Nación

Padre Harving Padilla de Masaya: “Tengo parroquia por cárcel”

La parroquia San Juan Bautista, dirigida por el religioso, sigue bajo asedio permanente. "El objetivo es callar a la Iglesia", insiste

El constante asedio policial y paramilitar que sufre la parroquia San Juan Bautista de Masaya, desde el pasado 15 de mayo, a juicio del padre Harving Padilla, párroco de ese templo religioso, es que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo le tiene impuesta “parroquia por cárcel”, pues no tiene garantías de que al salir no le harán ningún daño.

“Ellos (policías) dicen que puedo salir a la hora que quiera, pero cómo voy a salir estando inseguro, con esas personas ahí, cuál es la seguridad que uno puede sentir cuando constantemente personas de civil están ahí apostadas, personas que sabemos son paramilitares, agresivos, y para evitar que ellos tengan algún confrontamiento conmigo prefiero no salir. Tengo parroquia por cárcel”, apuntó el religioso.

En entrevista con el programa Esta Noche, Padilla aseguró que el asedio en contra de él en la parroquia San Juan Bautista no es el único que ocurre en Nicaragua, resaltando que otros religiosos y parroquias de Masaya y en otras Diócesis del país también sufren acoso y asedio policial y paramilitar.

“La persecución es a la Iglesia católica, no solo contra un sacerdote, porque el objetivo es callar a la Iglesia en el servicio pastoral y sacerdotal que hacemos”, señaló.

Este 18 de mayo el sacerdote Uriel Vallejos, párroco de la parroquia Divina Misericordia de Sébaco, denunció ser víctima de hostigamiento policial.

“Agentes de la Policía Nacional que se encuentran en una caseta afuera de la Nunciatura (Apostólica), tomaron fotografías y luego esperaron que saliera y estaban otros agentes, quienes pidieron documentos al conductor, y luego me exigieron presentar mis documentos personales, a lo cual me opuse porque no conducía”, denunció el religioso a través de las redes sociales de la parroquia.

Padilla lamentó que este 18 de mayo, además del asedio permanente en su parroquia, ocurrió en Masaya la detención del excarcelado político Yubrank Suazo, integrante de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD), que también denunció asedio y acoso durante el fin de semana pasado en las afueras de la vivienda de sus padres.

“A mí golpea mucho la detención de Yubrank porque es un joven que en todas las actividades parroquiales ha estado colaborando, es muy cercano a nuestra Iglesia, a la feligresía, igual su familia, son muy conocidos y me duele la situación que están pasando. Su mamá está delicada en el hospital y la Policía entró  arremetiendo contra el joven Yubrank y contra la familia”, afirmó.

“Nos sentimos amenazados”

El sacerdote destacó que como “humanos” se sienten amenazados por esta persecución y acoso que dirige el régimen Ortega-Murillo contra la Iglesia, y más recientemente con la posible criminalización que pretende imponer contra los religiosos.

“Sí nos sentimos amenazados, humanamente nos sentimos amenazados, porque ellos (el régimen) tienen la sartén en sus manos y todos los diputados sandinistas están a la orden de cualquier ley que manden de El Carmen”, señaló.

Lamentó que lo que se ha pretendido formar en Nicaragua “es el imperio sandinista, porque ellos son los que tienen la sartén en las manos, y te pueden levantar calumnias, te pueden señalar, golpear, te pueden hacer daño”. 

La Asamblea Nacional, controlada por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, aprobó el pasado 4 de mayo un informe de las Comisiones de Justicia y Asuntos Jurídicos y de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos en el que se recomendó incrementar las penas contra futuros presos políticos de Nicaragua que fueran juzgados por los delitos de “traición a la patria”, confiscar bienes a través de la figura “extinción de dominio” y criminalizar a “religiosos y directores de organizaciones de derechos humanos que se involucraron en la aventura golpista”.

Campañas en su contra

En los últimos tres años, el sacerdote Padilla ha sido objeto de campañas de desprestigio ordenadas por el régimen Ortega-Murillo y divulgadas en medios oficialistas. En julio de 2018, el oficialista 19 Digital publicó una nota en la que señalaron al religioso de “dirigir a los terroristas que asesinaron vilmente al suboficial Gabriel de Jesús Vado Ruiz”, aduciendo que “su complicidad quedó en evidencia en la comunicación que mantenía con los delincuentes”.

El sacerdote afirmó que la divulgación de los medios oficialistas fue “totalmente manipulada”, puesto que en el audio asegura que solicitó a los manifestantes que entregaran al oficial “a los derechos humanos para resguardarle su vida”. 

“Lo que tengo entendido por los médicos que se quedaron en los lugares para curar a los heridos de las protestas era que los mismos paramilitares, cuando entraron al local, se llevaron al hombre que estaba vivo y que ellos mismos propiciaron la muerte de ese policía, eso nos dicen los estudiantes de medicina que están exiliados”, agregó.

El cura sufrió otro ataque en noviembre de 2019 por un grupo de fanáticos orteguistas, apoyados por agentes de la Policía Nacional, cuando estos irrumpieron de forma violenta una misa que realizó en apoyo al padre Edwin Román, quien acompañaba a diez madres en huelga de hambre. En esa ocasión, Padilla denunció que era la segunda vez que partidarios al régimen profanaban el templo y responsabilizó a los dirigentes del Frente Sandinista en la ciudad de Masaya.

En enero de 2020, un fuerte dispositivo policial cercó todos los accesos a la parroquia San Juan Bautista, luego que se conoció públicamente que en el templo se realizaría una colecta de útiles escolares, promovida por la Unión de Presas y Presos Políticos (UPPN).


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend