Nación

Un muerto y cuantiosos daños deja la primera onda tropical en Nicaragua

La primera víctima de la temporada lluviosa, identificada como Mayeli Obando, fue encontrada en la costa del lago de Managua o Xolotlán

Al menos un muerto y cuantiosos daños en diferentes ciudades de Nicaragua dejó como resultado el paso de la onda tropical número uno de la temporada, que ingresó el jueves y salió la tarde de este viernes, informaron las autoridades nicaragüenses.

La primera víctima de la temporada lluviosa de Nicaragua, identificada como Mayeli Obando, fue encontrada este viernes sin vida en la costa del lago de Managua o Xolotlán, un día después de haber sido reportada como desaparecida cuando fue arrastrada por la corriente de un cauce pluvial.

El paso de la onda tropical sobre Nicaragua dejó precipitaciones de hasta 130 milímetros en Managua, y 80 milímetros en el noroeste del país, indicó el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter).

Las precipitaciones, intensas y constantes, inundaron al menos 14 barrios de Managua y anegaron 40 viviendas, de acuerdo con datos de la alcaldía de la capital nicaragüense.

Actualmente en la capital existen 57 puntos críticos propensos a desastres e inundaciones cada invierno. Estas, según han explicado históricamente los expertos en el tema, son provocadas por el desorden urbano, la basura y el drenaje pluvial obsoleto que se construyó en el siglo pasado y la creciente construcción de residenciales en zonas no aptas.

Las lluvias también causaron inundaciones en algunas de las principales vías de Managua, así como en calles de las zonas periféricas. La situación empeoró debido a los efectos que causó en el tráfico de la ciudad.

El dueño de un autobús de transporte urbano colectivo de Managua informó que el automotor fue impactado por un rayo cuando circulaba cargado de pasajeros en una calle céntrica de la capital, pero no causó lesionados.

“Mar de fondo” en Corinto

En la ciudad costera de Corinto, ubicada en el noroeste de Nicaragua, las olas del océano Pacífico penetraron hasta la zona urbana, y destruyeron parcialmente unas diez viviendas, según afirmaron los testigos, a medios de comunicación locales.

Las autoridades nicaragüenses confirmaron que el oleaje se debió al fenómeno conocido como “mar de fondo”, como producto del paso de la onda tropical.

Los afectados mostraron los restos que quedaron en pie de sus viviendas, cuyas estructuras cedieron ante el constante golpeteo de las olas.

Los desastres causados por las primeras lluvias del año son normales en Nicaragua, debido a que la basura en las calles se combina con la falta de drenaje óptimo en algunas de sus ciudades.

La temporada lluviosa en Nicaragua va de mediados de mayo, hasta fines de noviembre.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Nación

Share via
Send this to a friend