Política

Gustavo Porras cierra ciclo legislativo replicando discurso de odio contra presos políticos

Presidente de la Asamblea Nacional se suma a la narrativa del régimen referida a que los reos de conciencia son "asesinos y delincuentes"

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado orteguista Gustavo Porras, centró su discurso en la sesión de cierre de la XXXVII Legislatura de la Asamblea Nacional, replicando los epítetos y descalificativos en contra de los presos políticos esgrimidos por Daniel Ortega en sus últimas intervenciones.

Ortega desde el 8 de noviembre mantiene un agresivo discurso de odio en contra de los presos políticos y los sacerdotes de la Iglesia católica. Este miércoles, Porras hizo eco de estos ataques en su discurso de clausura, luego leer un informe sobre el trabajo del Parlamento en el período 2017-2021, el cual se caracterizó por la total subordinación hacia las disposiciones dictadas por Ortega y Rosario Murillo desde el Poder Ejecutivo.

El 9 de enero del 2022, se espera que Porras asuma una nueva legislatura, compuesta en su gran mayoría por los mismos diputados orteguistas y sus aliados colaboracionistas, designados por el Consejo Supremo Electoral-también subordinado al régimen-luego de las votaciones del 7 de noviembre.

En la veinteava cumbre del ALBA en Cuba, el comandante Daniel nos regaló una pieza de historia real que tenemos que repetirla y tenemos que cuidarla.  No es un hecho aislado que aquellos que aplaudieron la venida del yanqui invasor, que le rindieron pleitesía a William Walker como pacificador, no es casualidad, que tengan los mismos apellidos de los delincuentes que hoy tienen que rendir cuentas ante el pueblo de Nicaragua, y que están presos”, dijo Porras en intervención.

El régimen orteguista desató desde mayo, con el allanamiento y asalto de las oficinas en que funcionaban los estudios de los programas Esta Semana y Esta Noche, una oleada represiva que a la fecha ha dejado más de 47 nuevos presos políticos.

Entre los reos de conciencia se encuentran los precandidatos presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Medardo Mairena, Miguel Mora y Noel Vidaurre, acusados de conspiración contra la soberanía nacional y lavado de dinero.

La última encuesta de Cid Gallup realizada en octubre, contratada por CONFIDENCIAL, reveló que cualquiera de los siete candidatos presos le hubiese ganado a Ortega en un proceso electoral libre y transparente.

“Lo ha dicho el comandante Daniel y lo hemos dicho nosotros en esta Asamblea Nacional. Los que están presos no están presos por pensar diferente o por no ser sandinistas. Están presos porque destruyeron, porque incendiaron, porque asesinaron, porque golpearon la economía de los nicaragüenses y asesinaron a centenares de nicaragüenses”, agregó Porras.

El régimen busca imponer una narrativa referida a que los reos de conciencia y los sacerdotes son responsables de la violencia y masacres ocurridas en el marco de las protestas civiles de 2018, en momentos en que enfrenta una fuerte presión internacional que demanda la libertad de los presos políticos y la anulación del estado policial de facto impuesto por la dictadura en Nicaragua.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) cifra en 355 los muertos productos de la violencia derivada de la represión desatada por el régimen a través de las fuerzas policiales y grupos paramilitares. Esto incluso llevó a establecer que en Nicaragua se cometieron “crímenes de lesa humanidad”, cuya investigación es bloqueada por el orteguismo.

Gustavo Porras presos políticos
La Asamblea Nacional cerró su ciclo legislativo 2021 Foto: Confidencial | Tomada del sitio web de la Asamblea Nacional.

“Lo que es peor es que tienen la característica de los traidores de siempre. No dieron la cara. Y como no dieron la cara, pensaron que aquí iban a pasar desapercibidos.  Se creían protegidos por el drenaje de dinero que les llegaba para repartir a delincuentes, en la mayoría de las veces, pero también a nicaragüenses pobres, lo que es un crimen doble, triple digo, porque se los robaban”, añadió Porras.

Además de los precandidatos presidenciales y políticos opositores, entre los reos de conciencia también están dirigentes campesinos, líderes estudiantiles, empresarios y periodistas críticos del régimen. Varios de los secuestrados participaron en los dos procesos de diálogo que buscaban acuerdos para poner fin a la crisis sociopolítica, y que fracasaron por el rechazo de la dictadura a estas negociaciones.

“Son los mismos apellidos. Es la misma oligarquía. Estaba signado en los vendepatrias (aludiendo a los tiempos de William Walker) cual iba a ser su descendencia”, añadió el presidente de la Asamblea.

Porras está sancionado por Estados Unidos, la Unión Europea y Suiza, señalado de “graves violaciones de los derechos humanos o de acciones que socavan la democracia y el Estado de derecho en Nicaragua”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend