Política

Indecisos definirán segunda vuelta electoral en Costa Rica

Candidatos presidenciales se hacen señalamientos de corrupción, manejos oscuros del financiamiento electoral y denuncias de acoso sexual

Costa Rica celebrará el próximgo domingo tres de abril la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en la que se enfrentarán el exmandatario José María Figueres, del histórico Partido Liberación Nacional (PLN), y el exministro de Hacienda Rodrigo Chaves, del joven Partido Progreso Social Democrático (PPSD). Y a cuatro días del balotaje los señalamientos de corrupción, manejos oscuros del financiamiento electoral y denuncias de acoso sexual le han restado protagonismo a las propuestas de los candidatos.

Figueres, presidente del país entre 1994 y 1998; y el economista Chaves se impusieron en la primera vuelta el pasado 6 de febrero, en unos comicios en que más del 40% de los costarricenses se quedaron en sus casas y en los que el exmandatario obtuvo el 27,3% de los votos frente al 16,7% del economista. 

La segunda ronda electoral llega mientras la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), realizada entre el 24 y 28 de marzo,  indica que el candidato Rodrigo Chaves se mantiene a la cabeza con 41,4% de las personas decididas a votar, mientras que su rival, José María Figueres se encuentra a 3,4 puntos de distancia con un 38%.

Chaves podría tener como máximo un apoyo del 45,2% y como mínimo un 37,7%, mientras que Figueres llegaría a lo sumo al 41,8% y cuando menos al 34,3%, indicó el CIEP, considerando que el margen de error de la encuesta es de 3,1 puntos.

Con estas cifras es difícil anticipar cuál de estos candidatos obtendrá la mayoría simple de votos necesaria para ganar la presidencia del país en las elecciones de este domingo 3 de abril.

“No hay diferencias significativas entre los candidatos, cualquiera de los dos podría estar liderando en este momento, no sabemos cuánto, pero sí las fuerzas están muy parejas en este momento”, comentó el coordinador de la encuesta del CIEP, Ronald Alfaro, al Semanario Universidad.

Mientras tanto, el porcentaje de personas indecisas sigue en aumento, pasando del 16,5% en la encuesta de la semana pasada a un 18,1% esta semana en la que se entrevistó a 1.019 por vía telefónica.

Más de 3.5 millones de costarricenses están convocados este domingo a las urnas para escoger al presidente que gobernará el país entre 2022 y 2026. En el padrón electoral también hay unos 40 000 nicaragüenses con nacionalidad costarricense que podrán participar en los comicios, aunque en realidad la presencia y relevancia de la población nicaragüense en Costa Rica es mucho mayor, con al menos 350 000 nicas que residen en Costa Rica.

El tema migratorio sigue ausente

El tema migratorio ha estado ausente en los debates presidenciales y en los planes de Gobierno solo hay escuetas referencias sobre el tema.

Por un lado, Figueres asegura en su plan de gobierno que la migración debe ser vista “como un tema integral, que incluye derechos humanos y la reactivación económica” del país y, por el otro, Chaves respondió —en febrero pasado— que dará “un beneficio” a la inmigración de nicaragüenses para que se regularicen, sin puntualizar cuál sería ese beneficio.

José María Figueres, candidato del Partido Liberación Nacional, durante su cierre de campaña en San José, Costa Rica. //Foto: Efe

El exmandatario es el único que hace una mención directa al Gobierno de Nicaragua, al que, de llegar a la Presidencia, asegura que propondrá “regulaciones obligatorias, apropiadas y necesarias en materia migratoria y laboral, así como de remesas al extranjero, como las que ya existen, por ejemplo, en el Mercosur y en la Unión Europea”.

Figueres propone dotar de mayores recursos a la Dirección de Migración y Extranjería de Costa Rica –ente encargado de todos los trámites de regularización migratoria– y asegura que facilitará la legalización de los trabajadores migrantes para integrarlos como contribuyentes tributarios y del sistema de salud público y para “protegerles sus derechos básicos laborales, de salud y otros”. Es la visión de país que corresponde, dice, “sin xenofobias”.

En política exterior, Figueres propone mantener la defensa y la promoción del sistema democrático y de los derechos humanos, como corresponde en la tradición diplomática costarricense. “No quiero quedarme indiferente ante las detenciones de líderes opositores al gobierno en Nicaragua. Costa Rica debe activar su diplomacia para defender la democracia. Que se liberen las personas detenidas y se den garantías de un libre proceso electoral”, publicó en Twitter en junio de 2021, en medio de la cacería de opositores desatada por el régimen de Ortega ante las votaciones del 7 de noviembre, en las cuales Ortega se proclamó ganador sin competencia ni mínimas garantías democráticas.

Chaves, aunque no incluyó en su plan de Gobierno ningún acápite sobre migración ni política exterior, en febrero pasado contestó algunas preguntas enviadas por CONFIDENCIAL.

Aseguró que darán “un beneficio” a la inmigración de nicaragüenses para que se regularicen, sin puntualizar cuál sería ese beneficio.

En cuanto a su opinión sobre Daniel Ortega y Rosario Murillo, lamentó que el pueblo nicaragüense no pueda elegir en democracia, sin manipulación, a sus gobernantes.

De llegar a la Presidencia, Chaves asegura que buscará “una actitud de respeto con el pueblo de Nicaragua, aunque reconozcamos que el régimen que los gobierna no fue electo democráticamente”. Además aseguró que mantendrá el apoyo de Costa Rica en foros internacionales para que Nicaragua retorne a la democracia.

Mantener la vista puesta en Nicaragua

También el actual presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, reconoció esta semana —en una entrevista con la agencia Efe— que su país y Nicaragua solo mantienen relaciones de Estado, porque “hay diferencias en las concepciones básicas de lo que debe ser un país democrático”.

“Ciertamente en Nicaragua hay un deterioro de la democracia, no se vive en ella y la comunidad internacional tiene que apoyar y auspiciar que los propios nicaragüenses lleguen a una solución para que se pueda retomar la senda democrática, pero el riesgo está en toda la región”, dijo Alvarado.

Sin embargo, el mandatario costarricense consideró que se tiene que llegar a consensos mínimos en temas como el cambio climático o la financiación para el desarrollo: “nos afecta a todos independientemente del signo político. Si llegamos a esos consensos mínimos podemos avanzar con una voz regional que creo que ha estado ausente”, agregó. 

En cuanto a las relaciones con otros países vecinos, Alvarado subrayó las buenas relaciones que Costa Rica mantiene con Panamá y con la República Dominicana, países con los que su país ha constituido la ADD, una alianza para el desarrollo en democracia, “un mecanismo entre países afines que creemos en el desarrollo sostenible y económico”, continuó.

Señalamientos de manejos oscuros y acoso sexual

Después de concluida la primera vuelta el pasado 6 de febrero Figueres y Chaves han intercambiado señalamientos y acusaciones, por lo que ambos candidatos han tenido que salir a apagar incendios por polémicas acerca del financiamiento de sus campañas.

Rodrigo Chávez, candidato del Partido Progreso Social Democrático, durante su cierre de campaña en San José, Costa Rica. //Foto: Efe

Chaves ha tenido que explicar el origen y funcionamiento de un fideicomiso de unos 135 000 dólares que operó entre febrero y septiembre de 2021 y que, según publicaciones de medios locales, fue utilizado para el pago de gastos de la campaña política, lo cual sería ilegal.                                                      

El Tribunal Supremo de Elecciones investiga el asunto, mientras que Chaves, del Partido Progreso Social Democrático, calificó como “humo” las informaciones periodísticas sobre el fideicomiso y la posibilidad de una estructura paralela de financiación.

Por su parte, Figueres, del Partido Liberación Nacional, tuvo que salir a dar explicaciones por un viaje que realizó a República Dominicana a inicios de marzo, donde se reunió con el presidente de ese país, Luis Abinader, otros funcionarios del Gobierno y empresarios.

El candidato explicó que los gastos de estadía en República Dominicana corrieron por su cuenta y que el viaje en un avión privado fue una donación en especie a la campaña por parte del empresario Alberto Esquivel Volio.

La última polémica que ha surgido en la campaña la provocaron una serie de videos en contra de Chaves. Uno deja entrever señalamientos de pedofilia y otro muestra a personas lanzándose de un edificio en alusión a la frase frecuentada por Figueres que indica que votar por Chaves es “un salto al vacío”.

Medios locales y estadounidenses también informaron durante esta campaña política de las denuncias de acoso sexual interpuestas contra Chaves por trabajadoras del Banco Mundial, cuando él fue funcionario de la entidad en Estados Unidos.

El pasado del expresidente Figueres también ha sido un tema de la campaña, pues en 2004 la Fiscalía adelantó una investigación por una asesoría que brindó la firma francesa Alcatel, que luego obtuvo contratos públicos de telecomunicaciones en Costa Rica.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend