Nación

Familias de San José de Cusmapa se toman escuela “Fabretto” para evitar confiscación

El régimen orteguista canceló injustamente, el pasado 2 de febrero, la personería jurídica de la fundación Familia Padre Fabretto

Atrincherados tras el portón principal de la fundación Familia Padre Fabretto en San José de Cusmapa, en el departamento de Madriz, un grupo de pobladores canta con la voz entrecortada: Madre de Dios intercede ante Jesús…. Padre Fabretto tú vives siempre. Es la forma que encontraron para impedir que las autoridades del Ministerio de Educación (Mined) y la Policía Nacional se tomen las instalaciones donde está enterrado el sacerdote salesiano, que dedicó su vida a educar a las comunidades más desfavorecidas de Nicaragua.

La Familia Padre Fabretto fue cancelada y confiscada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo el pasado 2 de febrero, por supuesto incumplimiento con el registro ante el Ministerio de Gobernación (Migob). Esta situación dejó desprotegidos a más de 40 000 niños y adolescentes que estaban integrados en programas de educación inicial, primaria y técnico vocacional, según la información disponible en el sitio web de la fundación.

Este viernes los pobladores del municipio llegaron desde la 6:00 a.m., a una de las casas infantiles de Fabretto, cerraron todos los portones y cuando la Policía intentó ingresar a las instalaciones no se lo permitieron. Hasta el momento, el lugar permanece tomado por la población y, según fuentes en el lugar, prevalece un ambiente tenso.

¡Que viva el padre Fabretto, que viva!, ¡Somos Fabretto!, ¡Cristo reine siempre, siempre, siempre!, gritaban los padres de familia desde dentro de la escuela, según un vídeo que compartieron en redes sociales desde el interior del centro.

Según versiones periodísticas de la zona, unas 200 personas permanecen en el interior del centro de estudios, mientras que una cantidad no específica habría sido impedida de ingresar por la presencia de la Policía nicaragüense.

Cancelación de oenegés

La Familia Padre Fabretto es una organización fundada en 1963 para perpetuar la obra que el sacerdote de origen italiano Rafael María Fabretto (1920-1990) hizo por los pobres durante sus años de servicio en Nicaragua.

En el momento de ser cancelada, la fundación atendía a ocho centros educativos Fabretto, y más de 140 escuelas primarias públicas en comunidades rurales y urbanas desfavorecidas, de acuerdo con la ONG.

El pasado 2 de febrero, Fabretto se sumó a la lista de cerca de un centenar de ONG canceladas en Nicaragua, desde las protestas masivas contra el presidente Daniel Ortega en 2018. Entre las oenegés clausuradas están seis universidades privadas que fueron absorbidas recientemente por el Estado, cuyas autoridades tomaron posesión de sus recintos ayer jueves.

Con su protesta, los padres de familia de San José de Cusmapa se niegan a que Fabretto corra la misma suerte que las universidades.

El Centro Educativo Padre Fabretto de San José de Cusmapa beneficiaba a unos 2500 estudiantes pobres, que además de sus estudios formales contaban con servicios, que no siempre se observan en el sistema de educación estatal, como laboratorio de computación, biblioteca, huerto y centro de estimulación temprana.

También incluye seguridad alimentaria y nutrición, educación técnica y vocacional, desarrollo comunitario y formación de padres y maestros, así como cooperativas estudiantiles.

Con información de Efe


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend