Nación

Declaran culpable a Juan Lorenzo Holmann, gerente general de La Prensa

La Fiscalía pidió nueve años y cuatro meses de prisión por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos

Después de tres audiencias a puerta cerrada en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, conocidas como El Chipote, la justicia orteguista declaró culpable por el supuesto delito de lavado de dinero, bienes y activos al gerente general del diario La Prensa, Juan Lorenzo Holmann.

CONFIDENCIAL conoció que la Fiscalía del régimen Ortega-Murillo solicitó nueve años y cuatro meses de prisión para el reo político. Además, pidió que se le aplique una multa, de un monto aún desconocido.  La lectura de sentencia se realizará el próximo 31 de marzo.

El gerente general de La Prensa, en los pocos minutos que le dieron para expresarse durante el juicio, se declaró “inocente” y reiteró que no ha cometido “ningún delito” ante la juez orteguista Nadia Camila Tardencilla Rodríguez, titular del Juzgado Segundo de Distrito Penal de Managua, informaron a CONFIDENCIAL fuentes cercanas a la familia del reo de conciencia.

El preso político expresó que “si por llevar de segundo el apellido Chamorro voy a recibir un castigo pues estoy dispuesto a cumplirlo”, destacando que se siente “orgulloso de pertenecer a la familia que tengo, en la que mis padres me criaron con valores morales y cristianos”.

Holmann fue detenido el 14 de agosto de 2021, un día después que el régimen orteguista mandó a allanar las instalaciones del diario La Prensa, medio de comunicación que permanece ocupado por la Policía Nacional desde hace más de siete meses.

Previo a ser detenido, el preso político nunca fue informado que era objeto de una investigación por lavado de dinero. El gerente general de La Prensa incluso fue citado por el Ministerio Público, como “testigo”, en junio de 2021, en la causa por supuesto lavado de dinero abierta contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCh), donde tampoco se le indicó que era investigado o acusado de algún delito.

Irregularidades en el proceso judicial

El proceso judicial abierto contra Holmann ha presentado arbitrariedades e irregularidades desde que inició. En reportes periodísticos, basado en información de la defensa y parientes del reo político, se denunció que las audiencias preliminares e iniciales contra el gerente general de La Prensa fueron “secretas”, ya que su equipo legal no fue notificado para que participara como lo establece la ley. Supieron de la realización de dichas audiencias porque fue informado públicamente mediante comunicados del Ministerio Público.

En la primera y segunda audiencia del juicio contra Holmann, realizadas el 21 y 22 de marzo pasado, según versiones familiares y de la defensa, divulgadas por La Prensa, se presentaron como testigos a agentes de la Policía Nacional. Un reporte de ese medio de indica que entre los participantes estuvo un inspector y una perito ocular, que hicieron la inspección y allanamiento al edificio vacío, donde se encontraban las antiguas instalaciones de la FVBCh.

Otro reporte de La Prensa refiere que entre las pruebas presentadas contra Holmann se encontraban actas del allanamiento que se realizó el 13 de agosto pasado a ese medio de comunicación, en las que se detalla que se encontraron “29 cajas de cartón de diferentes tamaños, una caja de color rojo de plástico”, que guardaban documentación contable de la FVBCh y “diez banners” con anuncios alusivos a la Fundación.

Además indica que Cristiana Chamorro, exaspirante a la presidencia de Nicaragua, expresidenta de la FVBCh y accionista de La Prensa, solicitó guardar en las instalaciones de ese medio de comunicación las cajas de la Fundación, que cerró en febrero de 2021, pero en ese momento no existía ninguna investigación sobre el supuesto lavado de dinero.

La defensa de Holmann, durante los alegatos finales, señaló que la Fiscalía no logró probar la comisión de ningún delito y recordó que toda empresa tiene el deber de resguardar su documentación por varios años, refiere el reporte de La Prensa.

Durante el juicio,  también quedó demostrada la gravedad de salud de Holmann, que llegó a la segunda audiencia presentando fiebre y tuvo que ser asistido por la enfermería del Chipote, donde le chequearon presión arterial y temperatura corporal.

Salud de Holmann sigue deteriorándose 

Los familiares del gerente general del diario La Prensa denunciaron, tras la visita que tuvieron el pasado 19 de marzo, que la salud de su pariente continúa deteriorándose, ya que percibieron que tiene una protuberancia en el abdomen, dolor en la ingle y hongos en sus manos y pies.

Estos nuevos padecimientos se suman a las enfermedades que Holmann ha desarrollado en la prisión como: una mancha oscura en su ojo derecho, deshidratación y debilidad generalizada. Además de los problemas cardíacos que sufría desde antes de ser encarcelado.

El reo de conciencia, previo a ser encarcelado, fue sometido a una operación por problemas de válvula mitral y condición en la aorta, y debería ser chequeado por especialistas periódicamente. También tiene problemas de próstata y visuales.

Holmann indicó a sus parientes, según reportes de CONFIDENCIAL, que en su celda, compartida con el periodista Miguel Mendoza, apenas puede desplazarse y el lugar está lleno de moho. Situación que les ha causado hongos en la piel, pese a que ambos intentan limpiar las paredes con cloro y el hisopo del inodoro.

La familia del reo de conciencia ha denunciado que Holmann es sometido, al igual que otros presos políticos que guardan prisión en El Chipote, de forma reiterada a prácticas consideradas como tortura, entre estas: privación de visitas de forma regular, interrogatorios constantes, reducido acceso a horas de patio sol y restricción de material de lectura, atención médica especializada de acuerdo a sus padecimientos y una alimentación precaria que lo ha llevado a perder peso de forma irregular.

Los defensores de Holmann han introducido 37 escritos solicitando que el reo de conciencia sea valorado por especialistas, tenga acceso a sus medicinas y una entrevista privada con su representante legal. Sin embargo, la respuesta a uno de estos fue negativa y los demás siguen sin ser contestados.

Durante el juicio, la jueza Tardencilla Rodríguez, ante las mociones presentadas por la defensa de Holmann, que pedía la anulación del proceso por todas las arbitrariedades cometidas contra el reo de conciencia, incluso afirmó que ella autorizó la atención médica correspondiente, pero que es la Dirección de Auxilio Judicial que debe organizar las visitas médicas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend