Nación

Policía prohíbe realizar procesiones a parroquias de Masaya

Argumentan que por "razones de seguridad pública" no serán permitidas las procesiones de San Miguel Arcángel y San Jerónimo

La Policía del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo argumentando “razones de seguridad pública” prohibió este fin de semana la realización de procesiones en las festividades de San Miguel Arcángel y San Jerónimo, dos de los santos de la ciudad de Masaya.

De acuerdo con un comunicado de la Arquidiócesis de Managua, la Policía notificó a las cofradías y sacerdotes de las parroquias de San Miguel Arcángel y San Jerónimo que “no estarán permitidas las procesiones en las festividades respectivas de esa ciudad”, que estaban previstas para el 19 y 30 de septiembre.

“Invitamos a los devotos y promesantes de los santos patronos, a tener presente que la fe y devoción son un tesoro que llevamos en el corazón y desde ahí podemos dar el homenaje debido con la fuerza de esa herencia ancestral en nuestras comunidades”, dice el comunicado de la Arquidiócesis.

Asimismo, indican que las misas, novenarios y celebraciones litúrgicas propias de ambas festividades, se realizarán según el programa de cada una de las parroquias en los templos respectivos.

La persecución a la Iglesia

El régimen Ortega-Murillo ha desatado una escalada represiva contra la Iglesia católica, que en 2018 promovió un fallido diálogo nacional entre el régimen y representantes de la sociedad civil. Desde entonces, el Gobierno de Ortega ha tildado de “golpistas” y “terroristas” a los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Actualmente, el orteguismo mantiene prisioneros al obispo de la Diócesis de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, siete sacerdotes, dos seminaristas y un laico comprometido. Además, en marzo pasado expulsó del país al nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag y meses después, en julio, a 18 misioneras de la Caridad. También canceló una decena de medios de comunicación pertenecientes a la Iglesia y forzó a varios sacerdotes al exilio.

La Policía además ha ingresado por la fuerza y allanado una parroquia, impedido a los feligreses recibir la eucaristía dentro del templo y sitiado a otros sacerdotes en sus iglesias.

Igualmente, en mayo pasado prohibió a la Arquidiócesis de Managua la procesión con la imagen peregrina de la Virgen de Fátima.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend