Política

Hablan exmilitares: “Quieren borrar con saña y crueldad la huella de Hugo Torres”

Indignación ante la muerte de general en retiro encarcelado por Ortega; emplazan al Ejército por silencio “cómplice y cobarde”

Cinco exmilitares, entre ellos dos generales en retiro, un coronel, un teniente coronel y un alto oficial, todos retirados del Ejército de Nicaragua, reaccionaron con indignación ante la muerte del general de brigada en retiro Hugo Torres, preso político del régimen durante ocho meses en la cárcel El Chipote, y cuestionaron el “silencio y la cobardía”, de la institución militar que no reconoció los méritos de uno de los fundadores del Ejército.

CONFIDENCIAL consultó al Ejército de Nicaragua su posición institucional ante la muerte de un general en retiro, fundador de la institución, preso político del régimen desde el 13 de junio de 2021, pero no obtuvimos ninguna respuesta. La institución ni siquiera emitió una nota de condolencia a los familiares. 

También consultamos a una decena de exoficiales, compañeros de armas de Hugo Torres, sobre el legado del exguerrillero y general de brigada en retiro, que murió en la noche del viernes 12 de febrero, en un hospital bajo custodia policial.

Cinco exmilitares de alto rango se pronunciaron y describieron a Hugo Torres Jiménez como un “héroe” en la lucha contra la dictadura somocista y como un patriota que se enfrentó a otra dictadura en los últimos años de su vida.

El silencio cómplice del Ejército y de sus antiguos subordinados 

Declaraciones de un oficial en retiro, que pidió mantener su identidad en el anonimato

Yo conocí a Hugo Torres desde la lucha contra la dictadura somocista. Conocí su lucha valiente empuñando las armas en múltiples combates contra la Guardia Nacional (G.N.) Siempre dispuesto a participar, muchos somos testigos de que Hugo se forjó en la lucha. 

También soy testigo de su extraordinario papel en la construcción del nuevo Ejército y su incansable labor por mantener en lo más duro de la guerra contra la contrarrevolución la moral de los nuevos oficiales y soldados con su discurso apasionado y consecuente con sus ideas e ideales claros. 

Hugo deja huella en nuestra generación y en su patria por más que hoy desde la injusta cárcel, desde lo que fue su partido, o desde lo que fue su Ejército, quieran borrar con saña y crueldad su gesta y su nombre. 

¡Todos somos de la muerte, y en especial Hugo, quien habló con ella tantas veces en tantas batallas, pero eso da derecho a una muerte digna y no preso injustamente! 

No puedo imaginar más crueldad que a un héroe a sus 73 años lo dejen morir bajo prisión, me cuesta imaginar en qué corazón cabe semejante odio, sabiendo que está enfermo de gravedad no lo dejan reposar los últimos días en su casa al lado de sus hijos! 

Y el silencio cómplice de sus antiguos subordinados que ahora ven para otro lado o entierran la cabeza y el honor en la arena como la avestruz ante el peligro. Hugo vive modestamente cómo vivió siempre en el corazón del pueblo y de los honrados y dignos que visten de civil o de uniforme.

“Pretenden que los patriotas sean traidores a la patria”

Declaración de un general en retiro, que pidió mantener en reserva su identidad

Impávido contemplo tu partida. Todavía queda tu patria caminando por este trecho amargo.
Nuestra Nicaragua con mafiosos en el poder, pretenden que sus mentiras sean verdades aceptadas.
Sus odios, diariamente repetidos, canciones de amor.
Sus ambiciones desmedidas, amor a Nicaragua.
Su increíble acumulación de riquezas, amor a los pobres.
Los monstruosos niveles de corrupción, un Gobierno solidario.
Pretenden que los patriotas sean traidores a la patria.
Los que piensan diferente, enemigos de Dios y de DOS.
Un gobernante que promueve la división de la sociedad entre los buenos y los malos, entre los fieles y los infieles, entre los hijos de la patria y los parias.
Un Gobierno que no te reconoce tus méritos como hijo valiente de la patria y te cancela tus grados y honores que te debió brindar, la ahora muda institución militar.
Brindo por vos y por tu último ejemplo.
Ya hay una nueva generación, la de 2018 y se unirán otras, dispuestas a luchar por una Nicaragua Libre Digna y Soberana.

¿Por qué el silencio?: “Nadie desea problemas políticos con la pareja”

Declaraciones de un exgeneral del Ejército, que solicitó mantener en reserva su identidad

En las filas del Ejército hay un profundo silencio como reacción al fallecimiento de Hugo Torres. A pesar que los cuadros actuales no fueron en su mayoría generacionales con él, sin embargo supieron de su calidad intachable de militar. 

Basta recordar que Torres era Jefe de la Dirección Política y Partidaria durante los años de la guerra. El general Torres forjó a cuadros militares que le sucedieron en cargos de mando. 

También fue jefe de la DID y la DGSE en su etapa final, ahí fue enviado para que borrara los vestigios de Lenin (Cerna), algo muy difícil ya que todo eso había quedado descompuesto. 

El silencio en el Ejército es debido a lo ocurrido a Hugo Torres y a Carlos Brenes, la persecución, la tortura y el encarcelamiento. El silencio es debido a una gran prudencia y temor entre la oficialidad actual y entre los retirados es porque nadie desea problemas políticos con “la pareja”.

“Ejército está en la obligación de reconocer los servicios prestados a la institución”

Declaraciones de un coronel en retiro, que solicitó mantener su identidad en anonimato

Hugo Torres deja un culto a la perseverancia. Su primera devoción su patria, un camino cívico trazado para la democracia y la reconstrucción del país. Una de las cosas que más recuerdo fue su paso por la formación política de la oficialidad al ser jefe de la Dirección Política hasta el inicio de la profesionalización del Ejército.

Era una especie de profesor. Siempre fue persuasivo, de acercamiento personal sin diferencias y sin discriminación, orientando al entendimiento de los asuntos políticos y personales. Mi reacción a lo que pasó con él es de indignación y molestia.

El Ejército debió pronunciarse y al menos expresar sus condolencias ante la muerte de uno de sus principales fundadores, en particular por la calidad de servicios prestados a la patria. Ya es una falta grave al no prestar condolencias a sus familiares.

El tratamiento al general deja en mala posición a la institución y comprueba el trato inhumano y degradante que distintos países y organismos de derechos humanos se lo han hecho saber al Estado de Nicaragua.

El Ejército de Nicaragua está en la obligación moral de reconocer los servicios prestados a la institución y otros servicios a la sociedad en general. La institución tiene unas valoraciones de los servicios prestados por el general Torres el que hizo para la otorgación del grado de general de brigada y el de la condición de paso a retiro honroso. Ese fue el finiquito de los servicios institucionales.

En correspondencia a ello deberán rezar las condolencias del Ejército. Dado el grado de general, la dirección de cuadros posee los archivos, la jefatura debe aprobarlo y la Dirección de Relaciones Públicas debe de divulgarlo. Este tipo de modelo de gobernar Nicaragua (el de Ortega) siempre lo rechazo, en este momento histórico estamos rechazándolo, de ahí la crisis en que está sumergido el país.

El ejemplo de Hugo Torres: “Morir por la patria es vivir”

Declaraciones de un teniente coronel en retiro, que pide se mantenga su nombre en reserva

Hugo Torres Jiménez fue un hombre de una firmeza férrea, una disciplina granítica y un patriotismo gigantesco. Fue el más importante de los comandantes guerrilleros, no porque lo hayan dicho los nueve, sino al ser un hombre de acción.

Precisamente fueron sus acciones, al ser el único que participó en las dos operaciones más importantes del FSLN en su etapa guerrillera: el asalto a la casa de Chema Castillo, en 1974, y la toma del Palacio Nacional, en 1978. 

Llevó una vida de valentía, humildad y decencia y sobre todo (tuvo) la capacidad de saber cambiar de rumbo cuando la patria lo demanda. Legó a las fuerzas de oposición que no hay edad para luchar por nobles ideales y con su última acción deja sentada toda su recia personalidad de que “morir por la patria es vivir”.

Hugo, al igual que el resto de más de 170 reos políticos, son víctimas de la represión brutal del Estado corrupto al servicio de la tiranía. ¿Qué más se podría esperar del dictador y su mujer que están empecinados en perpetuarse en el poder a cualquier costo? Hugo sabía las consecuencias de enfrentar a la dictadura.

Tenía todas las posibilidades de haber podido asilarse. Sin embargo, prefirió enfrentar al régimen aun cayendo preso. Ganó la partida, pasó a la inmortalidad junto a Eddy Montes, primer asesinado por la guardia del sistema carcelario del régimen.

El silencio del Ejército es la más cobarde de las actitudes de ese cuerpo castrense, castrado de todos sus valores por la corrupción del régimen. Contempla pasivamente cómo se destruye a uno de sus más grandes fundadores, prestándose de la manera más vil a la destrucción de la historia de la institución.

Lo mínimo, si se sintieran institución, era emitir un comunicado anunciando al país el deceso de un fundador y las condolencias a sus familiares. Pero el Ejército ya no es nacional, es una fuerza organizada al servicio de una familia.

Nicaragua está ante la pérdida total de la condición de ciudadanos, ante un régimen que no respeta lo poco que queda de la Constitución y que desconoce las normas internacionales que rigen el respeto a los DD. HH. Eso nos da un fuerte campanazo para trabajar duro en la concepción de una estrategia que permita enfrentar a este régimen sanguinario.

A mí el comunicado del Ministerio Público no me deja ninguna duda. ¿Qué otra cosa podríamos esperar de estos salvajes? ¿Podría esperarse un informe apegado a la verdad? Seríamos ilusos. Este régimen está dispuesto a sangrar a todo el país con tal de mantenerse (en el poder) y hará uso de los medios más oscuros para conseguirlo.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend