Reporte ciudadano

Opositor y exiliado político aparece asesinado en Honduras

Rodolfo Rojas, uno de los líderes de los tranques de la protesta en Carazo, fue encontrado muerto cerca de carretera a Danlí, en Honduras

El opositor jinotepino en el exilio, Rodolfo Rojas Cordero, de 65 años, fue encontrado sin vida cerca de la carretera que conduce a la ciudad de Danlí, municipio fronterizo de Honduras con Nicaragua, sin conocerse, hasta ahora, las causas de su fallecimiento.

Medios locales hondureños indicaron que la información preliminar hacia suponer que fue asesinado. Su cuerpo fue encontrado en los terrenos de una hacienda, “ubicada por la salida hacia la reconocida Aguas Calientes, ciudad de Danlí”, zona fronteriza entre Nicaragua y Honduras.

Familiares de Rojas Cordero que hablaron con 100% Noticias descartan que el móvil del crimen haya sido el robo porque tenía sus pertenencias, entre ellas un teléfono móvil. Junto a su cuerpo se encontró su licencia de conducir de Costa Rica y una cédula de identidad de Honduras.

Un ciudadano de Jinotepe en el exilio, que prefirió el anonimato por seguridad, indicó que la información que se conoce por algunos familiares y amigos es que “unos hombres llevaban meses convenciéndole que lo ayudarían a trasladarse a Estados Unidos donde se encuentra su hijo”.

“Al parecer al llegar a Honduras estaba planeado su asesinato por estos hombres que se creen que incluso trabajaban para el Gobierno. Él era muy odiado porque los sandinistas lo señalaban como uno de los líderes de los tranques”, explicó.

Rodolfo Rojas participó en las protestas de 2018

El también excombatiente sandinista se involucró en las protestas sociales iniciadas en abril de 2018 en Jinotepe, Carazo, donde participó en los tranques ubicados por toda la ciudad.

“Mi participación fue preparar a los muchachos para la defensa, la defensa circular de la ciudad, de cómo poner una barricada, de cómo trasladar los alambres para que no metieran las motos los paramilitares, y orientar a los muchachos en la línea de la disciplina, en el sentido de no caer en las provocaciones y no participar en los actos que los sandinistas hacen para involucrar a los azul y blanco, como el saqueo, y de guardar la imagen, que no permitieran que se involucran en los tranques delincuentes connotados del FSLN en Jinotepe”, detalló Rojas Cordero en una entrevista brindada a CONFIDENCIAL en julio de 2019.

Desde julio de 2018 se exilió en Costa Rica, pero según fuentes cercanas a la familia, se dirigía hacia Estados Unidos para reunirse con uno de sus hijos.

Este fue el segundo exilio de Rojas Cordero. En 1978, con quince años de edad, tuvo que exiliarse en México tras involucrarse en la lucha contra la dictadura somocista.

“Luché en ese tiempo con una esperanza: que se erradicaran totalmente las dictaduras en Nicaragua y apoyé para derrocar al régimen de Somoza. Con el transcurso del tiempo nos venimos dando cuenta que lo que se está consolidando era otra dictadura”, explicó en una entrevista con NIÚ en marzo de 2019.


¿Un futuro en silencio? No lo permitás

A pesar de la persecución y la censura del régimen Ortega-Murillo, continuamos nuestra labor en un contexto en el que informar a la población se paga con cárcel. Esta resistencia no sería posible sin tu respaldo. Si está entre tus posibilidades, te invitamos a apoyarnos con una membresía o una donación. Tu aporte garantizará que más nicaragüenses tengan acceso a información confiable y de calidad — sin muros de pago — en un momento crucial para el futuro del país. Gracias por unirte a este esfuerzo colectivo en defensa de la libertad de prensa.

Más en Reporte ciudadano

Share via
Send this to a friend