Nación

Carlos Alvarado: La literatura y la política son ejercicios creativos, pero en frascos separados

Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, conversa con Sergio Ramírez en “Autores en Cuarentena” sobre política, literatura y cómo convergen ambas

Antes de ser presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado fue periodista y escritor, y durante una hora, este jueves 18 de junio, pudo reconectarse con esa faceta junto al escritor nicaragüense y exvicepresidente, Sergio Ramírez, en el espacio “Autores en Cuarentena”, del festival literario “Centroamérica Cuenta”, conversando sobre la última novela de Alvarado: “Las Posesiones”.

Ante el confinamiento mundial por el coronavirus, “Centroamérica Cuenta” decidió reunir a cientos de escritores en una serie de encuentros en línea. El objetivo de este espacio virtual bautizado “Autores en Cuarentena” es que autores iberoamericanos conversen sobre aislamiento, lectura y creación literaria. Esta vez, la política fue un tema central, pues tanto Alvarado como Ramírez saben lo que es haber sido escritor y ejercer un cargo público.

Moderados por el también periodista, Arturo Wallace, Alvarado y Ramírez intercambiaron su experiencia sobre cómo se conjuga la literatura e inclusive la ficción, con un cargo público de gran relevancia como la vicepresidencia, en el caso de Ramírez o la presidencia en el caso de Alvarado.

Literatura y política: “No es algo para mezclar”

Para Ramírez, la historia de la patria y del propio país, es una de las que más apasiona a los escritores, y es por eso que durante los años que estuvo en la vicepresidencia, escribía, hacía ejercicio y manejaba el cargo. Todo a la vez. Alvarado, por su parte, aseguró que esta era una hazaña digna de admiración, pues él desde que llegó a su cargo, no ha podido dedicar tiempo a la literatura. Y, de hecho, “no quisiera” escribir sobre sus años en la presidencia, a no ser en algún material biográfico o similar, apuntó el presidente en el encuentro.

“Creo que la dimensión de la verdad y lo ficticio en la literatura tiene un componente y en la política la verdad tiene que ser la verdad. Y creo que el espacio de ficcionar no debe existir ahí. Procuro por eso guardar mucho el ejercicio de la política en la política y de la literatura en la literatura. Aunque creo que comparten un elemento central que las une: Ambas la literatura y la política son ejercicios creativos, transformadores, pero en frascos separados. A mí no me gusta necesariamente traslaparlos”, dijo Alvarado.

Las Posesiones: Una huella en secreto

La última novela escrita por Carlos Alvarado, fue publicada mucho antes de llegar a la presidencia costarricense, en 2012. Y en esta obra se centró la conversación que sostuvieron los escritores-políticos, en el encuentro de “Autores en Cuarentena”. Según Ramírez, esta novela basa su trama en la anormalidad e irregularidades ocurridas a finales de la década de los años 40 en Costa Rica, pues cuenta la historia de una pareja que se ve sorprendida por una ola de expropiaciones que se realizó en esos años a ciudadanos de ascendencia alemana o italiana en toda América Latina.

Las Posesiones es una novela que resalta un período muy importante de Costa Rica. Es una huella desconocida de la historia de Costa Rica basada en el exilio, destierro, despojo, de personajes que provienen de familias alemanas. Uno piensa que la historia de Costa Rica es un oleaje pasivo. Sin embargo está llena de contrariedades y de lucha. Y nada mejor que los años cuarenta para dar un ejemplo de lo álgida que es la historia de este país”, explica el escritor.

Por su parte, Alvarado comparte que esta historia surge de la curiosidad que tuvo cuando de niño escuchó a su abuelo hablar muchas veces de “campos de concentración” adonde eran enviados estos ciudadanos costarricenses que eran de ascendencia alemana e italiana. “Después de escribir mi primera novela la historia de Cornelio Brown y tuve un lapso de tiempo para este proyecto, mis objetivos eran plasmar lo que escuchó un joven de su abuelo, pero estilísticamente quería alejarme del estilo de mi primera novela que era un monólogo interior, muy personalista, muy ensimismado en el yo”, añadió.

La importancia de la literatura

Carlos Alvarado vive actualmente con una agenda apretada. Durante el encuentro confesó no tener tiempo para escribir y apenas le da tiempo de “hacer ejercicios a medias”. Sin embargo, cuando recibió la invitación para participar en este encuentro, consultó con sus asesores, quienes en primera instancia le aconsejaban que no era buen momento, pues resultaría curioso para la ciudadanía verlo hablando de literatura durante una hora, en un momento en el que los casos de coronavirus, están teniendo un nuevo repunte en Costa Rica.

Pero “pensé que en estos tiempos en el que estamos muy ocupados haciendo muchas cosas, la literatura y el arte son muy importantes. He visto gente del sector artístico que no la está pasando bien. Son momentos difíciles ciertamente, pero hay que defender esa comarca que es la literatura que lleva consuelo, bienestar, imaginación, vitalidad a tantas personas en un momento como la cuarentena”, aseguró Alvarado.

El presidente de Costa Rica, agradeció a Sergio Ramírez, a quien lo llamó “maestro”, porque afirma que, junto con otros célebres escritores, él ha sido una de sus fuente de inspiración.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend