Nación

Francia preocupada por condena a dos de sus ciudadanas en Nicaragua

Jeannine Horvilleur Cuadra y su hija Ana Álvarez Horvilleur enfrentan ocho años de cárcel, su sentencia será confirmada el 26 de enero próximo

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia expresó que le “preocupa las condiciones de reclusión y el estado de salud” de sus ciudadanas, Jeannine Horvilleur Cuadra, de 63 años, y su hija Ana Álvarez Horvilleur, de 43 años, quienes este 18 de enero fueron condenadas por la justicia nicaragüense a ocho años de prisión por la supuesta comisión de los delitos de “conspiración para menoscabar la integridad de la Nación y divulgación de noticias falsas”.

Horvilleur Cuadra y Álvarez Horvilleur son madre e hija y fueron detenidas por la Policía de Nicaragua el 13 de septiembre de 2022, cuando un grupo de oficiales buscaban a su esposo y padre, respectivamente, el nicaragüense Javier Álvarez Zamora, quien logró salir del país para solicitar protección internacional. Desde entonces la Cancillería francesa “sigue cerca la situación”.

Junto a las dos francesas-nicaragüenses fue condenado Félix Roiz Sotomayor, de nacionalidad nicaragüense, quien es esposo de Ana Álvarez Horvilleur. A él la justicia del régimen le dictó diez años de cárcel por los mismos delitos, de los cuales el Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense aparecen como “víctima u ofendido”.

Luego de conocer las condenas impuestas por la justicia del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la Cancillería francesa reveló que “a pesar de numerosas solicitudes a las autoridades nicaragüenses, no se concedió acceso consular al juicio”, el cual se realizó a puertas cerradas en Managua los días 17 y 18 de enero de 2023.

Apuntó que su Embajada regional no pudo verificar las condiciones de reclusión y el estado de salud de sus compatriotas, a pesar de haberlo solicitado de conformidad con la Convención de Viena de 1963 sobre relaciones consulares.

“Recordamos que el artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares del 24 de abril de 1963 establece que ‘los funcionarios consulares tienen derecho a visitar a un nacional que se encuentre en prisión, en prisión preventiva o en cualquier otra forma de prisión, para conversar y mantener correspondencia con él”, apuntó la Cancillería.

El juicio en contra de los tres familiares de Álvarez fue realizado cuatro meses después de que estos fueron encerrados en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocida como El Chipote. La sentencia será confirmada el 26 de enero próximo.

A pesar de la falta de respuesta por parte del régimen nicaragüense, la Cancillería francesa apuntó que continuarán “buscando una solución para nuestros dos connacionales presos en Managua”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend