Opinion

“Para toda la vida”, de Fernando Cardenal S.J

Comparto el último correo electrónico que recibimos del padre nicaragüense. No se lo pierdan, de leerlo y, ojalá, de vivir su mensaje

Me parece que vale la pena compartir el que quizá fue uno de los últimos mensajes por correo electrónico y palabra de Fernando Cardenal, fechado en enero. Más allá de la gesta de la alfabetización, de su compromiso, de su empeño por avanzar en humanidad cada proceso social, cada encuentro con otra persona, vale la pena destacar cómo vivía el Amor por dentro. Porque eso es lo que iluminaba sus ojos y los llenaba de esa especie de entusiasmo que intercambiaba con los jóvenes.

Siento mucho su partida. Creo que los hombres buenos no hacen mejores a los demás sólo por su presencia, sino que los demás, cuando los rodean, se vuelven mejores en su conjunto. Es lo que he visto en quienes han estado más cerca de Fernando y con quienes he compartido encuentros y celebraciones profundas.

Pero sin más, les dejo con el último mensaje que recibimos de Fernando por correo. Si alguno llega a experimentar lo que él estaba viviendo en este tiempo, sabrá a qué se refiere al final. No se lo pierdan, de leerlo y ojalá de vivirlo, porque así uno se puede ir de cualquier lugar, enterito, incluso de esta vida, con esa sonrisa que da la verdadera alegría del amor probado.

Copia del mail del Padre Fernando a su comunidad:

“Te envío las reflexiones que les prometí ayer en la Eucaristía para que se las hagás llegar a todas y todos los miembros de nuestra Comunidad San Romero de América. GRACIAS.

En los Ejercicios Espirituales que acabo de hacer del 2 al 10 de enero me metí de lleno en el Jubileo Extraordinario de la Misericordia promulgado por el Papa Francisco del 8 de diciembre del 2015 hasta el 20 de noviembre del 2016. El Papa pretende que todo este año profundicemos en la Misericordia de Dios, que para él es más importante que cualquier otro tema de la Religión y de la Espiritualidad Cristiana, más importante que el Catecismo o el Derecho Canónico. Para el Papa Francisco la Misericordia es el paso fundamental a la propuesta de la auténtica reforma de la Iglesia: reforma profunda, superaremos así la visión de la Iglesia legalista y puritana. Dice el Papa: “He pensado mucho cómo la Iglesia puede hacer más evidente su misión de ser testigo de la Misericordia de Dios” y cumplir la orientación de Jesús que nos dijo: “Sean Misericordiosos como vuestro Padre Celestial es Misericordioso”.

Yo en los Ejercicios Espirituales me sentí todos los días desbordado y abrumado por la Misericordia de Dios, y así he seguido todos los días posteriores a los Ejercicios Espirituales. Todo es posible después de recordar que Jesús en la Última Cena nos dice que nos ama con el amor que Dios Padre le tiene a Él. Es decir, que nos ama con AMOR INFINITO, como infinito es el amor de Dios Padre a su Hijo. Después de escuchar esto, ya nada nos puede asombrar. Decía la gran Santa Teresa de Ávila, Doctora de la Iglesia y una de las más grandes mística de toda la historia del Cristianismo: “ El Señor dora mis pecados. Él castiga mis pecados dándome más gloria.” Ella comprendió que Dios no es Juez, sino que es la misma Misericordia, esa es su esencia.

Me siento tan emocionado que he querido compartir con mis amigos estos días algunas de mis reflexiones sobre la Misericordia y sobre todo ir compartiendo las reflexiones del Para Francisco sobre este maravilloso Jubileo Extraordinario de la Misericordia. Si llegan ustedes a tener la experiencia personal de sentirse perdonados por Dios y amados por Dios tendrán una profunda alegría que les durará toda la vida.

Hasta pronto. Con un fuerte abrazo fraterno que les lleva toda mi admiración y cariño:
Fernando Cardenal s.j.”

Lea la última entrevista concedida por Cardenal al programa Esta Noche, aquí


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Opinion

Share via
Send this to a friend