Política

“Falta de libertades” marca proceso electoral de Nicaragua, alertan Oacnudh y CIDH

Exiliados instan a quienes están en Nicaragua a quedarse en casa el 7 de noviembre, mientras ellos marcharán en varias partes del mundo

La “falta de garantías y de libertades”, incluida la de información, marcan el proceso electoral en Nicaragua, denunciaron este jueves la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Oficina Regional del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para América Central y República Dominicana (Oacnudh). Por lo que —una vez más— piden al mandatario Daniel Ortega, quien aspira a su tercera reelección consecutiva, “eliminar los obstáculos a la plena participación de todas las personas” en los comicios del próximo 7 de noviembre.

En la antesala de las votaciones del próximo domingo, el régimen de Ortega y Rosario Murillo, su esposa, vocera y vicepresidenta, eliminó la competencia política encarcelando a 39 líderes opositores; entre ellos los aspirantes a la presidencia Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Miguel Mora y Noel Vidaurre. Además fueron despojados de su personería jurídica el Partido Conservador, Partido de Restauración Democrática y Ciudadanos por la Libertad, este último era considerado el vehículo electoral de la oposición.

La CIDH y la Oacnudh señalaron en un comunicado que han observado “la intensificación de la represión y las afectaciones a los derechos humanos y libertades fundamentales en el marco del proceso electoral” nicaragüense, debido a que régimen “eliminó el pluralismo político que estaba obligado a garantizar en el próximo proceso electoral”.

Restricciones a la información en Nicaragua

Ambos organismos expresaron además su “preocupación por la negativa a permitir la entrada en Nicaragua de varios periodistas extranjeros en las últimas semanas, así como por la falta de respuesta a las solicitudes de acreditación realizadas para poder informar sobre el desarrollo de la jornada electoral”.

“Los ataques contra medios y periodistas, tales como el allanamiento de las instalaciones del diario La Prensa, el 13 de agosto, y la detención de su gerente general al día siguiente, restringieron también indebidamente la libertad de expresión y el derecho a la información, que además resultan imprescindibles en períodos de campaña electoral”.

Periodistas de varios medios internacionales han denunciado que las autoridades nicaragüenses les han negado la entrada al país centroamericano para cubrir los comicios.

El corresponsal en México del rotativo francés Le Monde, Frédéric Saliba, denunció que el pasado 16 de octubre, un día antes de su vuelo a Nicaragua, la aerolínea le notificó que su boleto había sido cancelado por decisión de las autoridades nicaragüenses, que alegaron razones migratorias.

También un equipo del diario El Heraldo de Honduras que intentó entrar a Nicaragua fue expulsado pese a que cumplía con los requisitos migratorios exigidos.

Restricciones arbitrarias

Además la CIDH y la Oacnudh denunciaron “las restricciones arbitrarias contra la libertad de asociación de la sociedad civil, tales como las impuestas por la Ley de Agentes Extranjeros o la cancelación de la personalidad jurídica de 45 organizaciones civiles durante 2021”. A esto se añade “la prohibición de manifestaciones públicas en el país, en particular de personas y organizaciones consideradas como opositoras al Gobierno”, agregaron.

Ambas organizaciones reiteraron el “llamado al Gobierno de Nicaragua para que restablezca las condiciones que conduzcan a unas elecciones libres y justas, que deben ser definidas a través de un diálogo inclusivo y constructivo con todos los sectores de la sociedad”.

Para ello, aseguraron, “es imprescindible que el Gobierno restablezca el Estado de derecho, libere a todas las personas detenidas arbitrariamente, y cese los ataques contra personas y organizaciones consideradas como opositoras al Gobierno, los medios de comunicación y la sociedad civil”.

Exiliados instan a no votar

Mientras tanto, nicaragüenses exiliados llamaron a no votar el próximo domingo “en repudio” a lo que consideran “una farsa electoral”. En contraste se realizarán marchas en diferentes partes del mundo denunciando lo que sucede en Nicaragua.

“Hacemos un llamado patriótico a la ciudadanía nicaragüense a retomar el grito de abril y las aspiraciones históricas de libertad y democracia de nuestro pueblo, y este 7 de noviembre vaciar las calles con el mismo valor y determinación con que las llenamos en el 2018, esta vez quedándonos en casa y no votando, en señal de repudio a la dictadura”, indica un pronunciamiento de varias organizaciones y leído en conferencia de prensa por el dirigente de la Asociación Médica Nicaragüense en el Exilio, Rommel Meléndez.

La dirigente de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Alexa Zamora, hizo un llamado a los nicaragüenses alrededor del mundo a salir a las calles en la marcha que se llevará a cabo el 7 de noviembre en diversos países para rechazar el proceso electoral y al Gobierno de Ortega.

“Los nicaragüenses que nos encontramos exiliados en el mundo saldremos a las calles a elevar nuestra voz. Hacemos un gran llamado a la marcha mundial sin distingo de organización, credo o raza, unidos bajo la bandera azul y blanco reclamando al mundo la libertad para Nicaragua, exigiendo al dictador que se vaya y diciendo a los hermanos nicaragüenses que aquí estamos”, expresó.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend