros, entregaron el listado de sus donantes y de su junta directiva.

“No somos organizaciones nuevas en esto. Nuestra organización año con año, como de rutina, entregaba los balances financieros, según nos informaba la junta directiva. Incluso, tenemos un contador contratado que era el encargado de ayudarnos con los balances. En cuanto a las juntas directivas, nosotros cada dos años nos reuníamos, elegíamos y se llevaba al Ministerio de Gobernación el listado de la junta directiva, con todos sus datos, para su acreditación”, explicó.

El informe del Migob indicó que las oenegés -24 en total- que fueron despojadas de sus personerías jurídicas se encontraban acéfalas, no habían reportado al Ente Regulador sus estados financieros desde hace varios años y tampoco habían presentado los convenios -donante y oenegé- sobre sus proyectos y actividades que definan claramente “su fuente de financiamiento, cartera de proyecto, el impacto social de los mismos y si están acorde a los fines y objetivos de la Fundación”.

Dr. Ricardo Pineda: “Siempre hemos sido transparentes”

El doctor Ricardo Pineda, miembro de dos organizaciones médicas que fueron eliminadas por el decreto aprobado por la Asamblea Nacional, aseguró que es “falso” que dichas oenegés estuvieran acéfalas porque mantenían actualizadas las membresías, las elecciones de la junta directiva y contaban con asesoría de abogados.

“Yo que era miembro, nos reuníamos, se hacían las elecciones, se levantaba un acta por un abogado, y estos abogados iban al Ministerio de Gobernación a hacer su trabajo”, aseguró el médico, que está exiliado, a CONFIDENCIAL. Agregó que las organizaciones tienen años de experiencia en rendir cuentas claras, tanto a Gobernación como a sus agremiados.

“Cuando uno tiene una asamblea donde un tesorero tiene que darle cuenta a cien médicos, muy difícilmente les va hacer trampa. Nosotros siempre hemos sido transparentes”, destacó Pineda.

Migob impuso “trabas” a asociaciones médicas

Otro de los miembros de las organizaciones indicó que la decisión de cancelar las oenegés responde a una clara “represalia” por haberse pronunciado en 2018 contra la represión gubernamental, denunciar los despidos arbitrarios del personal de Salud y, recientemente, cuestionado la gestión del manejo de la pandemia de covid-19 por parte del Ministerio de Salud (Minsa).

Denunció que como asociación -en los últimos tres años- tuvieron una serie de trabas para que el Migob les extendiera su acreditación, incluso a sus junta directiva.

“Era siempre un nuevo pero; sin embargo, con toda la paciencia del mundo cumplíamos con sus requisitos. Volvíamos siempre cumpliendo sus trabas hasta que nos recibían nuestros documentos, que tienen los recibidos del Migob, pero luego nos retrasaban las certificaciones, postergaba semana a semana la entrega, incluso adujeron en su momento estar en una digitalización de las asociaciones y así pasamos hasta un año esperando una certificación”, apuntó.

Añadió que, antes de 2018, “nunca habíamos visto este tipo de trabas, al contrario, se nos apoyaba en nuestras dudas, se nos permitía pagar multas si nos retrasábamos por x o y motivo, nunca hubo mayor problema”.

Previo a la cancelación de las personerías, una fuente ligada a las asociaciones aseguró a este medio de comunicación que varias oenegés “llevaban sus documentos y el Migob siempre alegaba que no podían recibirlos, porque el expediente estaba en digitalización”.

“Siempre te mantenían sin darte las certificaciones, para tenerte en el limbo y esperando el momento para aplicarte la ley”, manifestó la fuente que prefirió el anonimato por seguridad.

Otra fuente médica aseguró que la decisión del Migob con el apoyo de la Asamblea Nacional afectó, principalmente, a oenegés críticas del Gobierno, mientras que a las afines las dejaron intactas. CONFIDENCIAL intentó comunicarse con más miembros de las organizaciones, pero no obtuvimos respuestas.

El doctor Pineda, junto a otros colegas, publicó un pronunciamiento en el que se condena la
“desaparición” de las 15 asociaciones médicas y el despojo de sus bienes, que serán liquidados; pero de no obtener respuesta, pasarán a ser propiedad del Estado, según el artículo 2 del decreto aprobado.

Cabe mencionar que este miércoles, la Policía orteguista allanó las instalaciones de la Asociación Centro de Estudios y Promoción Social (CEPS), cuya personería fue una de las 15 canceladas.

Cancelaciones afectarán a médicos y pacientes

Las 15 asociaciones médicas tenían entre 40 y 7 años de operar en Nicaragua, según las fechas en las que fueron aprobados los decretos en los que se les otorgó sus personerías jurídicas.

La mayoría estaban enfocadas en la actualización médica de los especialistas de Nicaragua; realizando congresos, consiguiendo becas, impulsando talleres teóricos y prácticos, ubicando a egresados en estudios de especialización en otros países, denunciando anomalías en las prácticas médicas, señalando los riesgos de cada especialidad, promoviendo la actualización en trabajadores de salud del sistema público, etcétera.

Uno de los médicos agremiados explicó que los más afectados con las cancelaciones, en primer lugar, es la población nicaragüense, que ahora le será más difícil acceder a un servicio que preste un médico actualizado. Los especialistas -destacó- también se verán fuertemente afectados porque se les complicará más el acceso a la educación continua, becas internacionales, congresos regionales o talleres.

Bajo esa misma lógica, el médico Pineda agregó que las asociaciones médicas funcionan por especialidad, son científicas, apolíticas y persiguen la mejoría profesional. De hecho, algunas oenegés tenían planes de certificación internacional, que respaldaba la actualización del conocimiento. “Al final esto es un crimen en contra de la población porque un médico que aprende, aprende para tratar mejor a la gente”, expresó el médico.

Intimidación y Ley Mordaza

El cierre de oenegés médicas y los citatorios recientes a doctores independientes buscan intimidar y silenciar la voz de los especialistas que cuestionaron la falta de equipamiento médico, la lenta vacunación contra la covid-19 y que denunciaron la realidad de los contagios y fallecimientos por la pandemia, coinciden las fuentes consultadas.

Para el médico Pineda todos los recientes hechos están concatenados: “mueren las asociaciones y silencian a los voceros (…) lo que quieren ellos es, igual que el año pasado, ocultar los muertos, enterrarlos en silencio y silenciar a los médicos para que la paz en Nicaragua sea la paz de los sepulcros”, expresó el también especialista en climaterio y menopausia.

Hasta este miércoles, el régimen orteguista había citado a siete médicos y a todos les señaló sus pronunciamientos en medios de comunicación sobre la pandemia, advirtiéndoles que solo el Minsa podía informar al respecto y que recordaran que el país contaba con una Ley Especial de Ciberdelitos, que penaliza las noticias falsas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend