Emergencia Coronavirus

Minsa estanca en cinco, las muertes semanales por la covid-19

La OPS llama al Gobierno de Nicaragua a reducir las actividades públicas para evitar un rebrote en el contagio del nuevo coronavirus

El Ministerio de Salud (Minsa) ha estancado en cinco, las muertes semanales atribuidas a la covid-19. Estadísticas oficiales indican que en la semana del 11 al 18 de agosto se registraron solamente cinco fallecimientos por la covid-19 en Nicaragua, la misma cantidad que la semana anterior.

Desde finales de junio, los registros del Minsa mantenían las muertes entre ocho y nueve semanales. Sin embargo, en los dos últimos informes han descendido las cifras a cinco decesos.

Con este reporte oficial, la cifra de fallecidos asciende a 133, contrario al reporte del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, que hasta el pasado 12 de agosto, reportaba 2626 muertes vinculadas a la pandemia.

Contagios también disminuyen

De acuerdo a las cifras oficiales, Nicaragua llegó este martes a los 4311 casos de la covid-19. En el reporte, leído por la ministra de Salud, Martha Reyes, se subrayó que en la última semana se registraron solamente 196 casos nuevos de coronavirus “confirmados o probables por clínica”. La semana pasada el Minsa reportó 230 infecciones.

Al igual que en el caso de las muertes, las autoridades del Minsa han reportado menos contagios y más recuperaciones, desde junio pasado y en cada informe semanal.

Estas cifras contrastan con el reporte del Observatorio que registra que en Nicaragua hay un acumulado de 9646 casos sospechosos de la enfermedad.

Según el Observatorio, entre el seis y el doce de agosto se registraron 178 casos nuevos y 29 personas fallecieron sospechosas de la covid-19.

Callan sobre contagio comunitario

El informe del Minsa indica que, hasta la fecha, se ha logrado la recuperación de 3211 nicaragüenses del coronavirus SARS-CoV-2.  El primer caso confirmado se dio a conocer el pasado 18 marzo.

Las autoridades sanitarias se han negado a reconocer que en el país existe transmisión comunitaria del virus, a pesar de que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) insiste que Nicaragua ya se encuentra en esta fase de contagio desde finales de mayo.

Sin embargo, está semana el informe semanal no hizo referencia a la situación de contagios. “Se han presentado brotes de casos a través de contactos claramente establecidos”, repetía Reyes durante los informes de los últimos meses.

OPS advierte sobre rebrote por aglomeraciones

La OPS hizo un llamado al Gobierno de Nicaragua a reducir las actividades públicas que persisten en el país debido que podrían provocar un rebrote de contagio de la covid-19 y de muertes por esa causa.

El director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, alertó que no cumplir con las medidas de distanciamiento, sobre todo en condiciones en que hay una “aparente baja del número de casos” en el país, tendrá consecuencias en el comportamiento epidemiológico de la pandemia en las próximas semanas.

“Por supuesto que los eventos públicos con gran aglomeración de las personas son un momento muy propicio para que el virus pueda transmitirse de una persona a otra, y deberían reducirse esos eventos, eso se hace en todo el mundo”, declaró Ugarte durante la sesión semanal del organismo internacional.

El pasado fin de semana, el Gobierno promovió la realización de unas tres mil actividades, que incluyeron fiestas patronales y la final de la serie de beisbol.

El funcionario de la OPS advirtió que un aumento masivo de casos tendrá una repercusión directa en la mortalidad, “porque los servicios de salud se saturan en un muy corto plazo”. “Entonces, no deberíamos bajar los brazos en ningún momento”, insistió.

Repite discurso sobre comorbilidad

Durante la lectura del informe semanal, Reyes aseguró que durante esa semana también hubo pacientes que fallecieron a causa de otras complicaciones como tromboembolismo pulmonar, diabetes, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas. Sin embargo, como es acostumbrado, no precisó cuántos eran.

A inicios de junio, un reportaje de CONFIDENCIAL mostró cómo el Minsa utiliza la comorbilidad para ocultar las cifras reales sobre la pandemia. “Están queriendo justificar ese montón de muertes, poniéndoles otro nombre y eso lo sabe todo el mundo. Lo que pasa es que no hay forma de probarlo porque aquí quien tiene los datos es el Gobierno. Y esta no es una posición política, es una posición evidentemente profesional”, dijo el médico experto en diabetología, Hugo Villareal.

Estas muertes según explicó el médico, Carlos Hernández, estarían claramente relacionadas a la covid-19 y según las estadísticas que leyó el mandatario, Daniel Ortega, en el acto del 19 de julio, superarían las 4000 defunciones provocadas por la pandemia. De igual forma, la  Organización Panamericana de la Salud (OPS) reconoció en una entrevista con CONFIDENCIAL que esta sobremortalidad “tiene relación directa e indirecta con la pandemia de covid-19”.

El Gobierno se ha encargado de presentar datos confusos y poco transparentes en el manejo de la pandemia, pues a casi cinco meses de que se reportó el primer caso, en el país hay tres cifras: una corresponde al conteo que llevan los medios de comunicación basados en la suma de los reportes semanales, otra es del monitoreo que hace el Observatorio Ciudadano y la última que el Gobierno le brinda al Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en Centroamérica y República Dominicana (CEPREDENAC), de donde ha recibido ayuda para mitigar la pandemia.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend