Política

Policía impone casa por cárcel al precandidato presidencial Noel Vidaurre y al comentarista Jaime Arellano

Ambos opositores fueron interrogados esta mañana en el Ministerio Público donde los habrían amenazados con aplicarles la "Ley de Soberanía"

Dos horas después que el precandidato presidencial Noel Vidaurre y el comentarista político Jaime Arellano acudieron a un interrogatorio ante el Ministerio Público, la Policía Nacional decidió imponerles la medida de casa por cárcel argumentando que son “investigados” en el marco de la “Ley de Soberanía”, la misma que han aplicado contra otros 26 líderes opositores que se encuentran detenidos.

Según el comunicado policial, Vidaurre y Arellano supuestamente habrían realizado “actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación”, pero no brinda información específica sobre dichos actos y únicamente refiere que “ambos permanecen en sus casas de habitación, bajo custodia policial”.

Además, los señalan de “incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación”.

Amenazados en la Fiscalía

Horas antes, al salir de la Fiscalía, Vidaurre declaró que no le dijeron ninguna razón por la que lo citaban, solamente le explicaron que se debía a comentarios brindados en medios de comunicación.

“Yo no he hablado nunca de que hay que sancionar a Nicaragua ni cosa que se le parezca”, afirmó al salir de la cita.

Mientras, Arellano declaró a los medios de comunicación que fue amenazado con la aplicación de las leyes de Ciberdelitos y de “Soberanía” .

“Replicaron la ley y sacaron varios comentarios que yo había hecho y que según ellos yo estaba en el borde de ser delito y fue más que todo como un interrogatorio de los diferentes comentarios que he hecho, más que todo para tratar de intimidarlo a uno” dijo Arellano.

Agregó que el interrogatorio “es parte del mecanismo de intimidación. Me preguntaron que si había sido correcto mi comentario sobre el discurso del Presidente Ortega el 19 de julio, yo les dije que sí, que no veía apropiado que en un año electoral el presidente dijera eso y que parece que no les gustó”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend