Política

Ocho países demandan a la OEA abordar la crisis de Nicaragua

La última vez que el organismo regional discutió sobre la crisis de Nicaragua fue cuando condenó la ocupación "manu militari" de su sede en Managua

La delegación de Antigua y Barbuda solicitó ante la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), realizar una sesión extraordinaria, el próximo viernes 12 de agosto, para analizar la crisis política y de derechos humanos en Nicaragua.

La solicitud de Antigua y Barbuda contó con el respaldo de las delegaciones de Canadá, Costa Rica, Chile, República Dominicana, Perú, Estados Unidos y Uruguay.

La solicitud es hecha para abordar en dicha sesión extraordinaria “un proyecto de resolución sobre la situación de Nicaragua que será presentado en breve para ser distribuido en todos los Estados miembros” del organismo regional.

La última vez que el Consejo Permanente de la OEA abordó la crisis de Nicaragua fue el 13 de mayo de 2022, a raíz de la ocupación manu militari de la oficina del organismo regional en Managua ordenada por Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La ocupación de la oficina de la OEA en Nicaragua ocurrió la tarde del domingo 24 de abril, minutos después que el canciller Denis Moncada comunicó a la Secretaría General del organismo regional y a la sociedad nicaragüense, que el Gobierno orteguista decidió “cancelar y cerrar” las oficinas de la OEA en Managua.

Última resolución

El 13 de mayo, el Consejo Permanente aprobó una resolución que condena la ocupación de sus oficinas en Nicaragua y exige al Estado de Nicaragua la restitución de la misma.

La resolución fue leída por el representante permanente de Antigua y Barbuda, el embajador Ronald Michael Sanders, y contó con el respaldo de 29 delegaciones, entre ellas: Canadá, Brasil, Chile, Colombia,  Estados Unidos, Grenada, Uruguay, Costa Rica, México y Argentina.

No hubo votos en contra, pero las delegaciones de San Vicente y las Granadinas, Honduras y El Salvador se abstuvieron de votar. Además, las representaciones de Bolivia y Nicaragua estuvieron ausentes.

La resolución deploró “la violación de la inviolabilidad de los archivos de la organización”, y remarcó en que “ se respete plenamente la inmunidad de sus bienes mientras permanezcan en Nicaragua” y requirió que se restituya el uso de los locales incautados por el Gobierno orteguista.

Llamado al presidente Petro

El exembajador del régimen ante la OEA, Arturo McFields, por medio de su cuenta en Twitter se pronunció sobre esta solicitud de Antigua y Barbuda señalando que “los derechos  humanos no son de izquierda, ni derecha. Invitamos a presidente Gustavo Petro a que apoye”.

El izquierdista Gustavo Petro juró este domingo 7 de agosto como presidente de Colombia, cargo al que llegó para suceder a Iván Duque.

Pese a su ideología, Petro ha cuestionado la represión y violencia política del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. En su primera entrevista como presidente electo a la revista colombiana CAMBIO, refirió que en Nicaragua existe una deriva autoritaria que ha traducido en un clima de “represión contra opositores y presos políticos.

¿Lo que usted dice es que si no hay una válvula democrática para tramitar esa inconformidad, vamos a ir hacia la violencia?, le preguntaron a Petro en esa entrevista.

“Estalla. Estamos viendo Ecuador, no me puedo meter ya mucho en eso, pero es un estallido ahí otra vez. Lo vimos en Chile. Chile está tramitando eso de una manera pacífica y democrática, hay que ver qué sigue. En algunos de esos procesos han salido anomalías tratando de llevarlos al pasado. Entonces, represiones sobre opositores, presos políticos. Nicaragua, por ejemplo. Quienes están presos en Nicaragua, y aquí ya me meto otra vez en camisa de once varas, son los que hicieron la revolución contra Somoza“, respondió.

CAMBIO: “Y que fueron compañeros de armas de Ortega, que ahora los persigue”…

Y que fueron amigos nuestros y están presos. ¿Y por qué? Pues porque hay unas derivas que ya no son propiamente hacia la democracia y eso hay que evitarlo”, añadió Petro en la entrevista.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend