Nación

Monseñor Báez: no hay unidad por falta de escucha recíproca y sacrificio por el bien de todos

Monseñor Rolando Álvarez expresó que los nicaragüenses están unidos "por amor a Nicaragua", y esa unidad es "auténtica y veraz"

El obispo auxiliar de Managua monseñor Silvio Báez compartió este domingo 23 de mayo en su reflexión bíblica que “el Espíritu Santo crea al mismo tiempo la unidad y la diversidad”,  y que cuando no se logra la unidad, “es señal de que se han impuesto los protagonismos personales y los intereses mezquinos”, sostuvo el líder religioso, en medio de un panorama electoral en el que la principal demanda de los nicaragüenses que buscan el restablecimiento de la democracia sigue siendo la unidad de los grupos opositores.

Durante la homilía desde la iglesia Santa Agatha, en Miami, Florida, Estados Unidos, el obispo Báez destacó que “si no se alcanza la unidad es porque ha prevalecido la exclusión y la rigidez de distintos planteamientos, es porque ha faltado capacidad de escucha recíproca y de sacrificio en favor del bien de todos. Cuando no conseguimos la unidad nos hemos cerrado al Espíritu”, expresó en su reflexión sobre las lecturas de la Solemnidad de Pentecostés.

Pese a que los dos grupos de oposición -Alianza Ciudadana y Coalición Nacional- reconocen la importancia de la unidad para enfrentar a la dictadura en el proceso electoral del 7 de noviembre y demandan las condiciones necesarias para garantizar un proceso transparente y justo, fracasaron la semana pasada en las negociaciones para consolidarse como una sola plataforma mediante una alianza electoral.

Sin embargo, ahora que el Consejo Electoral leal al orteguismo ha cancelado la personería jurídica del Partido de Restauración Democrática (PRD)- bajo cuya casilla participaría la Coalición Nacional-, diferentes actores han llamado a ver esta movida del régimen como una oportunidad para lograr la ansiada unidad bajo una candidatura única.

“Se busca la unidad sin respetar la diversidad, obligando a que todos piensen igual y hagan las mismas cosas y del mismo modo. Cuando se sacrifica la diversidad, se cae en la uniformidad, en el pensamiento único, que es una característica típica de los regímenes totalitarios. Y esto produce sometimiento, bloquea la creatividad y anula la libertad de las personas”, continúo el obispo Silvio Báez.

En Nicaragua, monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, recordó que los líderes pueden estar divididos, pero el pueblo no lo está, sabe a dónde quiere ir por amor a Nicaragua, y esa unidad es “auténtica y veraz”.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa durante la Misa de Solemnidad de Pentecostés.
Foto: Diócesis de Matagalpa

“Los nicaragüenses estamos unidos en el amor a nuestra patria. Los líderes, o como se le suele llamar, la clase dirigencial, podrían estar divididos o no estar unidos, pero nosotros los nicaragüenses, si no todos, la inmensa mayoría de los nicaragüenses, estamos unidos en este amor por nuestro país, en este amor por nuestra Nicaragua y nosotros sí sabemos qué queremos y hacia dónde queremos ir. Es importante que no nos dejemos nunca confundir por cantos de sirena (…). El Espíritu Santo es espíritu de unidad”, expresó.

Reitera urgencia por una elección justa y transparente

Asimismo, Álvarez dijo que el país está en un contexto histórico en el que es “urgente y necesario” un proceso electoral transparente, justo y libre, que permita un diálogo entre todos los sectores de la sociedad y con ello, obtener un consenso social mínimo que facilite una nueva organización con instituciones democráticas, “reglas del juego claras y una nueva cultura política”.

“Mientras no haya un consenso y decisión política para crear una institucionalidad moderna y democrática que el país necesita y merece, se estará comprometiendo y arriesgando el futuro de Nicaragua. Abandonar la idea de un mejor país sería contribuir al caos. Debemos insistir en la posibilidad de construir nuestra nación, de construir una nueva Nicaragua. Ánimo, hermanos. No tengan miedo. Rememos mar adentro”, expresó.

Este jueves el régimen orteguista cometió una nueva ola de abusos contra la libertad de prensa y de movilización. Por segunda vez allanó ilegalmente los estudios de Esta Semana y CONFIDENCIAL en un centro corporativo en Managua. También fortaleció el anillo policial y dictó “casa por cárcel” a precandidatos presidenciales y opositores, e inició una investigación a través del Ministerio Público contra la precandidata opositora Cristiana Chamorro, por supuesto lavado de dinero.

Opositores han calificado esta nueva escalada de violencia policial y política como temor por parte del régimen, de cara a las elecciones generales de noviembre en que busca cinco años más en el poder estableciendo un escenario injusto para la oposición y un árbitro electoral bajo su control.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend