Nación

Obispos nicaragüenses se solidarizan con monseñor Álvarez

Conferencia Episcopal de Nicaragua no menciona, en un comunicado, si existe o no alguna conversación con la Policía, como ha pedido el obispo Álvarez

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se solidarizó con monseñor Rolando José Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la Diócesis de Estelí, quien desde la noche del jueves pasado inició un ayuno y oración de forma indefinida hasta que finalice el asedio policial que sufre.

“Expresamos nuestra solidaridad y cercanía a nuestro hermano monseñor Rolando Álvarez, quien siente zozobra por su seguridad personal y la posibilidad de ejercer su derecho a vivir y celebrar su fe y cumplir su misión pastoral en paz”, reza un comunicado de los obispos nicaragüenses.

“Estamos viviendo momentos difíciles como nación y nuestro deber como Iglesia es anunciar la verdad del Evangelio; en comunión con el sucesor de San Pedro y cada obispo de nuestra provincia eclesiástica de Nicaragua, junto a cada presbítero y todo el pueblo de Dios”, señala el documento.

“Acompañamos —prosiguen— desde la oración a cada hermano que se asocia a los padecimientos de Cristo e invocamos al Espíritu Santo para que sea quien ilumine las mentes y los corazones de todos los nicaragüenses”.

Comunicación con Policía

Monseñor ha indicado que mantendrá el ayuno — “a agua y suero”— hasta que la Policía Nacional, “a través del presidente o del vicepresidente de la Conferencia Episcopal, únicamente, me haga saber que van a respetar mi círculo de privacidad familiar”.

El obispo de Matagalpa es el encargado del área de comunicación de la CEN y uno de los religiosos más populares e influyentes de Nicaragua.

Según Álvarez, la CEN ha intentado establecer comunicación con la Policía Nacional, que dirige un consuegro del presidente Daniel Ortega, para que retire el asedio contra Álvarez, pero no han obtenido respuesta.

En el comunicado, los obispos nicaragüenses no mencionan ni una palabra sobre estas conversaciones con la Policía Nacional.

Los obispos tampoco recogen, en su texto, la situación del sacerdote Harving Padilla, párroco de la iglesia San Juan Bautista de Masaya, quien desde hace una semana ha denunciado el acoso y la vigilancia de fanáticos sandinistas y policías.

Este sábado, la Policía Nacional bloqueó las cuatro calles que convergen con la parroquia en Masaya. Según reportan fuentes cercanas al religioso, en la zona aledaña a la iglesia hay aproximadamente unos 30 oficiales, quienes instalaron retenes en cada esquina e impiden a la población acercarse al templo.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend