Política

EE. UU. mantendrá presión diplomática al régimen de Ortega y Murillo

Subsecretaria de Estado adjunta demanda liberación de los más de 160 presos políticos del régimen nicaragüense

La subsecretaria de Estado adjunta de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos (EE. UU.), Emily Mendrala, advirtió este martes que, a fin de restablecer la democracia en Nicaragua, el Gobierno de su país mantendrá la presión diplomática y económica contra el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, luego que este se “autoproclamara” en unas elecciones sin competencia política.

Mendrala señaló que Ortega, quien el pasado 10 de enero asumió su cuarto mandato consecutivo, “no cuenta con el mandato democrático para gobernar”, puesto que las elecciones de noviembre fueron un “simulacro electoral” y avisó que Estados Unidos usará “las herramientas diplomáticas y económicas” a su alcance para “apoyar al pueblo de Nicaragua”.

La funcionaria también reconoció que las sanciones de EE. UU. tendrán un impacto mayor en la medida que se realicen de forma coordinada con otros miembros de la comunidad internacional. Es por ello que el Departamento de Estado continúa “estudiando las herramientas contenidas en el acta Renacer” y  la forma en que pueden ser aplicadas al régimen de Nicaragua.

Pese a no reconocer la legitimidad del Gobierno de Ortega, el Ejecutivo de Estados Unidos mantendrá abierta su embajada en Nicaragua porque considera que su “presencia” en el país “es muy importante”.

“Tenemos una embajada en Managua y su funcionamiento es muy importante para el intercambio que tenemos con el pueblo de Nicaragua y los servicios que provee, así que la vamos a mantener”, puntualizó Mendrala.

Exige liberación de presos políticos en Nicaragua

La subsecretaria también instó al Gobierno de Nicaragua a que libere “de manera inmediata e incondicional” a los más de 160 presos políticos que mantiene desde 2018, puesto que, valoró, su excarcelación sería un “primer paso” para iniciar un eventual diálogo entre Ortega y la oposición.

Una persona observa el acto de juramentación del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, a través de la televisión estatal. //Foto: Efe

“Nuestro enfoque seguirá siendo el establecimiento de la democracia en Nicaragua. La liberación de presos políticos es muy importante y sería un primer paso concreto”, respondió Mendrala a preguntas de los periodistas.

Durante la investidura de Ortega, para el periodo 2022-2027, prometió un “borrón y cuenta nueva” tras la matanza que desató en abril de 2018 en contra de la población que demandó justicia y democracia. 

Ortega también se quejó de las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, que en la víspera de su juramentación sancionaron a altos funcionarios del Ejército, Telcor y Eniminas. También fueron sancionados Camila y Laureano Ortega Murillo, hijos de los mandatarios nicaragüenses.

A la investidura solo asistieron los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel; de Venezuela, Nicolás Maduro; y de Honduras, Juan Orlando Hernández; y representantes de los Gobiernos de China, Irán,  Rusia y Bolivia.

Mendrala afirmó este martes que el acercamiento del Gobierno de Ortega a China “precipita a Nicaragua al autoritarismo”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend