Emergencia Coronavirus

Minsa cambia la estrategia de vacunación contra la covid-19

Previo a las elecciones, el Gobierno amplió los puntos de vacunación, los grupos priorizados y publicó algunas cifras sobre la cobertura alcanzada

Tras ocho meses de gestionar una vacunación lenta y rezagada, el régimen de Daniel Ortega cambió la estrategia, que hasta ahora ubica a Nicaragua en la cola de la inmunización contra la covid-19 de América. La modificación ocurrió dos semanas antes de las elecciones nacionales —en las que Ortega pretende reelegirse sin competencia— y en un contexto de compras y donaciones masivas de vacunas.

“Crecer de una decena a miles de puestos de vacunación confirma que el Gobierno de Nicaragua, a través del Minsa, tuvo y tiene la capacidad de aumentar la cobertura de vacunación con base en la disponibilidad de ésta y que dicha oportunidad no se aprovechó anteriormente”, opina el epidemiólogo Leonel Argüello.

Las jornadas que se realizaron entre marzo y septiembre pasado estaban centralizadas en los hospitales, lo que provocó extensas filas de personas que llegaban a formarse desde un día antes o que soportaban lluvia y sol para acceder a una vacuna.

Sin embargo, ahora el Gobierno dispuso que en los 1087 puestos y centros de Salud de todo el país se apliquen las dosis contra la covid-19, además que desde este miércoles ordenó que las jornadas de inoculación se lleven a los mercados y a las ferias de salud.

A pesar de que la ampliación de los puntos de vacunación eliminó las extensas filas y favoreció las jornadas de trabajo del personal médico; en estas se redujeron los protocolos de vacunación que antes había.

Según confirmó CONFIDENCIAL, grupos identificados con camisas del Gobierno son quienes llenan la tarjeta de vacunación y el documento de consentimiento informado, en las filas de espera no se cumple con el distanciamiento, ya no toman la presión arterial, ni ingresan los nombres en la base de datos y, tras aplicar la dosis, es opcional si la persona espera en el lugar si hay o no reacción. El personal tampoco brinda información sobre las vacunas, ni sus efectos, ni su nivel de eficacia.

“No es muy útil la descentralización si no va acompañada de las medidas de prevención. Sobre esto, no he observado mejoría”, lamenta Argüello.

¿Cobertura del 49%?

Al iniciar la jornada de vacunación para menores de 30 años y para niños y adolescentes, el pasado 25 de octubre, el Gobierno comenzó a publicar informes diarios en el medio oficialista El 19 Digital. En estos informes aseguran que la cobertura de vacunación hasta este jueves, 04 de noviembre, es del 49%.

Sin embargo, aunque hay detalles sobre el número de personas cubiertas por edades, se desconoce cuál es el número total de dosis aplicadas, y de esas cuáles son dosis únicas, cuántas primera y segunda dosis. Esto es clave para conocer el porcentaje real de vacunación en el país.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomienda que, “si en un país se utilizan múltiples vacunas con diferentes requisitos en cuanto a las dosis a administrar, será necesario comparar la cobertura entre productos con la última dosis de protección de cada vacuna”.

En el caso de Nicaragua se están aplicando vacunas con esquema de una, dos y tres dosis. Por lo tanto, la cobertura de vacunación debe ser calculada usando el número de personas que ya completaron su esquema de vacunación.

Según datos de la OPS, actualizados hasta el 29 de octubre, el porcentaje de nicaragüenses vacunados con el esquema completo es de 6.19% y un 16.79% de la población ya recibió su primera dosis. El número total de dosis aplicadas hasta entonces es de 1.5 millones, divididas en siete tipos de vacunas: Covishield/AstraZeneca, Sputnik V, Pfizer, Sputnik Light, Janssen, Abdala y Soberana 02.

El Gobierno de Ortega asegura que, desde el 25 de octubre al 04 de noviembre, vacunaron a 1 660 566 personas, que suman un acumulado de 3 141 916 personas inoculadas, lo que “equivale al 49.06% de la población total de 2 años a más”, sin detallar cuántas son personas vacunadas con Sputnik Light, que solo requiere una dosis.

En ámbito internacional, Nicaragua se ubica como el segundo país con el porcentaje de vacunación más bajo del continente. Sin embargo, este dato se refiere a que tiene el menor porcentaje de personas vacunadas con el esquema completo. Este dato subirá con la aplicación de dosis únicas y con la administración de segundas dosis a personas inoculadas antes del 08 de octubre.

Vacunación ha bajado

Según los datos oficiales, el promedio diario de vacunación de esta semana, en comparación con la semana pasada, ha bajado. En el caso de las embarazadas, puérperas y lactantes, durante los primeros cinco días de la jornada, aplicaron un promedio de 7800 dosis, pero esta semana el número es de 1100.

En los niños de entre 2 y 11 años, la primera semana vacunaron diariamente un promedio 52 200 menores, pero esta semana el promedio es de 12 000. En la vacunación a adolescentes también se observa este patrón, en los primeros cinco días hubo un promedio de 35 700 vacunados y ahora la cantidad es de 9000 inoculados diarios.

Sin embargo, la población joven de entre 18 y 29 años se está vacunando en mayor medida durante esta semana. Esto coincide con la decisión del Minsa de aplicar primeras dosis de Sputnik Light y de AstraZeneca, después que había destinado solo las vacunas rusas a los jóvenes.

Según la información oficial, Nicaragua dispone de 8.4 millones de vacunas contra la covid-19. De esta suma el 33.80% corresponden a donaciones, principalmente de España, y el 66.20% restantes son compras directas que el régimen hizo a Rusia y Cuba. La mayor cantidad de vacunas que se disponen actualmente son Sputink Light.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend