Política

Participación de Cuba, Nicaragua y Venezuela en Cumbre de las Américas divide opiniones en la región

Chile respalda participación de los regímenes autoritarios alegando que "la exclusión no ha dado resultados"

Líderes políticos  han expresado opiniones opuestas sobre la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela de la IX Cumbre de las Américas, que se realizará en junio en Los Ángeles, Estados Unidos. Luego que la Administración de Joe Biden comunicó que “los países que por sus acciones no respeten la democracia, no van a recibir invitaciones”.

La canciller chilena, Antonia Urrejola, afirmó que está a favor de que Cuba, Nicaragua y Venezuela participen en la Cumbre y agregó que en los últimos años “la exclusión no ha dado resultados en materia de derechos humanos”.

Todo el mundo sabe cuál es la posición del presidente (Gabriel Boric) respecto de la situación de derechos humanos en esos países, y la mía también. Pero lo que hemos estado insistiendo en las conversaciones bilaterales (…) es que ojalá esta fuera una Cumbre lo más amplia posible”, dijo la canciller en una entrevista con el diario chileno La Tercera.

Aunque el Departamento de Estado de Estados Unidos confirmó la semana pasada que descartaba invitar a Cuba, Nicaragua y Venezuela a la Cumbre de las Américas por considerar que “no respetan” la democracia. El miércoles, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que aún no se han enviado las invitaciones porque “no hay una decisión final”.

Según la canciller chilena, quien fue relatora de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para Nicaragua, independientemente de las diferencias e incluso de las condenas que puedan existir en materia de derechos humanos, la “pospandemia, con crisis económica, es un momento también de tener un espacio de diálogo más allá de las diferencias”.

Urrejola explicó que la presencia de Chile en el foro no estará supeditada a la participación de estos países, como lo ha expresado México, y agregó que espera que no dejen de asistir muchos otros jefes de Estado si ese fuera el caso.

“La región está superfragmentada, se ha polarizado y, de alguna manera, bajo el liderazgo del presidente (de Estados Unidos) Joe Biden sería importante poder conversar más allá de las diferencias”, esgrimió.

La Cumbre de las Américas, el principal foro diplomático del continente americano, se celebrará en Los Ángeles (California) del 6 al 10 de junio y es la primera vez que es organizada por EE. UU. desde la primera edición, en 1994.

Cuba califica como agresión su exclusión

La Comisión de Relaciones Internacionales del Parlamento cubano calificó el sábado la exclusión del país de la IX Cumbre de las Américas como un “nuevo acto agresivo de Estados Unidos contra Cuba”.

“No existe una sola razón que justifique la exclusión de país alguno de nuestra América de esta cita”, subrayó la comisión parlamentaria en una declaración emitida en el primer día de la quinta sesión extraordinaria del órgano legislativo.

Cuba asistió a las dos ediciones anteriores (en Lima en 2018 y en Ciudad de Panamá en 2015), pero previamente también había sido excluida.

Al respecto, los asambleístas cubanos consideraron que esa posición “se identifica totalmente con los reclamos y presiones de los sectores de la extrema derecha anticubana y sus principales voceros en el Legislativo estadounidense”.

Criticaron además lo que consideran “fuertes presiones y amenazas” de Estados Unidos “sobre numerosos Gobiernos latinoamericanos y del Caribe, intentando silenciar sus legítimos reclamos en favor de la presencia de Cuba en la llamada cita continental”.

“Con inigualable cinismo, se incluye a Cuba en listas espurias y unilaterales como la de países que promueven el terrorismo y el tráfico de personas, entre otras”, critica la declaración.

La posible exclusión de La Habana, Caracas y Managua ha generado críticas e incluso los líderes de algunos países, como los presidentes de México y Bolivia, han advertido que si hay excluidos ellos no acudirán.

Otros países, como algunas naciones caribeñas, están estudiando también si se suman en estas condiciones a la cita en Los Ángeles.

Dictaduras buscan sabotear la Cumbre

El director del Instituto Interamericano para la Democracia, el politólogo Carlos Sánchez Berzain, opinó en un artículo publicado este domingo en Infobae que “las dictaduras de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia”, están mostrando su condición de “organización criminal trasnacional”, y México, en su rol de “gobierno paradictatorial”, están conspirando contra la Cumbre.

“La estrategia dictatorial consiste en el boicot por ausencia o asistencia, en que no invitados acusan y si los invitan sabotean desde dentro“, advirtió Sánchez Berzain en su artículo Las dictaduras de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia buscan sabotear la Cumbre de las Américas desde dentro.

El politólogo valoró que la señal de Estados Unidos respecto a los invitados a la Cumbre de las Américas “es en cumplimiento del orden jurídico internacional”. Pero el tema de fondo es que “la naturaleza de las dictaduras es complemente contraria a la naturaleza y objetivos de la Cumbre de las Américas” que reúne a los jefes de Estados del hemisferio para debatir —entre otras cosas— sobre democracia y la gobernabilidad.

“Las dictaduras del socialismo del siglo XXI o castrochavismo son la expansión de la dictadura de Cuba del siglo XX que controla hoy Venezuela, Bolivia y Nicaragua bajo su sistema de detentar el poder con ‘terrorismo de Estado’, ‘crímenes de lesa humanidad’, ‘violación de derechos humanos’ impuesta en sus ‘leyes infames’, represión y masacres, presos y exiliados políticos que prueban la ausencia de ‘Estado de derecho’, inexistencia de ‘separación e independencia de los órganos del poder público’ e institucionalización de sus ‘dictaduras electoralistas’ en las que el pueblo vota pero no elige”, escribió Sánchez Berzain.

Para el politólogo, el sistema dictatorial castrochavista “ha recuperado capacidades petroleras que le permiten asistir más a Cuba y que pretende volver a utilizar para el conocido ‘soborno petrolero’ a Gobiernos de países del Caribe”, sobornos que institucionalizaron por medio de “Petrocaribe” con Hugo Chávez y actualmente “están en plena maniobra de apoyos de Gobiernos del Caribe a las dictaduras en la IX Cumbre“, subrayó.

“Es evidente que desde fuera de la Cumbre el castrochavismo realiza un boicot que no puede ganar porque lo pone en evidencia y puede despertar a las democracias de la situación de indefensión en la que se mantienen tan inexplicable como vergonzosamente….pero es seguro que si las dictaduras llegaran a la IX Cumbre de las Américas será solo para sabotearla desde dentro”, manifestó Sánchez Berzain.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend