Nación

“La invasión está casi en toda la zona”, denuncia líder mayangna de Bosawás

Indígenas denuncian que colonos armados persisten en amenazas e invasión de territorios en áreas protegidas, bajo total impunidad

Líderes comunitarios del territorio indígena mayangna Sauni As denunciaron, ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), que diversos grupos de colonos armados han amenazado a los comunitarios, con el objetivo de obligarlos a desalojar tierras protegidas que pertenecen a los grupos originarios de las regiones autónomas en la Costa Caribe de Nicaragua.

Pedro Justo Jacob, líder comunitario de la comunidad de Wilu, perteneciente al territorio mayangna Sauni As, explicó que el 22 de enero un grupo de colonos armados invadió su comunidad y la población local tuvo que huir a las comunidades aledañas, debido al peligro que representan los invasores y las amenazas de muerte que han recibido.

“Demandamos al Gobierno que se respeten nuestros derechos”, detalló Jacob en una conferencia de prensa, este jueves once de febrero. Detalló que el territorio mayangna está compuesto por 22 comunidades indígenas, herencia del patrimonio ancestral, donde habitan unas 12 000 personas.

Amenazas contra indígenas: “A todo mayangna que hallemos lo vamos a aniquilar”

El líder comunitario Pedro Justo Jacob, en declaraciones posteriores a CONFIDENCIAL, denunció que desde  2007, año en que Daniel Ortega regresó al poder, los colonos armados han invadido un 60% del territorio mayangna Sauni As, que comprende 1638.1 km2, y se encuentra en el núcleo de la Reserva de la Biosfera de Bosawás. 

Además, comentó que los colonos siempre utilizan la violencia para desalojar a los habitantes de las comunidades indígenas de la zona. Los invasores se mueven en grupos de más de 20 personas, caminan armados y con los rostros ocultos. Jacob detalla que no se les puede identificar.

“En el territorio hay varios grupos armados, están en las comunidades de Sulul, Suni Was, Sabawás, Betlehem, el Río Alal y otras comunidades. La invasión está casi en toda la zona”, denunció.

Según comentó el líder comunitario, en noviembre de 2020, cuatro jóvenes indígenas de la comunidad de Wilu, fueron secuestrados y llevados lejos para amenazarlos y disuadirlos de volver a su territorio. “Tienen que pedir permiso para poder entrar”, cuenta el líder que repetían los secuestradores. Incluso amenazaron que “a todo mayangna que encontremos lo vamos a aniquilar”, lamenta.

CPDH reclamará al Ejército de Nicaragua

Los líderes comunitarios que acudieron a la CPDH reclaman justicia y control de parte del Gobierno, “¿Por qué se violentan nuestros derechos si nosotros no violentamos los derechos de nadie?”, lamentan.

Al respecto, el organismo de derechos humanos declaró que han hecho las investigaciones pertinentes, dan seguimiento al caso y continuarán las investigaciones in situ.

Además, la CPDH comentó que harán una carta dirigida al Ejército de Nicaragua, para que la institución “rinda cuentas”, pues en otras situaciones similares se ha visto presencia militar en la zona “y estos no hacen nada”.

El líder comunitario explicó que pretenden llevar el caso a todas las instancias nacionales e internacionales que velan por la defensa y promoción de los derechos humanos. “Si fuera necesario quisiéramos llevar el caso hasta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que se nos resuelva el problema”.

En los últimos años, decenas de indígenas en todo el Caribe nicaragüense fueron atacados y desplazados por grupos de colonos que invadieron sus territorios impunemente. Informes de derechos humanos detallan que en 2020 fueron asesinados al menos trece indígenas, incluyendo mujeres y menores de edad.

Además, denuncian, sus tierras son destruidas y los líderes comunitarios lamentan que el Gobierno no actúe en consecuencia y haga caso omiso a sus peticiones de saneamiento territorial para volver a habitar los territorios que constitucionalmente les pertenecen.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend