Emergencia Coronavirus

Rebrote va al mismo ritmo de contagio que la primera ola

Los casos semanales se han mantenido por encima de los 450, una cifra que cuadruplica el promedio registrado entre noviembre y marzo pasado

Los contagios de covid-19 en Nicaragua no han parado. Al contrario, van en ascenso. Según el monitoreo independiente del Observatorio Ciudadano, del 01 de abril al 19 de mayo, se identificaron 2857 casos y 241 muertes sospechosas. Una cifra que ubica al país al mismo ritmo de ascenso de la primera ola, ocurrida entre mayo y julio de 2020.

“En las últimas semanas hemos tenido días que han superado el número de casos del mayor día del año pasado. Es decir, ya estamos en el mismo nivel de contagio de la ola que nos hizo tanto daño el año pasado (…) El propio Ministerio está reconociendo un incremento de casos acelerados en las últimas semanas”, según un análisis hecho por el Comité Científico Multidisciplinario (CCM) durante el programa “Salud está en nuestras manos”.

El ascenso acelerado de contagios comenzó tras las vacaciones de Semana Santa y el pico máximo se alcanzó entre el 29 de abril y el cinco de mayo. Desde entonces, los casos semanales se han mantenido por encima de los 450, una cifra que cuadruplica el promedio registrado entre noviembre y marzo. Lo mismo ocurrió con el Ministerio de Salud, que ya duplica los 50 casos semanales que venían reportando.

“La segunda ola va hacia arriba, seguimos teniendo una gran cantidad de casos y de fallecidos. Personalmente conocí de cinco fallecidos la semana pasada; estamos comenzando esta y ya una compañera de trabajo nos reporta que acaba de fallecer su hermano por covid-19, lo cual lamentamos, ya que la mayoría de estas muertes son evitables”, advirtió el doctor Leonel Argüello, quien es miembro del CCM.

 “Cada muerte es un fracaso para todos”

Según explican, hay dos formas de evaluar cuál es la situación actual. Una es comparar si estamos igual o peor que la primera experiencia y la otra es compararnos con los países de la región, que a excepción de Panamá, todos están en una mala situación por incremento de contagios y muertes y la llegada de las variantes de preocupación.

“Cada país parece tener patrones de comportamiento de la epidemia que a veces son muy singulares. En Nicaragua, el número de infecciones está al mismo nivel o incluso más que el año pasado. En cambio, la mortalidad no. Hay ascenso de muertes, pero ha sido mucho más lento”, señalan.

De acuerdo al análisis, el promedio de muertes atribuibles a la covid-19 de las últimas semanas –que es reportado por el Observatorio Ciudadano– apenas es una tercera parte de la situación que se vivió en el mismo momento del año pasado.

“Cualquier muerte por covid es un fracaso para todos nosotros, en términos de la prevención y de la responsabilidad que debería asumir cada personas o las decisiones que tienen quienes cuyas decisiones afectan la salud y la vida colectiva”, lamentan.

De acuerdo a las cifras del Observatorio Ciudadano de las 241 muertes ocurridas desde el primero de abril: 79 ocurrieron en Managua, 42 en Jinotega, 17 en Matagalpa y Estelí respectivamente. La semana pasada se incluyó el fallecimiento de un médico esteliano que tenía casi un mes luchando contra la covid-19.

“No se puede alegar ignorancia”

Argüello hizo un llamado para que los esfuerzos sean reunidos en parar los contagios y esto incluye dejar de promover y de asistir a aglomeraciones.

“Después de un año de pandemia no se puede alegar ignorancia, continuar promoviendo actividades masivas es el peor error de la salud pública, lo más dañino para la economía y el acto menos solidario que puede realizar un ser humano o un Gobierno”, reflexiona.

Y explica que al contagiarse una persona daña no solo su salud, sino que incrementa su gasto económico, “su sufrimiento humano y lo deja marcado de por vida porque los daños quedan”. Hay varios estudios que sugieren que los pacientes de covid-19 quedan con secuelas que pueden durar meses.

Las aglomeraciones y exposición de personas al contagio es la constante que más ha denunciado el Observatorio Ciudadano. En los últimos 14 meses han contabilizado más de 1100, la mayoría de estas son promovidas por el Gobierno y las alcaldías. Pero, el doctor también señala que es responsabilidad de la población decidir ir o no.

“Es necesario decir basta ya de contagios. Vos sos el que decide si participas o no en una aglomeración. Vos sos responsable de contagiarte, de contagiar a tu familia, a tus compañeros de trabajo simple y sencillamente porque estás ignorando la realidad. En tus manos está rectificar, rectificar es de inteligentes”, asegura.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend