Emergencia Coronavirus

‘Hospitales modulares covid’ a medias o sin construir en Nicaragua

BCIE ya aprobó 114.6 millones de dólares para la fabricación de seis hospitales para 'pacientes covid'. Hay poca información sobre avances de las obras

Nicaragua cumplió un año desde que anunció la construcción de seis hospitales modulares o prefabricados destinados a la atención de pacientes con la covid-19. Sin embargo, fuentes médicas confirman que estas obras de rápida construcción todavía no están terminadas y, en algunas zonas, ni siquiera han iniciado.

“Aquí se está haciendo una construcción desde finales de agosto u octubre (pasado). No recuerdo la fecha exacta. Entiendo que es para los pacientes covid, pero aún no se ha terminado”, indica una fuente cercana al Hospital San Juan de Dios, en Estelí, uno de los seis hospitales donde se anunció la instalación de este espacio.

Estos hospitales fueron financiados con un préstamo de 114.6 millones de dólares que adquirió Nicaragua con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la agencia de crédito del Reino Unido, que fue aprobado en marzo de 2021 y ratificado en junio, durante una visita del titular del banco, Dante Mossi.

En ese encuentro, el presidente ejecutivo del BCIE firmó los contratos de financiamiento por 100 millones de dólares para la adquisición de vacunas contra la covid-19 y de 18.5 millones de dólares para la ejecución del “tramo A” o primera parte, del proyecto de los hospitales modulares. Luego en octubre pasado, la Asamblea Nacional aprobó el “tramo B” del préstamo.

Instalación será en hospitales departamentales

Los seis hospitales modulares serán prediseñados y fabricados con acero preindustrializado, y se instalarán en los terrenos de seis hospitales departamentales del país. En Managua se construirán dos, uno en el Hospital Manolo Morales y otro en el Hospital Alemán Nicaragüense (HAN). En Masaya en el Hospital Humberto Alvarado; en Matagalpa en el Hospital César Amador Molina; en Estelí en el Hospital San Juan de Dios; y en Juigalpa en el Hospital Asunción.

Se espera que con la construcción de estos hospitales modulares se sumen 408 camas hospitalarias adicionales. Sin embargo, no hay detalles sobre cuáles son los equipos médicos que dispondrán.

Una fuente del HAN revela a CONFIDENCIAL que en este hospital no ha iniciado ninguna construcción y tampoco “ha habido mención sobre eso, ni se ha visto intenciones de construcción ni nada por el estilo”.

“Lo que sí le puedo decir es que hay una gran parte del hospital que está en abandono y cuando inició el covid-19 escuché que ahí se habilitaría para atender todo lo que fuera covid. De eso sí he escuchado mucho porque la verdad es muy amplio todo ese espacio en desuso, que casualmente comparte espacio con las instalaciones del Silais Managua, pero no se ve, ni se ha oído de eso últimamente”, explica la fuente.

Hospitales modulares no están en el presupuesto del Minsa

Según el BCIE, el financiamiento de este proyecto se dividirá en dos partes. La primera por 18.5 millones de dólares, y la segunda por 96.1 millones de dólares. Esta última ya fue aprobada por la Asamblea Nacional, en octubre de 2021.

Con el préstamo se construirá también un área de Consulta Externa Oncológica, con su equipamiento en el Hospital Bertha Calderón de Managua, con capacidad para 30 camas. Además, supuestamente se equipará un laboratorio de biología molecular en el hospital de Estelí.

Sobre este proyecto hay poca información disponible. A finales de julio de 2021, se conoció —a través de la página del Silais-Managua— que la construcción y equipamiento de estos hospitales estaría a cargo de empresa india Cosmos International Private Limited, misma que fue ratificada en el contrato del préstamo firmado en octubre.

La construcción de estos hospitales tampoco está integrada en el presupuesto del Minsa para 2022. En el documento se detalla que, este año, se destinarán 369 366 000 de córdobas para la construcción, equipamientos y mejoras de varias unidades de salud del país, pero no se incluye este proyecto. En la página del BCIE sobre las operaciones aparece solo el tramo “A” del proyecto, pero no hay detalles de cuánto fue desembolsado.

Asimismo, el contrato de financiamiento del tramo “B” especifica varias cláusulas de confidencialidad donde establecen que “el agente y el prestatario se comprometen a mantener la confidencialidad de cada tipo de financiación y a no divulgarlo a nadie”.

Préstamo del BCIE pagó vacunas

Esta semana, el BCIE informó que con el primer desembolso del préstamo de 100 millones de dólares, destinado a la compra de insumos y vacunas contra la covid-19, el Gobierno de Ortega financió la compra de vacunas rusas y las AstraZeneca que fueron adquiridas a través del Fondo Rotatorio de la OPS.

“Las vacunas adquiridas son Sputnik V y AstraZeneca, que han sido aplicadas por etapas y grupos de prioridad entre los que destacan trabajadores en puestos fronterizos, maestros, profesionales del turismo, grupos de riesgo entre 40 y 49 años (50% de la población meta), y de 18 y 39 años (20% de la población meta)”, detalla el BCIE en una nota de prensa.

Asimismo, destacan que con la compra de estas el Minsa logró aplicar 4.9 millones de dosis, con las que garantizó el esquema completo de 2.4 millones de nicaragüenses. Esto se logró por el primer desembolso de 23.8 millones de dólares que ya fueron entregados del préstamo total.

Según anunció la vicepresidenta y vocera estatal, Rosario Murillo, en la compra de 2.4 millones de dosis de vacunas AstraZeneca se invirtieron 15.8 millones de dólares. Los ocho millones restantes se habrían usado para pagar las 726 000 dosis de la vacuna Sputnik V. Inicialmente, el contrato del BCIE establecía que solo podían comprarse biológicos que ya hayan sido aprobados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que no cumple la vacuna rusa.

Hasta enero de 2022, Nicaragua ha recibido 15.4 millones de ocho tipos de vacunas contra la covid-19. Con estas logró inmunizar con ambas dosis al 61% de la población, según informó el Minsa a la OPS.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend