Política

Gobierno de Colombia nombra a nuevo embajador en Nicaragua

León Fredy Muñoz, político y licenciado en Educación, ha sido designado por la nueva Administración del izquierdista Gustavo Petro

El Gobierno de Colombia, a cargo del presidente Gustavo Petro, designó a León Fredy Muñoz, político y licenciado en Educación, como su nuevo embajador en Nicaragua. El nombramiento fue divulgado por Muñoz a través de sus redes sociales.

“Con los vientos del cambio se abren las puertas para que nuestro país vuelva a la hermandad en Latinoamérica. Agradezco al presidente Gustavo Petro por esta designación y confianza”, escribió Muñoz.

Además, el diplomático colombiano resaltó que “el restablecimiento de las relaciones con Nicaragua será una realidad”.

Entre los cargos políticos ha ejercido están: congresista de la Cámara de Representantes de Colombia, entre 2018 y 2022, por el partido Alianza Verde; y concejal del municipio Bello, entre 2012 y 2015.

Acusado de narcotráfico 

El embajador designado por Petro enfrenta un proceso judicial, desde 2018, por el supuesto delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, luego que fue capturado portando 160 gramos de cocaína. 

Muñoz fue capturado, en mayo de 2018, un mes antes de posicionarse en la Cámara de Representantes de Colombia, en el Aeropuerto Internacional José María Córdova de Rionegro, en Antioquia, llevando cocaína en su equipaje de mano, según el reporte de medios internacionales.

La defensa del diplomático alegó que se trataba de un “montaje” y que la maleta había sido “cargada y manipulada” por otras personas.

En junio pasado, el proceso legal contra Muñoz seguía en curso. El medio argentino Infobae reportó que la Corte Suprema de Justicia de Colombia aceptó en segunda instancia las pruebas; llamadas y ubicación, que el ahora embajador solicitó fueran tomadas en cuenta en el proceso.

Las tensiones entre Nicaragua y Colombia

Las relaciones entre Colombia y Nicaragua permanecían tensas desde el año pasado. El Gobierno colombiano, dirigido entonces por el expresidente Iván Duque, llamó a consultas, en julio de 2021, a su embajador en Nicaragua, Alfredo Rangel Suárez, expresando su rechazo a lo que consideró una “sistemática persecución” contra la oposición política nicaragüense, el periodismo y el liderazgo social.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, a través de un comunicado, lamentó que en Nicaragua se estuvieran registrando “hechos violatorios a las garantías democráticas, derechos civiles y políticos del pueblo nicaragüense”.

Colombia dejó claro, en ese momento, que quería buscar opciones para el “retorno de la institucionalidad democrática” en Nicaragua.

El régimen orteguista respondió a la acción del Gobierno colombiano y llamó también a consulta a su embajadora en Colombia, Yara Pérez Calero. En esa ocasión, el Gobierno nicaragüense llamó a consulta también a los embajadores de Nicaragua en Argentina, México y Costa Rica.

La vocera del Frente Sandinista y vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, justificó los llamados a consulta indicando que habían observado los constantes e inmerecidos señalamientos irrespetuosos, injerencistas, intromisorios e intervencionistas en nuestros asuntos internos, de parte de las máximas autoridades de cada uno de estos países sobre temas que solo conciernen a nuestros pueblos y a nuestro Gobierno”.

En febrero pasado, el Gobierno de Colombia terminó retirando a su embajador en Nicaragua luego que el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo los tildó de “narco-Estado”.

“Ante las declaraciones realizadas por Daniel Ortega (…) nuestro Gobierno ordenó al embajador Alfredo Rangel presentar una nota de protesta ante la Cancillería nicaragüense, rechazando contundentemente esta nueva ofensa al honor de nuestra Nación, y le solicitó regresar de inmediato al país”, indicó el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en un comunicado publicado el 23 de febrero pasado.

El expresidente Duque señaló, según declaraciones publicadas mayo pasado por VOA Noticias, que la única forma que el embajador de Colombia regresaría a Nicaragua sería hasta que “se restablezca la democracia”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend