Política

Régimen le retira las credenciales al embajador de Colombia en Nicaragua

Cancillería señala que el diplomático colombiano “insolentemente” emitió juicios de valor sobre los asuntos internos de Nicaragua

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo le retiró las credenciales al embajador de Colombia en Nicaragua, Alfredo Rangel Suárez. La medida ocurrió horas después que el Gobierno colombiano ordenara a su representante diplomático regresar al país luego de que el presidente nicaragüense acusó de “narco-Estado” a la Administración de Iván Duque.

Colombia ordenó a su embajador “presentar una nota de protesta ante la Cancillería nicaragüense”, en la que según el canciller Denis Moncada Colindres, Rangel Suárez “insolentemente emite juicios de valor sobre los asuntos internos de Nicaragua y ofende impúdicamente al Estado nicaragüense y su pueblo”.

“Estas declaraciones evidencian que su embajador no está cumpliendo con los objetivos para los cuales le fue concedida su acreditación en Nicaragua, por lo que estamos procediendo a retirarle las credenciales”, informó Moncada en una carta a su homóloga colombiana, Marta Lucía Ramírez de Rincón.

Palabras de Ortega y Colombia

El lunes pasado, durante el acto de conmemoración del aniversario 88 de la muerte del general Augusto César Sandino, el presidente nicaragüense comentó que “es algo realmente impresionante la forma en que se asesina a los hermanos colombianos”, en referencia a los crímenes contra los líderes sociales.

Igualmente aseguró que “Colombia es un narco-Estado” y criticó también a Estados Unidos, a donde, señaló, “la droga penetra por los puertos, penetra a través de la aviación, penetra también a través de los pasos fronterizos”.

La Cancillería colombiana respondió que el Gobierno de Duque rechaza “estas declaraciones que infructuosamente buscan distraer la atención de la comunidad internacional sobre la crítica situación de derechos humanos y las múltiples violaciones que sufren los ciudadanos nicaragüenses, los partidos políticos y los opositores al régimen de Ortega, de las cuales es testigo el mundo entero”.

“La comunidad internacional bien conoce que quienes se han opuesto de manera abierta al régimen durante el último año han terminado en la cárcel por el solo hecho de querer presentarse como una opción legítima y democrática”, añadió la Cancillería, en un comunicado publicado en Twitter.

“El poder en Nicaragua —prosiguió— está en manos de un régimen que no cuenta con legitimidad ni reconocimiento de la comunidad internacional, precisamente, por las múltiples violaciones a los derechos y a la libre determinación política del pueblo nicaragüense”.

Relación bilateral tensa

Nicaragua y Colombia mantienen unas relaciones diplomáticas tensas. El pasado 28 de julio, el Gobierno colombiano llamó a consultas a Rangel Suárez, quien presentó sus cartas credenciales en diciembre de 2020.

En esa ocasión, la Cancillería colombiana expresó su rechazo a lo que considera una “sistemática persecución” contra la oposición política nicaragüense, el periodismo y el liderazgo social.

Además, el Gobierno colombiano ha rechazado el resultado de las pasadas elecciones —en las que Ortega y Murillo se agenciaron un periodo más consecutivo—, por considerarlas un “fraude anunciado”.

En el caso de Nicaragua, esta es la segunda ocasión en que Ortega destaca la situación del narcotráfico en Colombia. El pasado 16 de diciembre aseguró que la nación andina es “un narco-Estado, donde asesinan todos los días”.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Política

Share via
Send this to a friend