Política

El dedazo a los alcaldes del FSLN es un premio a la lealtad con el régimen

Expertos en desarrollo local prevén mayor poder de secretarios políticos y paramilitares con más de 100 alcaldes reciclados

Este jueves 22 de septiembre se oficializará la lista de candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales de los comicios municipales de 2022, los cuales están controlados por el Frente Sandinista y sus partidos políticos colaboracionistas.

Este escenario apunta a una reedición de la farsa electoral de 2021, con el orteguismo autoasignándose la mayor cantidad posibles de alcaldías, dejando como interrogante cuántas entregará a los partidos colaboracionistas o si se agenciará el control de todos  municipios de Nicaragua.

Un análisis publicado por CONFIDENCIAL detalló que el Frente Sandinista “reciclará” a 118 de sus alcaldes como candidatos para seguir gobernando en sus comunas, lo que a juicio del experto municipalista Silvio Prado, deja al descubierto “la pobreza en la cantera de cuadros en el sandinismo” y como el orteguismo opera a favor de premiar lealtades, más que un buen desempeño como funcionario municipal.

El analista político Eliseo Núñez Morales, por su parte, insistió en que los comicios municipales de 2022 buscan afianzar el modelo de partido político único al que apuesta el Frente Sandinista, un paso más hacia el sistema autoritario impuesto en Nicaragua. 

Ambos especialistas fueron entrevistados en el programa Esta Noche-transmitido por YouTube y Facebook debido a la censura de la dictadura- como parte de un panel en el cual abordaron el sombrío panorama de Nicaragua de cara a este nuevo proceso de votaciones, sin transparencia y competencia política.

El Frente Sandinista reciclará a 118 candidatos a alcaldes, de 141 alcaldías que controla actualmente en el país, según un análisis de CONFIDENCIAL.  ¿Qué busca el partido de gobierno con mantener a los mismos operadores políticos en estos cargos?

Silvio Prado: Es un sistema de premio y castigo. Se premia al que se ha plegado más al régimen, al que ha actuado más como jefe paramilitar, al que ha acatado las líneas del partido y se castiga quien no lo ha hecho. No se está contemplando una evaluación del desempeño. Simplemente se premia la fidelidad o la lealtad.

Segundo, se demuestra que el Frente Sandinista no tiene una política de promoción de cuadros, que a nivel local no tiene recambio. Me vas a decir que en 100 000 supuestos miembros o militantes del Frente Sandinista, solo hay cientos y tantos que son capaces de dirigir una alcaldía, y por eso van a repetir.  Entonces, lo que te demuestra es una pobreza en la cantera de cuadros del Frente Sandinista en el ámbito local.

Tercero, hay un estancamiento de las élites sandinistas. No hay una dirigencia local que se proyecte hacia cargos públicos. Eso quiere decir que hay un taponamiento en las élites, que no deja subir a las nuevas generaciones, a los nuevos activistas, a los nuevos cuadros. Que repitan (como candidatos) no sería problema si hubiese en el país un sistema electoral competitivo, porque la población es la que premia o castiga al que haya hecho un mal desempeño, porque recordemos, que el alcalde, es el gobernante más cercano a la población.

En el municipio de Jalapa hubo una protesta de militantes sandinistas en contra de esa imposición de candidatos. Algunos fueron castigados con cárcel en El Chipote. ¿Ya no hay derecho a disentir en las filas del Frente Sandinista?

Silvio Prado: Es que nunca ha habido derecho a disentir. Lo que pasa es que antes te fusilaban, te ejecutaban, como durante la guerra contra Somoza. Te lo digo yo que vengo desde dentro del mismo Frente Sandinista.  Ahora, estas protestas son iguales a las que hubo hace muchos años cuando el Frente Sandinista decidió no hacer primarias y nombrar de dedo. Esto es una práctica que ya se conoce desde el Frente Sandinista.  Lo que está pasando es que a los miembros del Frente Sandinista le están aplicando la misma medicina que le aplican al resto de la población de Nicaragua, donde no hay derecho a protestar. Estos militantes que protestaron les están dando una cucharada de su propia medicina. Ahí está. Ahí se demuestra que el régimen dictatorial no solo reprime a quienes no piensan como ellos, sino también a quienes no se comportan como autómatas, como borregos.

En la lista de candidatos del Frente, hay al menos dos que antes fueron electos como autoridades municipales en casillas liberales.  ¿Por qué el Frente Sandinista le da candidaturas a personajes tránsfugas, pero se la niega a sus propios militantes?

Eliseo Núñez: Eso tiene una lógica en dos sentidos. El primero es que el Frente Sandinista camina hacia el partido único y la base argumental del partido único es que las luchas por el poder se dan adentro de un solo partido y no fuera. Si hay diferencias y hay luchas, tienen que ser adentro del propio partido. 

Lo segundo es que están apostando a un nivel de desprestigio de la clase política que te lleve al punto en que no sea confiable ninguna alternativa política al Frente Sandinista. Ellos tienen el poder por su capacidad de ejercerlo a través de la fuerza y no necesitan que cualquier grupo opositor tome prestigio. En ese sentido, lo mismo les sirve a nivel nacional alguien como Wilfredo Navarro para desprestigiar a la clase política, que a nivel local cualquiera de estos candidatos a alcaldes que están poniendo.

¿Qué consecuencias tiene esta imposición de candidatos en las mismas filas del Frente Sandinista?

Eliseo Núñez: Es que el que está en el Frente Sandinista a estas altas alturas, ya tuvo que haber decidido ser autómata, ya tuvo que haber decidido a no tener una opinión, a no tener un pensamiento.   Básicamente, el efecto es mínimo, porque la gente que está en el Frente Sandinista está por el salario que recibe del Estado o está por el sometimiento que ha decidido tener. Ahí no hay nadie que esté por una decisión de ser libre, de hacer cosas, o de mejorar la vida del resto de los nicaragüenses. Todos los que están ahí adentro básicamente están por mantener sus salarios, su estatus o porque simplemente decidieron que es más fácil someterse a los designios de Ortega y Murillo.

La dictadura buscará oficializar el control de las cinco alcaldías asaltadas y despojadas al CxL.  ¿Qué impacto tiene la imposición de la dictadura en esas alcaldías, que tradicionalmente son opositoras?

Silvio Prado: De entrada, violenta la voluntad popular. Yo no sé cuánta gente va a ir a votar en esos municipios. Yo diría que si a la gente no le permiten votar por los candidatos de su partido que no sean del Frente, la gente se va a abstener. Yo creo que ahí va a haber una abstención alta en esas alcaldías. Eso creo es una desnaturalización de entrada de las nuevas autoridades, porque no tienen la legitimidad de origen, porque no van a ser electas por el voto de la población.

Lo otro es que hubo un deterioro de la ciudadanía, de la ciudadanía entendida como la persona con deberes y con derechos frente a la autoridad pública, porque le arrebatás el derecho de elegir y de ser elegido. Es terrible que a la gente le impongan encima como autoridad a una persona que no ha elegido.

¿Qué papel jugarán los partidos colaboracionistas? ¿Aspiran a una designación mínima de alcaldías o el Frente Sandinista se va adjudicar todas las municipalidades del país?

Eliseo Núñez: Yo creo que Ortega está caminando hacia el modelo de un partido único y lo que comprobaría esto es que cope el 100% de las alcaldías de Nicaragua y les mantenga algunas concejalías a los partidos colaboracionistas por un tiempo. El papel que juegan es básicamente de ser los acompañantes del entierro del pluripartidismo y al entierro de la capacidad de ejercer cualquier modelo democrático adentro del país, y pasar a un modelo autoritario de partido único y totalitario.

Los partidos colaboracionistas van a acompañar eso por prebendas. Por eso es que hicieron el tema del reembolso electoral. Además, ahora el reembolso no es contra los gastos de campaña.  Ahora el reembolso es directo. Los votos que sacas, te los reembolsan y no tenés que presentar facturas ni soportes de ningún tipo de gasto. Es un premio que te dan por participar. Cada voto tiene una cantidad en valor y el voto que te asigna el Consejo Supremo Electoral, te lo pagan con una cantidad de dinero. Creo que eso va a andar como por los 350 a 400 millones de córdobas.  Estás hablando de unos 10 millones de dólares. O sea, por cada uno por ciento de votos que saques, vas a tener 100 000 dólares en la bolsa.

En muchos casos de los candidatos reciclados, son en realidad los secretarios políticos del Frente Sandinista los encargados de mover los hilos del poder en los municipios. ¿Qué relevancia tienen hoy los alcaldes en la jerarquía de poder del Frente Sandinista?

Silvio Prado: Ninguna, porque desde hace mucho tiempo que los electos no cuentan. Son electos de pura mentira. Yo creo que ahora se va a hacer más evidente el peso que tienen los secretarios políticos, como los que controlan el poder, frente a los alcaldes electos entre comillas, porque no fueron electos por el voto popular, fueron designados. A menos que el alcalde coincida con la figura de secretario político y le dé una garantía de control en algunos lugares.

En Managua, todo el mundo sabe que la alcaldesa (Reyna Rueda) es una figura de papel, que el que manda es Fidel Moreno. Entonces, pues así va a pasar en otros sitios, salvo lugares como Estelí, Matagalpa o Jinotega, donde el alcalde sea una figura fuerte y concentre el poder político, además del poder paramilitar.

Ahora que el Frente Sandinista se alza con el control absoluto de los territorios, mientras permanece el estado de sitio policial en el país, ¿qué les resta a los ciudadanos, a la oposición y las fuerzas vivas en el país que resisten a la dictadura?

Eliseo Núñez: En este tipo de luchas que se te convierten a largo plazo, es estar listo para aprovechar cualquier fisura o posibilidad de generar cambios. Entonces tenés que mantenerte comunicado, estructurado, con capacidades mínimas, pero con capacidades. Lo peor que te puede pasar es como en 2018, en que se dio una explosión absolutamente espontánea y no hubo capacidad de liderar esa explosión, hasta llevar a un punto en que se generará un cambio. No necesariamente el cambio podría haber significado la salida de Ortega. Incluso hubiera podido significar un cambio de modelo, que permitiera salir adelante con un arreglo político, pero ni siquiera eso.

La ausencia de un liderazgo es lo que nos llevó al punto en que Ortega esperó a que la gente se cansara físicamente de las protestas, para iniciar su matanza a través de la famosa “Operación Limpieza”. Entonces, el reto es mantener una estructura mínima, mantener una comunicación fluida y tener la capacidad de poder identificar los liderazgos emergentes e irles dando espacio, para que en el momento en que haya una oportunidad, poder tener la capacidad de liderarla.

Silvio Prado:  Yo dudo que el Frente vaya hacerse con todas las alcaldías. No lo va a hacer porque no le interesa, no le conviene. Así como no se hizo con todos los escaños del Parlamento en las elecciones nacionales. Le interesa seguir manteniendo esa apariencia de autoritarismo electoral. Yo creo que va a dejar unas alcaldías chiquitas, que se las va a dar a la oposición. Tampoco le interesa desmantelar a esa oposición colaboracionista que tiene. Lo que queda a pesar de que el Frente se haga con más alcaldías, es que la gente siga resistiendo como lo está haciendo. Hay que alimentar la esperanza y la esperanza no se abandona nunca. Yo creo que hay formas de protesta todos los días en nuestro país que alimentan esa esperanza de la resistencia. Si no, el Gobierno no estaría echando presos todos los días a personas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend