Nación

Turismo “sobrevive” mientras espera mayor conectividad aérea en este 2022

Tres aerolíneas estadounideses aún mantienen suspendidos sus vuelos hacia Nicaragua. Actualmente predomina el turismo nacional que el extranjero

El turismo en Nicaragua no levanta cabeza. En 2021, las fiestas de fin de año y Navidad, Semana Santa y fiestas patrias dieron un leve respiro al sector doblemente golpeado, por la crisis sociopolítica y la pandemia de covid-19. Las expectativas a principios de 2022 se centran en mantenerse a flote mientras se estabilizan las restricciones por el coronavirus, la conectividad aérea y la situación sociopolítica del país, con la esperanza que en algún momento se retome el crecimiento de 2017, cuando el sector generó 840.5 millones de dólares, según el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Para “Mauricio”, responsable de un negocio turístico, el sector atraviesa un periodo de “recuperación y sobrevivencia”. Los ingresos que perciben se escurren en el mantenimiento y gasto de hoteles, y aún no generan las ganancias esperadas para solventar las deudas. “Mauricio” estima que en promedio el nivel de ocupación en 2021 fue un poco mayor del 20%, lo que aún está muy por debajo de “la salud de cualquier hotel que es más o menos, un 50%”, expresó.

Confía que en 2022 el sector enfrente un panorama más alentador, aunque no pierde de vista la incertidumbre generada por la covid-19. Las restricciones de viajes, como ocurre ahora mismo con la aparición de ómicron, es una pieza clave en la recuperación del turismo. “Mauricio” asegura que varias reservaciones que tenían para enero se cayeron, como efecto de la crisis sanitaria y la nueva variante. Su esperanza es que esta nueva ola de contagios sea más ligera que las anteriores.

Desde 2018, cuando el estallido social fue aplastado con represión, la economía, incluido el turismo empezó a padecer. Las expectativas de crecimiento de varios sectores se derrumbaron. El turismo generó al cierre de ese año, ingresos por 544.3 millones de dólares y luego, continuó bajando. En 2019 llegaron a 515.4 millones de dólares y en 2020, con la aparición del covid, la caída fue estrepitosa: 198.5 millones de dólares, 316.8 millones menos que lo registrado en 2019, según datos del BCN.

Tres fuentes de turismo consultadas por CONFIDENCIAL del norte, pacífico y sur del país coinciden que falta mucho para retornar a los niveles de 2017. “Fabio” trabaja en una reserva del norte del país, un destino atractivo para los turistas. Hasta antes de 2018, el 40% de los turistas que recibían eran extranjeros y el resto, nacionales. “Yo no sé cuántos años van a pasar para que vuelva el turismo hacer como antes de 2018. Nunca, nunca es igual”, expresó.

Asegura que la ocupación hotelera cerró bajísimo en 2021, alrededor de un 40% anual. Aunque esa cifra no es la deseada, representa un avance en comparación con meses anteriores, en los que pasaron hasta 30 días sin huéspedes.

Turismo nacional confía que rebrote no afecte más al sector

Predomina turismo nacional

“Mauricio” asegura que han sobrevivido con el turismo nacional, ya que la llegada de extranjeros no se ha restablecido por completo. Otra fuente que solicitó se omitiera su identidad, aseguró que “el turismo extranjero no está llegando a Nicaragua como anteriormente lo hacía”.

Considera que las principales trabas consisten en la “la falta de vuelos” y las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno. “Mientras esto no mejore no habrá volumen de turistas que permita rentabilidad en las zonas turísticas”, expresó. Predomina el turismo nacional y en menor medida, costarricenses que arriban en vacaciones o fines de semana.

“No creo que la situación política en sí sea un problema, más si lo mencionado antes, de falta de vuelos y normas absurdas… Yo creo que es muy difícil llegar a los niveles de 2017. Tomará tiempo reaccionar. Pero sin vuelos y con medidas absurdas es imposible. Si cambiara habría perspectivas de mejorar”, expresó la fuente.

Nicaragua ha reactivado su conexión aérea poco a poco, después que, por restricciones sanitarias de otros países, el aeropuerto internacional Augusto C. Sandino, en Managua, se quedara sin operar en 2020. La imposición de normativas de bioseguridad por la covid-19 retrasó que las aerolíneas retornaran al país, mientras sí lo hacían con el resto de países centroamericanos, donde las medidas eran más laxas.

Hasta la fecha, tres empresas estadounidenses (American Airlines, United Airlines y Spirit Airlines) mantienen suspendidos sus vuelos a Nicaragua. Por tal razón, la principal demanda de las fuentes de turismo es que haya facilidades para más vuelos internacionales, que representan la llegada de más turistas extranjeros.

En 2020, año de la pandemia, llegaron al país 383 979 extranjeros, de estos, 249 178 provenían de los países centroamericanos y 83 528 de América del Norte.

Gobierno de Ortega hace aún más difícil que las aerolíneas regresen a Nicaragua

Silencio en sector turismo

El pasado 27 de octubre, la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) informó que su representante por más de una década, Lucy Valenti, había renunciado. Su voz cuestionaba las medidas del Gobierno que no alentaban el crecimiento del sector turístico, como sucedió con las aerolíneas.

Valenti señaló que mientras no se restablecieran las conexiones aéreas como antes de la pandemia, era muy difícil que el sector despegara. CONFIDENCIAL intentó comunicarse con el actual presidente de la cámara, Carlos W. Schütze, pero no respondió mensajes ni llamadas.

Asimismo, las fuentes que accedieron hablar, lo hicieron bajo anonimato por temor a represalias contra sus negocios o contra ellos mismos. Por su parte, el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) aún no ha compartido las cifras de visitas a centros turísticos durante las fiestas decembrinas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend