Nación

“Rosario (Murillo) dio la orden de entregar el papel a La Prensa”

Jaime Chamorro confirma: “Eso me dijo el director de Aduanas”. Miguel Mora, de 100% Noticias, demanda suspensión de la “censura televisiva”

Después de una espera de ocho horas, el primer contenedor de papel periódico llegó al parqueo del diario La Prensa al atardecer de este viernes siete de febrero y fue recibido por los editores, periodistas y fotógrafos que trabajan en este medio de comunicación. Así empezó a ejecutarse la orden de la dictadura, a través de la Dirección General de Servicios Aduaneros (DGA), de entregar a La Prensa las bobinas de papel, tinta, planchas y otros insumos que tenía embargado ilegalmente en sus bodegas desde hace 75 semanas.

Jaime Chamorro Cardenal, presidente del Grupo Editorial La Prensa, explicó a los medios de comunicación que desconocía las razones que facilitaron la entrega de los insumos que estaban embargados en aduana por la dictadura. “Yo no puedo decir por qué, no sé lo que movió a la Presidencia, a la Rosario (Murillo), porque fue ella la que dio la orden. Eso me dijo el director de Aduana”, agregó.

Chamorro Cardenal no restó importancia a la presión internacional ejercida por organismos de derechos humanos y el Gobierno de Estados Unidos, sin embargo, expresó que dicha acción no solo es un beneficio para La Prensa, sino para la propia dictadura.

“Imagínense que, si La Prensa hubiera cerrado, hubiéramos sido el primer país sin un periódico impreso. Es cierto que en Cuba existen, pero son de ellos (dictadura cubana). Aquí no hubiera habido ningún periódico”, insistió con aplomo Chamorro Cardenal.

En un comunicado, la Junta Directiva de La Prensa señaló a inicios de esta semana que el régimen aceptó desbloquear el papel y los insumos, en respuesta a las gestiones del nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag. Estas iniciaron “a raíz de la nota informativa publicada el 26 de enero y el editorial publicado el 27 de enero en los que se denunció la asfixia económica” a la que se somete la empresa por parte de la dictadura orteguista.

Eduardo Enríquez, jefe de redacción de La Prensa (izquierda), junto a Jaime Chamorro Cardenal, presidente del Grupo Editorial La Prensa. Foto: Carlos Herrera

“Yo quiero explicar cómo sucedió esto. El nuncio me llamó, me dijo que la Presidencia había decidido entregar todo lo de La Prensa y que me iba a llamar el director de Aduana. Eso fue a las siete de la noche del viernes (31 de enero). A las siete y media me llamó el director y me dijo que llegara el sábado a su oficina, que la compañera y la presidencia le habían ordenado entregarme todo”, afirmó Chamorro Cardenal.

En la conferencia improvisada en el parqueo de La Prensa, Chamorro Cardenal narró que llevó la documentación requerida por el director de Aduana el sábado por la tarde, y que tuvo una segunda reunión el lunes tres de febrero, en la que le aclaró que la empresa no podía pagar bodegaje de un año y medio porque no fue su responsabilidad retener el material todo ese tiempo.

“Hay almacenes privados, nosotros estamos negociando. Lo más grande y caro son los contenedores que están en El Rama, que se encontró un poquito de polilla, que parece que no causó mucho daño. Pero eso todavía es del embarcador, porque el pedido era de la fábrica a nuestra bodega, entonces ellos están viendo qué hacer con nosotros, nosotros también queremos el papel y vamos a ver con ellos el daño que tiene”, refirió.

El impacto del bloqueo y la crisis

Chamorro Cardenal reiteró que La Prensa no solicitó al nuncio ninguna gestión, y negó que hubiese alguna negociación con el régimen orteguista. Expuso que, si bien la dictadura entregó todos los materiales, esto no significa que el medio de comunicación esté pasando por un buen momento económico, por lo que descartó el reintegro del personal que ha sido despedido producto del bloqueo y la crisis económica.

“Esto nos ha afectado porque el papel es importante. La web no es una fuente de muchos ingresos, el papel sí. Los anuncios han bajado demasiado… la rotativa tiene seis meses de no usarse. La vamos a poner a andar en unas semanas. Ahora se está imprimiendo en la imprenta comercial, en papel bond, imagínese que el papel bond es 30% más caro que el papel periódico y rinde una tercera parte por el peso, porque el papel periódico es mucho menos pesado y el papel se vende por tonelada, por peso”, explicó.

Eduardo Enríquez, jefe de redacción de La Prensa, recordó que antes de la Rebelión de Abril, el periódico contaba con 100 periodistas en todas las áreas, sin embargo, producto del bloqueo y la crisis económica, están trabajando con 30 periodistas.

Agregó que no pueden determinar en cuánto tiempo aumentarán el paginaje (actualmente es de 8 páginas), pues necesitan hacer algunos ajustes en la rotativa que ha pasado seis meses sin funcionar. “La empresa está golpeada, tiene que haber un proceso de recuperación, como tantas veces se ha hecho. La Prensa se va a recuperar y va a volver a crecer”, aseguró.

