Nación

Obispos Brenes y Báez lamentan invasión a Ucrania: “Esto no es humano”

“Desgraciadamente el demonio siempre va a meter su cuchara, va a meter ahí la cizaña, para crear tensiones”, subrayó el cardenal de Nicaragua

El cardenal Leopoldo Brenes, Arzobispo de Managua, afirmó durante su homilía de este domingo que quienes han vivido una guerra saben que “esto no es humano”, en referencia a la invasión de Rusia en Ucrania.

“Los que de una u otra forma hemos vivido guerra, violencia, decimos: esto no es humano, y nadie quiere eso, pero desgraciadamente el demonio siempre va a meter su cuchara, va a meter ahí la cizaña, para crear tensiones, para que haya violencia”, dijo el purpurado.

Brenes hizo referencia a la situación de Ucrania previo a una oración dedicada a ese país, que enfrenta una invasión rusa, por petición del papa Francisco, según afirmó.

Por su parte, monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de la capital, lamentó, desde Miami donde está exiliado, la falta de misericordia entre los seres humanos que llevaron a Rusia y Ucrania a una guerra. Asimismo, hizo un llamado para reconocer los errores propios y los de otros para responder desde la misericordia.

“En la sociedad y en la política no debemos limitarnos solo a señalar las responsabilidades de los demás, sino que debemos realizar continuamente un profundo ejercicio de autocrítica. Quien solamente señala con el dedo y acusa a la parte contraria, se vuelve víctima de su propia autosuficiencia orgullosa, dijo en su homilía.

Agregó que todos los líderes deberían reconocer que más de una vez con sus actitudes han impedido la solidaridad y la confianza entre las personas”.

Asimismo, hizo un llamado a que se deben corregir los errores en la búsqueda del bien y no se debe “humillar, ni para difamar, ni para excluir”.

“No habrá transformación social auténtica si seguimos viendo la paja en el ojo del otro líder y del otro grupo, sin reconocer la viga que cada uno lleva en su propio ojo”, dijo el obispo auxiliar de la arquidiócesis de Managua.

Recuerda guerras en Nicaragua

El cardenal recordó que vivió “de manera personal” la guerra de 1979 en Nicaragua, que llevó al derrocamiento del dictador Anastasio Somoza Debayle ese año, así como los remanentes del conflicto armado entre la Contra y el gobierno sandinista entre 1991 y 1993.

En la década de 1980, como ahora, Nicaragua era aliada de Rusia y recibía su apoyo militar, mientras que los rebeldes, conocidos como Contras, eran apoyados por Estados Unidos.

Al inicio de esta semana, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien volvió al poder en 2007 tras ser jefe de Estado en los años 80, brindó su apoyo a su par ruso Vladimir Putin luego de que este reconoció a los territorios de Donetsk y Lugansk como repúblicas independientes, antes de ordenar el ataque contra Ucrania.

“Sabemos que la guerra no construye nada, deja odio, deja rencores, lo hemos vivido nosotros en Nicaragua, la guerra no ha traído paz, ha traído más odio, ha traído más confrontación, ha traído muchos resentimientos”, resaltó el cardenal.

Nicaragua vive un conflicto sociopolítico desde 2018, cuando estallaron manifestaciones contra el Gobierno de Ortega, que ha dejado más de tres centenares de muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y ha hecho huir a centenares de miles de personas del país.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend