Nación

Familia Ortega Murillo se apropia de la señal del Canal Católico de Nicaragua

La dirección del nuevo canal es manejada por la Sociedad Celeste, S.A, que controla el medio oficialista Viva Nicaragua, Canal 13

El mismo día —viernes 20 de mayo de 2022— en que el régimen de Daniel Ortega sacó de la televisión por cable al Canal Católico de Nicaragua, perteneciente a la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), las redes sandinistas iniciaron la búsqueda de periodistas, camarógrafos, presentadoras y otros trabajadores para operar en el nuevo canal de propaganda del régimen que ocuparía su señal, confían a CONFIDENCIAL fuentes partidarias.

Según describen, tras el anuncio comenzaron a buscar candidatos y recibir curriculums vitae para el nuevo medio de comunicación, que finalmente salió al aire hace pocos días bajo el nombre “Nicarao TV”. Las fuentes detallan que a través de grupos de WhatsApp se les dijo que enviaran sus documentos porque abriría un nuevo canal y buscaban personal.

Actualmente, el nuevo canal transmite programas de corta duración con contenido favorable a la imagen del régimen, programación enlatada de películas y videos musicales, pero con el personal que están contratando esperan convertirlo en otro más de propaganda. Según las fuentes, la dirección de este nuevo canal es manejada por la Sociedad Celeste, S.A, vinculada a la familia presidencial y que controla el medio oficialista Viva Nicaragua, Canal 13.

Régimen al mando de ocho canales nacionales

Con la creación de esta televisora, el régimen sumaría ocho canales de televisión abierta que incluyen Canal 2, 4, 6, 8, 13, 15 —que usa la frecuencia de 100% Noticias, medio de comunicación confiscado en 2018—, 22 y 51. Además, de una amplia cadena de radios y medios de comunicación digitales, controlados por los hijos de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Mientras, el régimen amplía su cadena de propaganda, los canales y radios que no son afines al Gobierno son presionados para sacar del aire los programas críticos a la gestión de Ortega, como los programas de televisión Esta Semana, Esta Noche, Onda Local, Danilo Lacayo En Vivo, entre otros. Además del cierre de espacios como la confiscación del diario La Prensa, con 95 años de historia.

Hasta el pasado 20 de mayo, el Canal 51 era de la Iglesia católica. Sin embargo, ese viernes, a las 5:00 p.m., el Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor) ordenó a las operadoras de cable sacarlo de su parrilla en un acto de represalia contra la Iglesia.

“Informamos a nuestros usuarios de televisión por suscripción que por indicaciones de Telcor, ente regulador, el canal 51, Canal Católico, está siendo eliminado de la grilla de programación del servicio”, dijo Claro Nicaragua en un breve comunicado divulgado en sus redes sociales.

Momentos antes de sacarlo del aire, el Canal Católico de Nicaragua transmitía una serie de actividades religiosas promovidas por la Iglesia en apoyo al ayuno indefinido que inició un día antes monseñor Rolando Álvarez, obispo de Diócesis de Matagalpa, tras ser asediado y vigilado por oficiales de la Policía Nacional.

Voz Católica de Nicaragua también cierra

El periódico Voz Católica de Nicaragua fue fundado hace 16 años por monseñor Silvio Fonseca.

El periódico mensual Voz Católica de Nicaragua, dirigido por monseñor Silvio Fonseca, vicario de la familia de la Arquidiócesis de Managua, también dejará de circular debido a la cancelación de la personería jurídica de la Asociación de Publicadores Católicos, (PUBLICA), figura bajo la cual se producía este medio.

El sacerdote explicó que esta asociación tenía toda la documentación en orden y actualizada, por lo cual no se explica la razón de esta cancelación. “Aquí nunca nos dijeron que esto o aquello andaba mal, una vez nos hizo falta algo y enmendamos. Pero después fuimos, entregamos los libros y no nos los entregaron de regreso más”, señaló.

El periódico mensual Voz Católica de Nicaragua fue fundado hace 16 años y su línea editorial era de contenido religioso, se replicaban los mensajes del papa Francisco, las lecturas del día, el santoral de la Iglesia católica, pero también realizaban reportajes y noticias enmarcados en ese enfoque.

“Es un medio totalmente católico (y al quitarlo) estarían privando al pueblo católico a formarse en su fe”, dijo monseñor Fonseca, quien en noviembre de 2021 denunció que las autoridades de migración le quitaron su pasaporte después de informarle que “tenían problemas para leerlo”, desde entonces el religioso no tiene este documento.

En noviembre de 2021, el régimen de Ortega también sacó de la parrilla de cable a Enlace Canal 21, que estaba ligado al pastor evangélico Guillermo Osorno, quien participó como candidato presidencial en las elecciones presidenciales de Ortega. La salida de la televisión nacional ocurrió después que este denunciara irregularidades en el proceso electoral, en el cual no hubo oposición.

“Qué tiene que ver el canal en esto. El canal tiene un sistema en el que incluso nunca se pasan anuncios políticos ni de otra clase. Yo tengo un programa los martes y los jueves y desde que comencé la campaña política no volví a aparecer. Yo lo que hablo es de la fe cristiana”, dijo entonces Osorno.

*Con información de EFE


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend