Política

Así afectó a Nicaragua la caída de Facebook, WhatsApp e Instagram

Los nicas vivieron seis horas de angustia y desconcierto. La suspensión también afectó el “gran lanzamiento” de la campaña virtual del FSLN

Durante el corte de Facebook –y sus aplicaciones: Instagram, Messenger y WhatsApp, el lunes 4 de octubre– los usuarios nicaragüenses de la red social padecieron varios efectos, algunos divertidos y otros más graves.

Pareció una eternidad, pero solo fueron poco más de seis horas, en las que la red social Facebook en su conjunto resultó inaccesible para los usuarios en todo el planeta. El corte alteró también la conversación digital cívica y política en una Nicaragua que tiene en las redes sociales su principal espacio de libertad de expresión, dado que la represión política impuesta por el régimen de Daniel Ortega la hace imposible en las calles.

Los usuarios nicas reaccionaron con perplejidad al verse impedidos de comunicarse por Facebook, Instagram y WhatsApp para desarrollar su trabajo con agilidad y recurrieron a la red social Twitter para informarse sobre lo que sucedía. Twitter, que se mantuvo activa, Telegram y Signal fueron las redes a las que acudieron para continuar el trabajo, y el teléfono por línea convencional. El uso de las comunicaciones habladas –no escritas y enviadas por mensaje de texto y voz– causó risas entre los comunicantes que tenían bastante tiempo de no relacionarse de esa manera, según nos reportan algunos usuarios.

Por las redes de Facebook, los nicas se informan sobre sus comunidades más cercanas –amistades y familia–, y lejanas y comparten contenidos personales: hay casi 300 000 nicas viviendo en el extranjero bajo las categorías de diáspora y exilio político. Las comunicaciones entre nicas dentro del país con los del exterior son diarias y constantes, por lo que el corte afectó de manera sensible en términos personales.

La red social también es utilizada para seguir las noticias que publican los medios de comunicación independientes nicaragüenses, los únicos que informan con veracidad sobre el acontecer nacional. Estos reanudaron la difusión de sus noticias a través de estas aplicaciones al restablecerse Facebook. 

También las usan para hacer compras e informarse sobre nuevos productos de las empresas de servicio. En esta área todavía no hay registros del daño económico que ocasionó en Nicaragua la caída de las comunicaciones de Facebook.

Al inicio del corte, los usuarios en Twitter reaccionaron con humor, publicando memes con los que se burlaban tanto de Facebook como de la dependencia de alguna gente con las redes sociales. Y la inseguridad que viven muchas empresas al no tener sitio web propio y apostar solo a una página en la red, como se advirtió en un tuit.

Al pasar las horas, la inquietud bajó de tono y las bromas cesaron. “¿Y ahora, cómo hacemos?” se preguntaban.

La información política también se vio afectada. Ese día, la Unión Nacional Azul y Blanco (UNAB) presentaría su primera conferencia virtual, después de haber anunciado que pasaba a la clandestinidad para proteger de la represión a sus integrantes y simpatizantes. Y lo iba a hacer por su página de Facebook. Finalmente hizo su conferencia al restablecerse la red social.

Más daño causó en las filas del régimen, pues ese lunes el partido de Ortega lanzaría por la mañana su “campaña electoral” virtual, que usaría las redes sociales para difundir su propaganda con la intención de conseguir el voto para unas elecciones en las que la dictadura participa en solitario, pues tiene apresados a los precandidatos opositores. La caída de Facebook afectó el “gran lanzamiento”. Ortega realizó el lanzamiento de su campaña imponiendo una cadena nacional por radio y televisión que se emitió por la tarde.

Efecto grave: “Con el Jesús en la boca”

Aunque algunos usuarios se vanagloriaron de no tener dependencia de las redes de Facebook, a media mañana del lunes apareció un tuit que reveló un uso social que estuvo en riesgo durante la caída de WhatsApp: el que los profesionales de la medicina dan a la red atendiendo y dando seguimiento a sus pacientes.

Así, la doctora Magda Alonso explicó: “Yo sí he estado con el Jesús en la boca, porque el monitoreo de los pacientes covid-19 son por WA (WhatsApp)” y añadió en otro tuit: “Hay muchas personas bastante acostumbradas al WA. Sobre todo personas mayores”.

Qué dice Facebook

El lunes 4 de octubre pasará a la historia entre los 3500 millones de usuarios que usan Facebook en todo el mundo. Ya hay un meme que dice: “Yo sobreviví a la caída de Facebook/Instagram de 2021”. El corte de las comunicaciones en esa red evidenció la vulnerabilidad de los usuarios que dependen exclusivamente de Facebook y sus aplicaciones para desarrollar sus comunicaciones personales y empresariales.

“Nuestros equipos de ingeniería han aprendido que los cambios de configuración en los enrutadores troncales que coordinan el tráfico de red entre nuestros centros de datos causaron problemas que interrumpieron esta comunicación. Esta interrupción del tráfico de la red tuvo un efecto en cascada en la forma en que se comunican nuestros centros de datos, lo que paralizó nuestros servicios”, explicó Facebook en un comunicado.

Ante las sospechas de que el corte fuera provocado por algún ataque cibernético, la compañía aclaró en el mismo comunicado: “Queremos dejar claro en este momento que creemos que la causa principal de esta interrupción fue un cambio de configuración defectuoso. Tampoco tenemos evidencia de que los datos del usuario se hayan visto comprometidos como resultado de este tiempo de inactividad”.

Y sobre el largo tiempo que tardaron en resolverlo explicó: “La causa subyacente de esta interrupción también afectó a muchas de las herramientas y sistemas internos que utilizamos en nuestras operaciones diarias, lo que complicó nuestros intentos de diagnosticar y resolver rápidamente el problema”.

“Los archivos de Facebook” (Facebook files)

Facebook es una empresa que está bajo intenso escrutinio por parte de los ciudadanos e instituciones públicas de los Estados Unidos. Y de todo el planeta, también. 

Este grave apagón digital coincidió con las revelaciones publicadas en tres entregas exclusivas por el diario Wall Street Journal (WSJ) en las que Frances Haugen, una extrabajadora de la empresa, denuncia que existen estudios científicos que demuestran que Instagram es tóxico para las y los adolescentes, que Facebook lo sabe y no hace nada por detener este daño.

Haugen dijo en una entrevista al diario WSJ que “quiere arreglar la empresa, no dañarla”.

El dueño de Facebook, Mark Zuckerberg contestó en su página con una explicación larga en la que dice que no se reconocen como empresa en el retrato negativo que están ofreciendo las noticias y explica que hacen esfuerzos continuos para proteger a las y los adolescentes: “Si vamos a tener una conversación informada sobre los efectos de las redes sociales en los jóvenes, es importante empezar con una imagen completa. Nos comprometemos a hacer más investigaciones a nosotros mismos y a hacer más investigaciones y disponerlas públicamente”.

Mientras, en Nicaragua, el uso de la red Facebook y sus aplicaciones volvió a su acostumbrada actividad. Pero un poco más alerta sobre su dependencia de las redes sociales.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend