Política

Pocas delegaciones asistirán a la investidura de Ortega y Murillo

China estará representada por un vicepresidente de la Asamblea Nacional Popular, Cao Jianming, sancionado por el Departamento del Tesoro

La plaza de la Revolución, en Managua, está lista para la investidura presidencial de Daniel Ortega y Rosario Murillo, este lunes 10 de enero. El viejo comandante sandinista y su mujer no han escatimado esfuerzos para la celebración, pero en la víspera pocas delegaciones han confirmado su participación, por lo que el régimen decidió culpar a la pandemia del coronavirus como “responsable” por la pobre presencia internacional en el evento.

“Estamos conscientes de que el mundo vive un momento de desafíos a la salud, que pueden haber delegaciones más, delegaciones menos, en términos de que los vuelos a veces se cancelan y también se presentan casos especiales que hay que atender en las familias de las personas que vienen”, advirtió Murillo durante su monólogo al mediodía de este viernes. Luego, leyó la escuálida lista de las delegaciones que asistirán a su investidura.

En el acto, previsto a realizarse en horas de la tarde, estarán representantes de Cuba, Venezuela, Belice, Honduras, China, Irán, Bolivia, Palestina, la República Árabe Saharaui, México, Argentina, Rusia, India, Vietnam, Laos, Camboya, Corea del Norte, Angola, Siria, Turquía, Bielorrusia, Egipto, Malasia, y Yemen. Además, estará presente una delegación de la Secretaría del Alba y el exsecretario general del SICA y expresidente de Guatemala, Vinicio Cerezo.

El 12 de noviembre pasado, la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó una resolución que declaró ilegítimas las votaciones realizadas el 7 de noviembre en Nicaragua y urgió, mediante la última resolución del 8 de diciembre, la realización de nuevas elecciones en este país. Por tal motivo, la mayoría de los países del hemisferio occidental no asistirán a la investidura de Ortega y Murillo. 

Argentina fue uno de los 25 países que el 12 de noviembre pasado votó a favor de la resolución de la OEA. El régimen de Ortega —inclusive— calificó al Gobierno de Alberto Fernández como un “instrumento del imperialismo”. Pero tras negociaciones de alto nivel, el canciller de Nicaragua Denis Moncada apoyó este viernes 7 de enero a Argentina para ocupar la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y el embajador argentino en Managua, Mateo Daniel Capitanich, confirmó al diario La Prensa que el Gobierno de su país enviará un representante a la toma de posesión de Ortega.

Xi Jinping manda a un enviado especial sancionado por Estados Unidos

Mientras tanto, China estará representada por el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, el Legislativo chino), Cao Jianming, informó la agencia oficial Xinhua. La asistencia de Cao tiene lugar por invitación del Gobierno nicaragüense, según precisó este viernes el portavoz del Ministerio chino de Exteriores Wang Wenbin.

Cao Jianming fue sancionado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos  el 7 de diciembre de 2020, junto con otros 13 vicepresidentes de la Asamblea Popular de China, señalado de  “socavar la autonomía de Hong Kong y restringir la libertad de expresión o reunión”, en el marco de las protestas que se dieron ese año en esta ciudad en demanda de libertades civiles.

Nicaragua, cada vez más aislada internacionalmente por la deriva autoritaria de Ortega, dio el pasado 9 de diciembre un paso crucial para acercarse a China al romper relaciones diplomáticas con Taiwán -cuya soberanía reclama Pekín- y reconocer el principio de “una sola China” que propugna el gigante asiático.

La decisión, que implicó el restablecimiento de nexos diplomáticos con China, dejó a Taipéi sin uno de sus cada vez más escasos aliados y rompió una relación de 31 años en la que la isla se había convertido en el principal cooperante y uno de los principales socios comerciales de la nación centroamericana.

Poco después de la ruptura con Taiwán, Nicaragua comenzó a recibir miles de vacunas contra la covid-19 como parte de una donación china de un millón de dosis. Managua y Pekín ya habían tenido relaciones diplomáticas entre 1985 y 1990, durante la primera época de Ortega como presidente. 

Con información de Efe.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend