Política

OEA condena el cierre de oenegés y hostigamiento a la Iglesia católica en Nicaragua

Una resolución del Consejo Permanente obtuvo 27 votos a favor, uno en contra, cuatro abstenciones y dos países ausentes: Nicaragua y Colombia

Una amplia mayoría de países del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que condenó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, por la cacería en contra de la sociedad civil organizada, la prensa independiente y los sacerdotes y obispos de la Iglesia católica nicaragüense, además de reiterar la demanda de liberación de más de 190 presos políticos.

La resolución fue aprobada con 27 votos a favor; solo uno en contra —San Vicente y las Granadinas—; cuatro abstenciones —México, Bolivia, El Salvador y Honduras—; y dos países ausentes: Colombia y Nicaragua.

https://twitter.com/confidencial_ni/status/1558180378128666625

La resolución, promovida por ocho países, “condena enérgicamente el cierre forzoso de organizaciones no gubernamentales y el hostigamiento y restricciones arbitrarias a las organizaciones religiosas y a quienes critican sus acciones en Nicaragua”.

También refiere su “insistencia en que el Gobierno de Nicaragua libere de inmediato a todos los presos políticos y cese el hostigamiento e intimidación a la prensa independiente y garantice el ejercicio del derecho a la libertad de expresión”.

La resolución establece la preocupación de la OEA de que, pese a las distintas exhortaciones establecidas en distintas resoluciones y mandatos aprobadas en el seno del Consejo Permanente exigiendo al régimen que se restaure la democracia y las libertades civiles, estos llamados han sido desoídos por el orteguismo.

“El clima de opresión en Nicaragua se ha agravado con un número creciente de arrestos y detenciones arbitrarias; el cierre de forzoso de organizaciones no gubernamentales, la toma autocrática de alcaldías de cinco municipios controlada por un partido de oposición, una intensificación de la represión de los periodistas y la libertad de prensa y ataques  a monjas y sacerdotes de la fe católica”, señala la resolución.

Destaca también la “preocupación” del Consejo Permanente de la OEA, por la actitud del régimen orteguista que “ha ignorado los esfuerzos del secretario general (Luis Almagro) para involucrar al Gobierno de Nicaragua en la discusión de las formas en que un grupo de alto nivel pueda ser invitado para ayudar al Gobierno de Nicaragua a restaurar el respeto y la defensa de la democracia  y los derechos humanos de conformidad con las Cartas de la OEA”.

Debate precedido por informes

El debate de la resolución sobre Nicaragua fue precedido por exposiciones del alemán Jan-Michael Simon, el chileno Alexandro Álvarez  y la colombiana Ángela María Buitrago, quienes conforman el Grupo de Expertos en Derechos Humanos sobre Nicaragua creado por Naciones Unidas.

Los especialistas abogaron porque el régimen de Nicaragua permita el ingreso del grupo para dar la mayor veracidad y realismo a un informe que preparan sobre la crisis de derechos humanos en el país, mientras destacaron que, pese al bloqueo gubernamental, ya lograron realizar más de 100 entrevistas.

Además, celebraron que cuentan con los informes previos de otras instancias como el Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) y el Meseni como base para la investigación que desarrollan.

También intervino Julissa Mantilla Falcón, presidenta de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), organización adscrita a la OEA, que estuvo a cargo de presentar un informe actualizado sobre los últimos incidentes represivos y violatorios de los derechos humanos perpetrados por la dictadura Ortega-Murillo.

“Hacemos un llamado de atención sobre los más de 180 personas reos políticos que permanecen en condiciones contrarias con la dignidad humana, muchas de ellas en estado de salud delicado. Se ha documentado que las familias de las personas detenidas permanecen con hostigamiento policial, asedio y viviendo en un clima de zozobra y miedo. Las personas detenidas en la cárcel El Chipote están imposibilitadas de tener contacto con sus hijos menores de edad, recibir correspondencia o incluso una fotografía”, reportó Mantilla Falcón.

“Se mantiene el ensañamiento del Estado  en contra de mujeres líderes como Dora María Téllez, Támara Dávila y otras detenidas que se encuentran en completo aislamiento y bajo tratos crueles e inhumanos. El periodista Miguel Mora cumple hoy 50 días de huelga de hambre en prisión, demandando que su hijo lo pueda ver”, añadió.

Santa Sede aboga por el diálogo

Luego de la votación, intervinieron representantes de los Estados miembros de la OEA para ampliar y explicar su voto a favor de la resolución de condena, destacando las palabras del observador permanente ante la OEA del Vaticano, quien dijo que la Santa Sede estaba al tanto de los atropellos que sufren los sacerdotes de la Iglesia católica por parte del régimen, pero “mantenían las puertas abiertas para un diálogo entre las partes” para lograr una salida a la crisis.

“Esperamos que las partes lleguen a un entendimiento, basados en el respeto y la confianza recíproca, buscando ante todo el bien común y la paz”, añadió el representante de la Santa Sede.

También intervino el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien dijo que a la mayor brevedad iniciará los contactos con el Gobierno de Nicaragua para intentar nuevamente llegar a acuerdos que permitan la llegada a Nicaragua de una comisión de alto nivel del organismo regional que negocie mecanismos para encauzar al país a la democracia y restablecer las libertades civiles.

“El régimen sigue empeñado en no cumplir con los mínimos estándares establecidos en la Carta Democrática Interamericana en lo referente al cuido de los derechos humanos, ataques injustificados a representantes de la Iglesia católica, y el cierre masivo de organizaciones no gubernamentales”, señaló Almagro.

“Esta resolución es importante porque demostramos que no estamos en silencio, que tenemos capacidad de condena. No podemos quedarnos callados. Nos sumamos a las palabras de monseñor Rolando Álvarez, cuando dijo el ‘el miedo paraliza, como la desesperanza y el odio, pues es la muerte del corazón’. Al odio se le responde con amor,  la desesperanza con la esperanza, y al miedo con la fortaleza y la valentía”, enfatizó el diplomático.

Primera votación en 2022

Esta fue la primera vez en 2022 que el  Consejo Permanente de la OEA votó una resolución sobre la crisis política y de derechos humanos en Nicaragua.

La última vez que el Consejo Permanente se había pronunciado sobre la crisis de Nicaragua fue el 8 de diciembre de 2021, cuando se aprobó una resolución que demandó al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo, de forma urgente, la liberación de todos los presos políticos y la aceptación de una misión de alto nivel para llegar a un acuerdo, en vista de que “Nicaragua no está cumpliendo los compromisos asumidos en la Carta Democrática Interamericana”.

Argentina, gobernada por el izquierdista Alberto Fernández, ya había advertido desde el jueves 11 de agosto que votaría a favor de una resolución de condena en contra de los atropellos del régimen orteguista.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend