Emergencia Coronavirus

Hospital de Estelí al límite de su capacidad por rebrote de covid-19

A diario fallecen al menos cinco personas y se calculan más de 150 decesos desde julio. Los médicos no dan abasto ante la demanda hospitalaria

El Hospital San Juan de Dios, de Estelí, se encuentra al borde de su capacidad para recibir pacientes graves por la covid-19. Las dos salas de respiratorio y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), que suman 50 camas, están llenas. A diario fallecen al menos cinco personas.

“Este es el hospital del norte donde está más colapsado. Ya los médicos no dan abasto. Es un caos, estamos al límite”, señalan fuentes médicas y hospitalarias que hablan con CONFIDENCIAL, bajo condición de anonimato.

Explican que en este hospital han muerto desde julio pasado al menos 150 personas por covid-19; entre estas se cuentan a religiosos y varios pacientes de un mismo núcleo familiar.

“Han habido pacientes desde junio. Ya en el mes pasado (julio) iban subiendo las cifras, pero el hospital no estaba saturado, habían de 30 a 35 personas hospitalizadas. Fue hasta este mes (agosto) que han fallecido más personas y que el hospital ya colapsó”, afirman.

‘Pacientes covid’ en salas de medicina interna

Ante la demanda de pacientes, confirman las fuentes, las autoridades decidieron trasladar la sala de emergencia pediátrica a un auditorio del hospital, para ocupar este espacio como segunda sala de respiratorios.

Ambas ‘salas covid’ —cada una con 20 camas— están llenas, por lo que al menos seis pacientes con covid-19 han sido trasladados a medicina interna, según la fuente, quien alerta que esto es peligroso porque ahí también brindan atención a personas vulnerables que llegan al hospital por otras causas.

Destaca que, como la UCI está llena, los pacientes graves deben esperar que alguno fallezca para ocupar su lugar.

“La UCI se ha mantenido llena durante el mes pasado y este mes. Entra una persona, a las 24 o 48 horas muere y así van. Si el paciente se complica en la sala de respiratorio y no hay camas en cuidados intensivos, esperan que fallezca una persona para luego meterlo, y si no hay las condiciones, pues ahí muere. Y la verdad es que no hay suficientes ventiladores, solo hay diez y para la cantidad de personas que se ingresan y que se complican, no alcanzan”, detalla.

Piden refuerzos para este hospital

A consecuencia de este incremento de pacientes, la carga de trabajo de los médicos también subió. Ahora les están pidiendo hacer turnos cada tres días y ya hubo casos de doctores que renunciaron. También, confirman las fuentes, están enviando refuerzo de otros hospitales.

Están mandando apoyo del Hospital General Pedro Altamirano de la Trinidad (municipio de Estelí) porque hay poco personal capacitado para brindarle el cuidado y el manejo de estos pacientes”, afirman.

Asimismo, cada semana viaja personal del Minsa de Managua para supervisar las acciones y medidas que se toman en el Hospital San Juan de Dios.

“Están viniendo auditorías de Managua a monitorear el hospital porque notaron que no se estaban cumpliendo las normas y los protocolos. Desde el mes pasado están viniendo cada semana. Están impactados con las hospitalizaciones de covid y están implementando más medidas como el lavado de manos, el distanciamiento aunque es mentira que eso se cumpla”, dicen.

Recetan ivermectina

A los pacientes que llegan al hospital con síntomas leves de la covid-19 o que son casos sospechosos los están enviando a casa con tratamientos preventivos, entre ellos la ivermectina, un fármaco que es desaconsejado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero que el Minsa compró en grandes cantidades para recetarlo como prevención.

“La orden es que todo paciente con síntomas respiratorios vaya a su casa con el tratamiento como la ivermectina, la colchicina, todo eso. Los mandan a aislarse”, relatan.

Explican que a los casos leves no les están realizando la prueba PCR que sirve para confirmar o descartar el virus. Solo a algunos pacientes, principalmente los que tienen la enfermedad de forma “moderada” y que el personal médico elige, les realizan la prueba.

“De momento no están remitiendo (pacientes) a otros hospitales. Aquí se está manejando todo, hasta el momento. Pero también cabe mencionar que han fallecido personas que quedaron con secuelas. Son pocos, pero sí han muerto”, afirman.

Según un monitoreo hecho por CONFIDENCIAL, solo en Managua hay al menos 300 personas ingresadas en las ‘salas covid’ y las UCI de los hospitales: Alemán Nicaragüense, Fernando Vélez Páiz, Vivian Pellas y Bautista. Otro centenar se divide en los hospitales departamentales de Jinotega, Estelí, León, Nueva Segovia y Madriz, donde también han aumentado los fallecimientos a causa de la pandemia.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend