Emergencia Coronavirus

Régimen ejecuta “deprisa” más del 70% del “presupuesto covid” de 2021

A septiembre solo el 20.5% de este presupuesto se había ejecutado, mientras la población sufría la segunda ola y apenas empezaba la vacunación masiva

El régimen de Daniel Ortega ejecutó el 79.8% del presupuesto asignado a la atención de la covid-19 hasta el último trimestre del año pasado, revela el informe de ejecución presupuestaria 2021, publicado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP). Esta subejecución dejó a la población desprotegida ante la escasez de vacunas y el impacto de la segunda ola de la pandemia.

Según los datos de Hacienda, hasta septiembre habían ejecutado 1029.0 millones de los 5014.7 millones de córdobas disponibles en ese momento, un 20.5% del “presupuesto covid”. Para final del año, la asignación para la pandemia incrementó a 6934.0 millones de córdobas y se logró ejecutar el 94.2%. Entre octubre y diciembre, el Estado utilizó 5538.7 millones de córdobas.

La rapidez en la ejecución presupuestaria coincide con la compra de vacunas contra la covid-19 y la intensa campaña que realizó el Ministerio de Salud (Minsa) entre octubre y diciembre de 2021, después que los nicaragüenses enfrentaran la segunda ola de la covid-19 sin tener ni el 10% de la población inmunizada.

En 2021, la asignación presupuestaria destinada a la atención de la pandemia se multiplicó por 9.3. Inicialmente se habían aprobado 702.4 millones de córdobas, de estos 408.7 millones (58.2%) se le asignaron al Ministerio de Salud (Minsa) y 214.4 millones (30.5%) al Ministerio de Educación (Minsa). Sin embargo, durante el año se le añadieron 6231.6 millones de córdobas en 2021, con la incorporación de préstamos y donaciones externas.

Con el ajuste que tuvo el presupuesto covid al Minsa se le asignaron 4715.9 millones de córdobas, mientras al Mined, que originalmente era el segundo ministerio con una partida significativa, se le redujo a 38.3 millones de córdobas. Al MHCP que inicialmente tenía asignado 40.1 millones se le destinaron 1334.4 millones de córdobas; y al Sistema Nacional de Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) que no tenía nada, le dieron 106.1 millones de córdobas.

Desgloce del presupuesto destinado a la atención de la pandemia. Gráfico tomado del informe de ejecución presupuestaria 2021.
Desglose del presupuesto destinado a la atención de la pandemia. Gráfico tomado del informe de ejecución presupuestaria 2021.

Nicaragua sin vacunas en primeros nueve meses

Las cifras del informe de ejecución presupuestaria indican que el Estado utilizó el 74.2% del presupuesto covid durante el último trimestre del año, que fue cuando el país pudo concretar la compra de vacunas anticovid”, y así el Minsa amplió la vacunación a la población mayor de dos años, que durante los primeros nueve meses del año esperó turno para ser inoculado.

El presidente Daniel Ortega justificó que Nicaragua tuviera tan pocas vacunas culpando a los países ricos por acaparar los biológicos. Mientras, él solo sostenía negociaciones con su aliado comercial Rusia, mientras el resto de la región centroamericana garantizaba la compra de vacunas con otros productores.

La subejecución del presupuesto fue admitida por las autoridades en los informes de ejecución periódicos que publicó el MHCP en 2021. En el reporte del primer semestre admitieron que, hasta entonces, había ocupado menos del 10% del presupuesto que ya se había elevado a 4193.8 millones de córdobas.

Tres meses después, cuando se publicó el Informe de Ejecución Presupuestaria Enero – Septiembre 2021, la ejecución de este presupuesto había aumentado a un 20.5%. Entonces, la población ya se enfrentaba a la segunda ola de la covid-19, que fue más agresiva y dejó más contagiados, hospitalizados y fallecidos que la primera ocurrida en mayo de 2020.

Para ese momento, el porcentaje de vacunados con dos dosis era del 4.27%, el más bajo de América. Lo que detonó que otros países, principalmente España, donara vacunas AstraZeneca a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

500 millones de córdobas para comprar “vacunas anticovid”

Para la compra de vacunas, el Estado creó en octubre de 2021 un fondo especial con el cual también comprarían insumos médicos para las jornadas de vacunación. El monto destinado a este propósito fue de 700 millones de córdobas, de estos ocuparon 507 353 901 de córdobas en el último trimestre del año, indica el informe.

El documento no detalla cómo fueron distribuidos estos 507 millones de córdobas, se desconoce cuánto pagó el Estado a Rusia por los 4.4 millones de vacunas Sputnik V y Sputnik Light recibidas el año pasado o si hubo algún pago por las siete millones de dosis de las vacunas Soberana 02 y Abdala que llegaron de Cuba al país.

El único detalle que se conoce sobre las compras de vacunas fue revelado por el Gobierno en diciembre de 2021, cuando anunciaron la compra de 2.4 millones de vacunas AstraZeneca, valoradas en 15.8 millones de dólares, que fueron adquiridas a través del Fondo Rotatorio de la OPS. Esta compra fue financiada con el primer desembolso de un préstamo 100 millones de dólares otorgado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Según el informe de ejecución presupuestaria, a pesar del rezago en la vacunación, en el último trimestre del año el Minsa logró vacunar a 3 634 151 personas, de estos 1362 982 fueron inoculados con las vacunas compradas con el Fondo. Un monitoreo de CONFIDENCIAL, calcula que actualmente Nicaragua dispone de 15.4 millones de vacunas contra la covid-19, de esta cifra 6.6 millones fueron donadas ante la escasez de vacunas durante 2021.

Inversión para UCI tras segunda ola

Hacienda detalla que las principales fuentes de financiamiento para el “presupuesto covid” provinieron en el 66.8% de Rentas del Tesoro (4,389.9 millones de córdobas); el 24.1% de préstamos externos (1,582.2 millones de córdobas); un 7.8% de Renta con Destino Específico (511.0 millones de córdobas); y un 1.2% de donación externa (80.6 millones de córdobas)”.

Asimismo, explican que desde el MHCP se destinaron 9.5 millones de córdobas para ampliar y equipar los laboratorios epidemiológicos de los Silais de León, Rivas, Managua y Boaco.

También se invirtieron 23.5 millones de córdobas para mejorar las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de los hospitales departamentales de Boaco, Chontales, Siuna, Madriz, Estelí y Managua. Estos últimos sobrepasaron su capacidad durante la segunda ola de covid-19, ocurrida entre agosto y octubre de 2021, aunque el Gobierno la minimizó.

Las áreas de emergencia de los hospitales departamentales de Jinotega, Masaya, Río San Juan, Nueva Guinea y el Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua, recibieron también mejoras y equipamiento para atención de la covid-19. En esto se invirtieron 52.9 millones de córdobas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Emergencia Coronavirus

Share via
Send this to a friend