Antes de la crisis, unos 100 periodistas trabajan en La Prensa, ahora esa cifra no supera los 30, según jefes del diario. Foto: Carlos Herrera

Chamorro Cardenal recordó el final que tuvo El Nuevo Diario, que cerró el año pasado producto del efecto de la crisis económica, y destacó la unidad que tuvo la junta directiva de La Prensa y la creatividad para continuar imprimiendo el periódico en papel bond comprado en el mercado local.

“Creo que esta crisis ha sido bastante grave. En los 80 el periódico se vendía en cantidades y aunque eran pesos chancheros, no hubo una crisis como esta, siempre nos permitieron (importar), Rusia nos vendía. (Es hasta) ahora (que) inventaron esto. Yo creo que ha sido la peor crisis”, enfatizó el presidente de la junta directiva.

Enríquez consideró que la entrega del papel es una manera de darnos cuenta que la dictadura debe respetar la libertad de expresión y el acceso a la información de los nicaragüenses, pues es algo que no pueden eliminar.

“Eventualmente van a tener que ampliar ese acceso a la información, esa libertad de expresión regresando a 100% Noticias y permitiendo a Confidencial ocupar sus oficinas. Todo tiene que regresar para poder decir que en realidad se respeta la libertad de expresión en Nicaragua, no podemos decir que se respeta porque hay otros medios que siguen en problemas”, reiteró Enríquez.

Medios continúan clausurados

Periodistas independientes celebraron la entrega de la materia prima a La Prensa, pero recordaron que persiste la censura televisiva, mientras las redacciones de CONFIDENCIAL y 100% Noticias siguen ocupadas por la Policía desde diciembre 2018, y persiste la persecución y acoso a los periodistas en los departamentos del país.

Miguel Mora, propietario y director de 100% Noticias, explicó en una entrevista en el programa Esta Semana —que se transmite en redes sociales este domingo debido a la censura televisiva— que, desde la ocupación policial, el 21 de diciembre de 2018, ellos no han accedido al edificio, por lo que desconocen si los han desvalijado, si han dañado las instalaciones, o “si se robaron o distribuyeron todos los equipos, no sabemos nada”.

Mencionó que 100% Noticias en televisión abierta, por cable y señal satelital “sigue censurada”, mientras que, en materia legal, “la empresa ha sido cerrada y sus cuentas congeladas” por el Gobierno orteguista.

En las redes sociales, circula la información de que las redacciones de CONFIDENCIAL y 100% Noticias serían devueltas a sus dueños, tras el levantamiento del embargo a La Prensa. Sin embargo, los dueños y directores de ambos medios negaron esa información. “No ha habido ninguna comunicación oficial ni oficiosa (con el Gobierno), simplemente rumores”, afirmó Mora.

100Noticias
Las instalaciones del canal 100% Noticias, que permanecen clausuradas y tomadas por la Policía Nacional. EFE | Confidencial

“Suspender censura televisiva”

En un comentario editorial en el programa televisivo Esta Semana, el director de CONFIDENCIAL, Carlos Fernando Chamorro, dijo que la suspensión del bloqueo a La Prensa “es solamente el primer paso para lograr la restitución plena de la libertad de prensa, y de todas las libertades democráticas, tal y como el régimen se comprometió con la Alianza Cívica, en marzo del año pasado ante testigos internacionales”.

Subrayó que “la devolución de CONFIDENCIAL y 100 % Noticias debe ser acompañada por la suspensión de la censura televisiva, para que estos medios se puedan transmitir en la televisión abierta y a través del sistema de cable, sin ninguna clase de cortapisas”.

Los programas Esta Semana y Esta Noche, dirigidos por Chamorro, no se pueden transmitir desde 2019 por televisión abierta y cable, a través de Canal 12 —como se hacía desde 2010—, por una censura de facto impuesta por el régimen.

Caso de Radio Darío

Además de la ocupación policial de CONFIDENCIAL y 100% Noticias, Radio Darío, en León, fue destruida por paramilitares en 2018, y desde esa fecha sus instalaciones son constantemente asediadas.

Asimismo, el régimen ejecuta una política de censura y presiones económicas contra Canal 12 y Canal 10. Desde finales de 2018, más de 70 periodistas se han visto obligados a salir al exilio por las agresiones y amenazas de Policías y paramilitares.

Aníbal Toruño, propietario y director de Radio Darío, relató en una entrevista en Esta Semana que dirige la radioemisora desde la “distancia”, ya que por protocolos de seguridad no puede estar en León, donde ha sido atacado y amenazado por paramilitares y policías orteguistas.

“La radio sigue destruida, estamos con unas limitaciones de transmisión mínima, que nos permiten estar en el espectro radioeléctrico”, mencionó.

“En base a lo que se le está dando a La Prensa, el derecho a regresar, también yo tengo derecho a reconstruir Radio Darío. Vamos a poner a prueba la voluntad de este Gobierno, si realmente tiene un gesto, tiene que dejarme también reconstruir a Radio Darío para que tenga una sede, igual que con CONFIDENCIAL y 100% Noticias”, expresó Toruño.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend