Política

Brian Nichols advierte más sanciones en contra del régimen de Daniel Ortega

Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental defiende postura de no invitar a Nicaragua, Cuba y Venezuela a la Cumbre de las Américas

El principal encargado del Departamento de Estado de EE. UU. para Latinoamérica, Brian Nichols, afirmó este lunes que preparan una nueva ronda de sanciones contra Nicaragua, en la jornada inaugural del Foro de la Sociedad Civil dentro de la IX Cumbre de las Américas.

“Esperamos cambios profundos en su forma de actuar y si no, vamos a tomar medidas para expresar nuestro desacuerdo con la presión política que existe en Nicaragua en este momento”, expresó Nichols en declaraciones a los periodistas instantes antes de la apertura del Foro de la Sociedad Civil, en un hotel de Los Ángeles.

 

La última ronda de sanciones estadounidenses en contra del orteguismo se dio el pasado 10 de enero, en el contexto del acto de autoproclamación de Daniel Ortega y Rosario Murillo, para un nuevo período de Gobierno, luego de un proceso de votaciones sin transparencia, bajo la sombra de la represión y sin competencia política.

Ese día, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó a seis operadores del régimen: la ministra de Defensa, Rosa Adelina Barahona de Rivas; el jefe del estado mayor general del Ejército de Nicaragua, Bayardo Ramón Rodríguez Ruíz; al general de brigada y jefe del Departamento de Personal y Cuadros del Ejército de Nicaragua y miembro de la Junta Directiva del Instituto Militar de Bienestar Social (IPSM), Bayardo De Jesús Pulido Ortiz.

Las sanciones alcanzaron a la directora general de Telcor, Nahima Janett Díaz Flores, y a Celina Delgado Castellón, directora general adjunta de Telcor y miembro del directorio de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel) en representación de Telcor.

EE. UU. sancionó también a Ramón Humberto Calderón Vindell, general de división retirado, expresidente de la junta directiva de la empresa petrolera estatal nicaragüense Petróleos de Nicaragua y expresidente de la Junta Directiva de Eniminas.

Nicaragua entre los excluidos

Nicaragua es uno de los tres Gobiernos, junto con los de Venezuela y Cuba, que fueron excluidos de la IX Cumbre de las Américas por Estados Unidos en su condición anfitrión, al no considerarlos democráticos y no respetar los derechos humanos.

Sobre Venezuela, Nichols dijo que “hay falta de libertad” y “presos políticos”, situación que es contraria a los “documentos fundamentales de la Cumbre de las Américas”.

“Esa fue nuestra preocupación. Entendemos que hay otras opiniones y pasamos mucho tiempo hablando con los demás, pensando en avanzar en esos temas, pero al final eso es lo que más pesó en nuestra decisión”, indicó el alto funcionario.

También insistió que EE.UU está dispuesto a “modificar sus políticas” hacia la nación caribeña, “si hay negociaciones de buena fe” entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición en México.

Varios gobiernos latinoamericanos han expresado su disconformidad con excluir a esas tres naciones y algunos mandatarios, como forma de protesta, han decidido no acudir a la cumbre, como el boliviano Luis Arce y el mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien dio a conocer su negativa este mismo lunes.

Desde 2018, Nicaragua atraviesa una crisis que, además de los exiliados, ha dejado al menos 355 muertos, de los cuales el Gobierno de Daniel Ortega ha confirmado 200, mientras que más de 180 personas permanecen encarceladas como “presos políticos”, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La Cumbre se celebrará hasta el próximo viernes, aunque las sesiones plenarias con los líderes regionales se desarrollarán solo a partir del jueves, según la programación del Departamento de Estado de EE. UU. Esta es la primera vez que Estados Unidos acoge la cita continental desde su primera edición, que tuvo lugar en 1994, en Miami, durante el Gobierno de Bill Clinton.

*Con información de EFE


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend