Política

Gustavo Petro, líder de la izquierda en Colombia, critica encarcelamiento de presos políticos en Nicaragua

El aspirante presidencial y favorito en las encuestas lamenta el fallecimiento de Hugo Torres y la situación de Dora María Téllez

El senador Gustavo Petro, el principal aspirante presidencial de la izquierda en Colombia y quien encabeza las encuestas a tres meses de las votaciones, aseguró este jueves que visualiza un eje progresista en América Latina, crítico con Nicaragua desde Colombia si resulta ganador.

“Ya toda la dirigencia sandinista está presa, uno de sus miembros ya murió en la cárcel, mi solidaridad con Dora María Téllez”, dijo Petro, quien participó en un debate de los precandidatos de la coalición izquierda pacto histórico, realizado en alianza por Caracol Radio y El País.

Petro se refería al fallecimiento del general de brigada Hugo Torres Jiménez, preso político de la dictadura de Daniel Ortega, igual que Téllez, encarcelada desde el año pasado cuando se intensificó la represión contra liderazgos opositores, sociales y empresariales en Nicaragua con las que Ortega eliminó la competencia electoral y se aseguró un cuarto mandato consecutivo, marcado por la ilegitimidad internacional.

El eje progresista propuesto por Petro estaría integrado por el presidente de Chile, Gabriel Boric, quien asume su cargo el 11 de marzo próximo; Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente de Brasil quien busca otro mandato en octubre próximo y lidera también las mediciones preelectorales; y Petro en Colombia.

Boric ha cuestionado a Ortega, compartiendo en su cuenta de Twitter mensajes denunciando el fallecimiento del general en retiro Torres y describiendo la condena reciente a Téllez como una vergüenza. El siete de noviembre pasado sostuvo que las votaciones presidenciales de Nicaragua fueron una farsa.

Ortega es asociado con una izquierda radical en la región integrada por Venezuela y Cuba, señalada de graves violaciones a derechos humanos. Lula ha oscilado más bien entre criticar al nicaragüense y llegar a preguntarse en noviembre pasado “¿por qué Ángela Merkel (excanciller de Alemania) puede estar 16 años en el poder y Daniel Ortega no?”, como si ambos casos fueran equiparables.

Buscará reunión con Boric

Para Petro, estas escogencias dependen del electorado de estos tres países, pero aseguró que intentará reunirse con Boric el 11 de marzo en la juramentación presidencial con la idea puesta de conversar, al parecer, sobre un nuevo perfil de la izquierda latinoamericana.

“(La idea) es llevar a América Latina precisamente de una economía que se centró en extraer; que creció cuando los precios eran altos a nivel internacional, y se cayó cuando se bajaron esos precios, hacia un camino como el que marcó Corea del Sur: sociedades del conocimiento que sean capaces de industrializar sus países, de modernizar las agriculturas vía reformas agrarias, que construyen equidad social”, explicó el precandidato.

Los principales competidores de Petro para la candidatura de izquierda son Francia Márquez y el exgobernador de Nariño, Camilo Romero. El 13 de marzo se hará la consulta de la coalición de izquierda Pacto Histórico.

El 29 de mayo están previstas las votaciones presidenciales. Según la más reciente encuesta de la firma INVAMER, publicado por el diario El Tiempo, Petro tiene 42 por ciento de imagen favorable.

El sondeo se hizo entre el cuatro y 13 de febrero de 2022. Petro es economista, casi termina su período de senador en el período 2018 a 2022, fue alcalde también de Bogotá entre 2012 y 2015, y es exguerrillero del M-19.

El miércoles dos de febrero, el precandidato colombiano se reunió con el papa Francisco, uno de los hechos más destacables de su campaña, en la que insiste en construir una América Latina con “una democracia multicolor. Para Colombia eso significa precisamente una era de paz”.

Para Latinoamérica, según él, la opción es el conocimiento, la producción, la integración de las economías descarbonizadas y altamente productivas.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend