Nación

Ortega recibe más de 700 000 dólares para damnificados de huracán Eta

Cooperación será para compra de víveres, medicinas y reconstrucción de viviendas; EE. UU y Suiza también ayudan a través de organismos

A una semana del paso del huracán Eta por Nicaragua, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y el Gobierno de Taiwán entregaron al Gobierno de Daniel Ortega la suma de 700 000 dólares para ayudar a los damnificados, que según un informe preliminar oficial dejó 172 millones de dólares en pérdidas y 71 297 personas evacuadas.

La ayuda fue anunciada después que el Gobierno de Ortega hiciera un llamado de asistencia internacional para la reparación de viviendas, la restauración de la infraestructura pública, de unidades de salud y la compra de alimentos para proveer a los nicaragüenses que permanecen en los albergues.

La primera donación fue de 200 000 dólares que entregó Taiwán para la compra de materiales y víveres. A este donativo se le sumaron 500 000 dólares de parte del BCIE, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM).

“Los recursos de esta cooperación serán entregados mediante un único desembolso a los organismos ejecutores que designe cada país, los cuales deberán presentar al BCIE un informe sobre el uso de estos recursos y los resultados obtenidos a más tardar seis meses después de que haya sido desembolsada la cooperación”, explicó el BCIE en su sitio web.

De acuerdo con las condiciones que estableció el BCIE, los fondos deberán usarse para “la compra de alimentos, agua potable y demás bienes de uso primario que requieren las personas afectadas; compra de medicinas y atención médica a las personas afectadas; compra de colchones y demás materiales requeridos en los albergues creados para atender la emergencia”.

Asimismo, la ayuda contempla la construcción o reparación de casas, edificios, compra de insumos para la recuperación de siembras agrícolas, financiamiento de campañas y acciones relacionadas a la atención de la emergencia.

Eta en Nicaragua

Estados Unidos y Suiza ayudan a través de ONU y Cruz Roja

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Kevin Sullivan, también anunció que aprobó el desembolso de 100 000 dólares de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID por su siglas en inglés, como respuesta a la petición internacional de apoyo.

Sin embargo, estos fondos no serán entregados al Gobierno de Nicaragua, sino a las Naciones Unidas que desde la semana pasada, junto a sus agencias, están llevando ayuda a las comunidades más afectadas con la entrega de suministros de emergencia y alimentos.

Asimismo, el Gobierno de Suiza distribuirá 500 000 dólares de ayuda en los países de Honduras, Guatemala y Nicaragua. Pero este monto será canalizado por la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).

“La ayuda consistirá principalmente en vivienda de emergencia o alojamiento, agua y saneamiento y recuperación de medios de vida. Las acciones serán implementadas por las sociedades nacionales de la Cruz Roja en los tres países más afectados en coordinación con los representantes de la IFRC en Centroamérica”, explican en un comunicado publicado en las redes sociales de la Cooperación Suiza en América Central.

Por su parte, el gerente de operaciones de la IFRC para las Américas, Felipe del Cid, aseguró que desde el Centro Logístico Humanitario ubicado en Panamá, viajará hacia Honduras y Nicaragua, un avión y dos camiones con 98 toneladas de ayuda humanitaria, que incluye mosquiteros, lonas, equipos de protección ante la covid-19, kits de limpieza, cocina y bidones de agua.

La Federación Internacional ha lanzado un llamamiento de emergencia de 20 millones de francos suizos (21 818.5 millones de dólares) para apoyar y expandir dramáticamente los esfuerzos locales de la Cruz Roja en Honduras, Nicaragua y Guatemala. Esta operación tiene como objetivo ayudar a 75 000 de las personas más afectadas durante al menos 18 meses”, detallan en su sitio web.

Gobierno de Ortega impide ayuda nacional

A pesar de los graves daños que dejó el huracán Eta en el Caribe Norte del país, el régimen de Daniel Ortega politizó y prohibió la ayuda humanitaria que varias organizaciones empresariales y sociales, y voluntariados ciudadanos que pretendían llevar a los damnificados.

“Sabemos que lo que estamos haciendo no es un delito, no es delito ejercer la profesión de manera humanitaria para personas que lo necesitan, es una realidad difícil de entender, la solidaridad debería ser reconocida, no perseguida”, afirmó la doctora Anely Pérez, miembro de Unidad Médica Nicaragüense (UMN), que había empezado a recolectar insumos médicos.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend