Nación

Preso político Kevin Zamora sufrió parálisis facial y no recibió atención médica, denuncian familiares

Zamora tiene la mitad izquierda de su rostro paralizado, se le dificulta comer y hablar por lo que piden sea valorado por un especialista

El reo de conciencia Kevin Zamora sufrió una parálisis facial, que le ha dejado como secuela la mitad izquierda de su rostro inmovilizado, no puede cerrar el párpado de su ojo izquierdo, su boca quedó abierta y tiene dificultad para hablar y comer. Sin embargo, las autoridades del Sistema Penitenciario Jorge Navarro, conocido como La Modelo, siguen sin llevarlo a un hospital, en el que pueda ser atendido por un especialista, denuncian familiares del preso político.

“El 27 de abril, dos días antes de que tuviera la parálisis lo vimos, estaba bien, pero ya el 11 de mayo pasado que tuvimos otra visita lo encontramos muy mal. Nos dijo que el 29 de abril, a eso de las 7:00 p.m., tuvo la parálisis, pero que los funcionarios no lo sacaron a un hospital”, denunció Santos Zamora, padre del preso político.

Explicó que, en lo poco que pudo decir su hijo, los funcionarios del Penal únicamente enviaron a “reos de confianza” a la celda de Kevin, lo canalizaron y le pusieron “vitaminas”.

“Ni siquiera lo sacaron de la celda para atenderlo, mandaron a otros presos a atenderlo, le pidieron que sacara la mano, lo canalizaron y ahí le pusieron unas inyecciones que dicen que son vitaminas.  También, nos mandaron una receta de unos medicamentos y vitaminas y se le pasaron, pero no lo llevan a un hospital”, remarcó.

Resaltó que la “súplica” que tienen como familia es que “lo saquen a un hospital, que me lo vea un especialista porque está muy mal. Casi no nos pudo hablar, dice que casi no puede comer, estamos tristes, condolidos, mal por estar incomunicados hasta la otra visita, sin saber si ya lo atendieron o si está peor”.

Usarán vía legal para exigir atención médica para Zamora

Santos afirmó que se han contactado con el abogado defensor de su hijo para que introduzca un escrito en los Juzgados de Managua, urgiendo la atención médica especializada en un hospital.

“Vamos a pedir que lo atiendan en un hospital. Ellos (funcionarios del Penal) lo han atendido a su manera, pero esto requiere a especialistas”, apuntó.

Kevin Zamora, de 20 años, lleva más de dos años encarcelado en las celdas de La Modelo. El joven fue detenido en septiembre de 2019, señalado de supuesta fabricación de explosivos artesanales. La justicia orteguista lo condenó a cuatro años de prisión, pero la familia del reo de conciencia ha rechazado todas las acusaciones.

Santos explicó que su hijo, antes de ser “secuestrado y encarcelado injustamente por delitos que no cometió”, se dedicaba “a estudiar, estaba terminando su quinto año de secundaria en el sabatino, trabajaba para pagar las clases de Inglés, que llevaba en un técnico, y asistía a una iglesia evangélica en la que tocaba el piano”.

“Nosotros seguimos exigiendo libertad, sabemos que es inocente, sabemos que de todo eso de lo que se le acusa es falso, pero si me lo van a tener ahí encerrado injustamente, como hasta ahora lo han hecho, al menos que permitan que reciba atención”, destacó.

En diciembre de 2020, Kevin Zamora denunció -a través de una carta que logró filtrar desde el Penal- que era objeto de constante agresiones físicas y psicológicas de funcionarios de La Modelo. En esa ocasión, señaló que había sido fuertemente golpeado y que, producto de eso, le habían quedado lesiones en su brazo.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantiene a más de 180 personas encarceladas por motivos políticos en las diferentes cárceles de Nicaragua. En los últimos tres años las denuncias de malos tratos, torturas y privación de atención médica especializada en los penales del país han sido constantes.

La semana pasada, familiares de los presos políticos Yoel Sandino y John Cerna, conocido como “El Tigrillo”, urgieron asistencia médica especializada para sus parientes, ya que, pese a que son beneficiarios de medidas cautelares, otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), su derecho a la salud sigue siendo vulnerado.

Según reportes de CONFIDENCIAL, Sandino urge una valoración neurológica y la realización de una resonancia magnética para dar seguimiento a un quiste congénito alojado en el lado derecho de su cabeza; y en el caso de Cerna requiere atención para sus alergias, corrección de una dislocación en el hombro que no ha sido atendida desde hace dos años y que haya constancia en las medicinas que recibe para la epilepsia que padece, pues recientemente tuvo convulsiones.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend